Chilebio Noticias

Kenia se suma a Nigeria como segundo país africano en regular la edición genética en agricultura

Agricultora en Kenia. Credit: ©2016CIAT/GeorginaSmith

Las pautas de regulación en Kenia surgen a medida que el país avanza en una serie de proyectos de investigación de edición de genes aplicada en cultivos como maíz, plátano y sorgo, además de cerdos y ganado bovino.

Cornell Alliance for Science / 16 de marzo, 2022.- Kenia ha publicado pautas basadas en la ciencia para facilitar el desarrollo de investigaciones y productos editados genéticamente, que se revisarán caso por caso.

“La tecnología de edición del genoma ha sido identificada como una nueva opción potencial para aumentar las intervenciones existentes en cumplimiento de la Agenda 2063 de la Unión Africana y se espera que las aplicaciones propuestas para la tecnología de edición del genoma para la investigación básica, la conservación, la agricultura, la salud pública y otros fines probablemente continúe expandiéndose a medida que las herramientas de edición del genoma se vuelvan más refinadas”, afirma el prólogo de las pautas, que se publican en el sitio web de la Autoridad Nacional de Biotecnología (NBA).

[Recomendado: Kenia aprueba la primera yuca transgénica del mundo: es resistente a un virus que destruye casi 100% de la cosecha]

Las pautas tienen como objetivo guiar a los desarrolladores y revisores de productos a través del proceso de presentación y revisión de solicitudes para proyectos de investigación y ensayos que involucren la edición de genes y el lanzamiento comercial de productos desarrollados a través de esta tecnología.

Kenia tiene una serie de proyectos de investigación de edición de genes agrícolas en curso que involucran sorgo, maíz, plátanos, cerdos y ganado. Incluyen desarrollar resistencia en la planta de sorgo contra la maleza parásita striga, controlar la enfermedad de necrosis letal del maíz, variedades de plátano resistentes a enfermedades, tolerancia a la sequía en el maíz y desarrollar vacunas contra el virus de la peste porcina africana (ASFV) y la fiebre de la costa este (ECF) , dos enfermedades peligrosas que afectan a los cerdos y bovinos, respectivamente.

Los científicos de Kenia dieron la bienvenida a la noticia, ya que habían estado instando a los reguladores a adoptar pautas específicas para la edición de genes. Dijeron que el despliegue de productos editados genéticamente para los agricultores podría retrasarse si los productos editados genéticamente se regulan de la misma manera que los OGMs (o transgénicos).

[Recomendado: Kenia avanza en siembra de maíz y algodón transgénico para aumentar rendimientos y reducir uso de pesticidas]

Una característica importante de las directrices es una disposición para la consulta temprana para determinar el camino regulatorio a seguir dependiendo de uno de los tres posibles resultados de los procedimientos de edición del genoma. La Autoridad Nacional de Biotecnología (NBA) del país afirma:

“Estas pautas brindan claridad sobre qué organismos con genoma editado y/o productos derivados deben ser regulados bajo la Ley de Bioseguridad y qué productos estarían exentos y administrados como variedades o razas convencionales”, afirma el documento. “Las pautas se aplican a plantas, animales y microorganismos editados con genoma. La determinación de organismos y/o productos con genoma editado para una posible regulación se llevará a cabo caso por caso”.

Kenia, que recientemente aprobó su primer cultivo genéticamente modificado (OGM o transgénico), ahora se une a Nigeria como los dos únicos países del continente que han desarrollado pautas regulatorias específicas para el proceso de edición del genoma.

[Recomendado: Kenia inicia cultivo comercial de algodón transgénico con 1.000 agricultores]

“Un número creciente de países han desarrollado o están desarrollando políticas/orientaciones regulatorias sobre qué productos de edición del genoma pueden estar exentos de los marcos regulatorios de OGM existentes, considerando que la edición del genoma puede generar una variedad de resultados: desde resultados comparables a los logrados por métodos de mejoramiento convencional o encontrados en la naturaleza, con resultados comparables a la transgénesis”, afirman las directrices.

“Las técnicas de edición del genoma pueden alterar el genoma de los organismos dando como resultado un OGM u organismos que no se distinguen de los desarrollados a partir del mejoramiento convencional o la selección natural. Aquellas técnicas que den como resultado un OGM estarían sujetas a lo dispuesto en el Protocolo y la Ley de Bioseguridad”.

Compartir
Artículos relacionados
Mediante edición genética «nockean» problemático virus de cultivos agrícolas
Investigadores chilenos descifran el genoma del maqui
Arroz transgénico con moléculas contra la hipertensión muestra éxito en ratas

Comments are closed.