Chilebio Noticias

Estudio revela cómo los activistas anti-transgénicos ganan dinero con fake news y desinformación

anti transgénicos

Los activistas anti-transgénicos suelen etiquetar a los científicos y partidarios de la biotecnología como “pagados por Monsanto”. Sin embargo, un nuevo estudio sugiere que aquellos que difunden desinformación sobre los cultivos transgénicos son los que realmente están motivados por el dinero.

American Council of Science and Health / 3 de diciembre, 2019.- El movimiento anti-transgénicos es extraño en muchos sentidos. El tema esencialmente no genera controversia en la comunidad científica, ya que el 92% de los científicos biomédicos con doctorado están de acuerdo en que los OGMs, o transgénicos, son seguros para comer [y más de 250 entidades técnicas y científicas apoyan la misma conclusión].

Sin embargo, los OGMs se han convertido en una obsesión perversa entre los activistas de la alimentación y el medio ambiente, algunos de los cuales han llegado a acusar a los científicos y biotecnológicos de cometer “crímenes contra la naturaleza y la humanidad“. ¿Por qué? ¿Qué hay detrás?

[Recomendado: Campaña anti-transgénicos ha basado su éxito en imágenes sensacionalistas y desinformativas]

Un nuevo estudio publicado por la Dra. Cami Ryan y sus colegas en el European Management Journal examinó este tema. Llegaron a la conclusión de que muchos de nosotros ya habíamos sospechado: todo se trata de los billetes.

La monetización de la desinformación: el caso de los transgénicos

Los autores comienzan explicando la economía de la atención. Como casi todo lo demás, desde el dinero hasta los granos de café, la atención humana puede considerarse en términos estrictamente económicos. La atención es un bien escaso; hay mucho de eso para todos. Empresas enteras, como las redes sociales, han desarrollado un modelo de ingresos que se basa en capturar la mayor atención posible. De varias maneras, esa atención puede ser monetizada.

[Recomendado: Científicos llaman a combatir las “fake news” y desinformación sobre transgénicos]

Para cuantificar la atención que recibe el tema de los OGMs, los autores utilizaron BuzzSumo, un sitio web que agrega el “engagement” del artículo en todos los principales sitios de redes sociales, como Facebook y Twitter. Los autores identificaron 94,993 artículos únicos de 2009 a 2019, y luego redujeron la lista para incluir solo aquellos dominios que publicaron al menos 48 artículos sobre OGMs (que es un promedio de uno por mes durante cuatro años). Por lo tanto, los investigadores identificaron 263 sitios web únicos.

Y ahora, los resultados deprimentes. Con mucho, los artículos más compartidos sobre los OGMs provienen de conspiraciones, pseudociencia y/o sitios web de activistas. La tabla a la derecha muestra los 25 principales sitios web en base ​a la media de artículos compartidos. De estos, solo dos, The Guardian y NPR (resaltados en verde), se consideran ampliamente medios de comunicación tradicionales. (Sin embargo, debe señalarse que The Guardian a menudo no es una fuente confiable de información sobre ciencia, tecnología y salud pública).

[Recomendado: Beneficios de los transgénicos, y no su seguridad, persuaden a activistas y opositores]

No es una coincidencia que muchos de estos mismos sitios web también venden “aceite de serpiente”. Mercola.com, por ejemplo, es un sitio web que vende de todo, desde agua con infusión de hidrógeno hasta suplementos de aceite de kril para su mascota. El sitio web publica artículos anti-OGMs y anti-vacunas, así como una gran cantidad de otras noticias falsas sobre salud, para atraer tráfico a sí mismo. Luego vende al lector medicina falsa.

[Recomendado: Consumidores aprueban alimentos transgénicos al conocer la ciencia que hay detrás]

Si se pregunta cómo Mercola.com se saldrá con la suya, así es como: (1) No es ilegal mentir, y (2) No es ilegal vender medicamentos falsos, siempre que haya un pequeño descargo de responsabilidad en algún lugar del sitio web que admita que la FDA no ha evaluado ninguna de las declaraciones de propiedades saludables. Aquí está Mercola:

Quizás el próximo proyecto de investigación de la Dra. Ryan debería ser cómo sacar a Mercola.com y sus negocios del mercado.

[Recomendado: La principal razón de la oposición a los cultivos transgénicos sería el desconocimiento]

En resumen, los resultados del estudio sugieren que un pequeño grupo de sitios de salud “alternativa” y pro-conspiración recibieron más atención total en las redes sociales que los sitios comúnmente considerados como medios de comunicación sobre el tema de los OGMs. Además, otras externalidades incluyen la continua controversia social y política que rodea el tema de los OGMs, así como el crecimiento de productos adicionales y enfoques de marketing como la verificación y etiquetado “libre de OGMs”.

Compartir
Artículos relacionados
Asociación de médicos estadounidenses informa sobre la necesidad de apostar por la biotecnología agrícola
Realizarán ensayos de campo en el Reino Unido con trigo transgénico que repele insectos
Las políticas europeas anti-transgénicos están matando a los africanos

Comments are closed.