Chilebio Noticias

Vacuna contra COVID-19 obtenida en tabaco transgénico inicia ensayo clínico Fase I a mediados de julio

vacuna covid19 tabaco transgénico

Medicago, la empresa canadiense que desarrolla una vacuna contra COVID-19 obteniendo los antígenos recombinantes en tabaco transgénico, acaba de firmar una colaboración con la farmaceútica GlaxoSmithKline, que agregó un adjuvante para potenciar su respuesta inmune. El ensayo clínico Fase I inicia a mediados de julio de 2020, y esperan que la vacuna este disponible en la primera mitad del próximo año.

WRAL TechWire / 8 de julio, 2020.- Un pariente silvestre del tabaco está en el corazón de una nueva vacuna contra COVID-19 en desarrollo por Medicago, quien acaba de anunciar una colaboración con GlaxoSmithKline (GSK).

Las dos compañías biofarmacéuticas están trabajando juntas para crear una terapia contra COVID-19 que combine las partículas similares a virus de coronavirus recombinante (CoVLP) de origen vegetal de Medicago, junto al sistema adyuvante pandémico de GSK.

Las CoVLP se cultivan y obtienen en Nicotiana benthamiana, una planta pariente del tabaco. Las partículas cultivadas por Medicago imitan la estructura del virus responsable de COVID-19, lo que les permite ser reconocidas por el sistema inmune.

[Recomendado: Vacuna contra COVID-19 cultivada en plantas transgénicas muestra resultados positivos en ratones]

El adyuvante de GSK crea una respuesta inmune más fuerte. Como resultado, la vacuna podría necesitar menos del antígeno CoVLP para producir los anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad. Eso permitiría a las compañías producir más dosis de la vacuna COVID-19 para proteger a más personas.

“Este acuerdo allana el camino para una opción de vacuna innovadora que combina una tecnología de antígenos basados en plantas escalables con un adyuvante que tiene la capacidad de ahorrar dosis para la pandemia”, dijo Thomas Breuer, M.D., director médico de GSK Vaccines. “Esta tecnología también es prometedora más allá de COVID-19 y tiene el potencial de ayudar a prevenir otras enfermedades infecciosas”.

Bruce Clark, Ph.D., presidente y CEO de Medicago, agregó que la colaboración “nos da acceso a un adyuvante comprobado que podría mejorar la efectividad de nuestra vacuna candidata, y también a una profunda experiencia científica para apoyar nuestro esfuerzo de desarrollo”.

[Recomendado: Vacuna para COVID-19 obtenida en tabaco transgénico por empresa tabacalera logra éxito en laboratorio]

La tecnología de vacunas basada en plantas tiene sus ventajas

Medicago tiene su sede en la ciudad de Quebec, Canadá, y tiene una planta de biofabricación en Durham. La compañía es líder en tecnología que utiliza partículas similares a virus (VLPs) que crecen y se extraen de las hojas de plantas genéticamente modificadas para desarrollar vacunas basadas en proteínas. Las vacunas tradicionales dependen de productos animales o virus vivos.

Las VLPs tienen varias ventajas sobre otros tipos de vacunas:

  • Están hechos para imitar al virus, lo que permite que el sistema inmunitario del cuerpo los reconozca y cree una respuesta inmune. Pero carecen del material genético central de un virus, por lo que no son infecciosos y no pueden replicarse.
  • La tecnología de Medicago solo requiere la secuencia genética de una cepa viral, no el virus vivo. Por lo tanto, la compañía puede poner rápidamente en marcha una terapia para atacar una infección pandémica como COVID-19.
  • La producción de vacunas puede incrementarse simplemente aumentando el número de plantas que se cultivan, para satisfacer la demanda.
  • Los datos de los ensayos clínicos sugieren que las VLPs pueden activar simultáneamente las respuestas de anticuerpos y células.

[Recomendado: Italia e Israel cultivan microalgas transgénicas para desarrollar una vacuna comestible contra COVID19]

Los ensayos clínicos comienzan este mes: nueva vacuna objetivo para 2021

Medicago y GSK planean comenzar un ensayo clínico de Fase 1 a mediados de julio. Evaluarán la seguridad y la calidad de la respuesta inmune mediante el uso de tres niveles diferentes de dosificación del antígeno, combinado con el adyuvante pandémico de GSK y con un adyuvante de otra compañía. La vacuna se administrará en un esquema de primera y segunda dosis.

[Recomendado: ¿Un tomate como vacuna comestible que inmuniza contra COVID19? Biotecnólogos mexicanos trabajan en hacerlo realidad]

Las compañías dijeron que esperan que la terapia esté disponible en la primera mitad del próximo año y que puedan producir cerca de 100 millones de dosis para fines de 2021. Una instalación de fabricación a gran escala en construcción en la ciudad de Quebec podría aumentar esa cantidad a mil millones de dosis anuales para fines de 2023.

[Recomendado: Lechuga transgénica con fármaco para enfermedad pulmonar podría ayudar a pacientes con COVID-19]

Medicago y GSK dijeron que también considerarán desarrollar un candidato a la vacuna COVID-19 pospandémica, si es necesario, junto con vacunas para otras enfermedades infecciosas.

Compartir
Artículos relacionados
El arroz dorado, un cultivo transgénico en vías de comercialización
Volver al futuro: nuevo estudio podría conducir a cosechas abundantes
Ministros de Sudamérica llaman a agilizar aprobación de transgénicos en la región y en países importadores

Comments are closed.