Chilebio Noticias

Nuevo gobierno de Brasil apoya a indígenas que luchaban por sembrar transgénicos en sus reservas

Joao Ponce, jefe de la comunidad indígena Uirapuru, se encuentra en un campo de maíz cerca de la ciudad de Conquista do Oeste, Brasil, el 24 de abril de 2018. Fuente: Reuters

El nuevo gobierno de derecha en Brasil está respaldando a una tribu indígena que fue multada bajo la administración anterior por prácticas agrícolas comerciales prohibidas en tierras tribales (la cual incluía la siembra y cosecha de soya transgénica), diciendo que “son un ejemplo a seguir, ya que es abrir reservas a la agricultura”.

Tribus Paresí en el estado occidental de Mato Grosso se habían asociado con los agricultores locales para producir soya, y además, utilizando variedades genéticamente modificadss (OGMs o transgénicos), ambas prácticas que están prohibidas en tierras de reserva. La autoridad reguladora ambiental Ibama dictaminó que los Paresí y agricultores asociados debían pagar una multa sin precedentes de 129 millones de reales ($ 34.72 millones de dólares) el año pasado.

[Recomendado: Tribus brasileñas luchan por cosechar cultivos transgénicos en sus reservas]

Pero desde que el nuevo presidente de derecha Jair Bolsonaro asumió el cargo el pasado 1 de enero, los funcionarios del gobierno se han pronunciado a favor del Paresí y han permitido la agricultura mecanizada en tierras indígenas.

Nabhan Garcia, viceministro de asuntos territoriales del Ministerio de Agricultura, elogió a los Paresí y dijo que participaría en la ceremonia que marca el inicio de su cosecha la próxima semana.

“Estamos a favor de que los indígenas aprendan a cultivar”, dijo García a Reuters en una entrevista.

“Si él quiere arrendar la tierra, asociarse o plantar él mismo, es su derecho. ¿Cuál es el problema? Todo lo contrario, el día en que el indígena comience a cultivar y tenga sus propios ingresos, será mucho mejor”.

[Recomendado: 20 años de transgénicos en Brasil: Agricultores son los más beneficiados]

El miembro de la tribu Paresí, Arnaldo Zunizakae, quien ayuda a manejar las plantaciones de cultivos en su reserva, dijo que estaba complacido al escuchar que el gobierno estaba enviando representantes.

Arnaldo Zunizakae maneja la agricultura en la gran reserva de Paresí.

“Eso es genial que vengan. Con estas autoridades viendo de primera mano nuestra realidad, las cosas mejorarán”, dijo Zunizakae.

[Recomendado: Sin semillas transgénicas Bt, agricultores brasileños perderían 23 mil millones de dólares en 10 años]

“El área que cultivamos es de 18,000 hectáreas, pero solo plantamos 12,000 hectáreas esta temporada. Pero si queremos podemos plantar mucho más. La tierra es nuestra”.

García dijo que hay esfuerzos en curso en el Congreso para aprobar una ley que permita las sociedades y el alquiler de tierras, que según cree, tiene suficiente apoyo para conseguir la aprobación. No abordó el tema del uso de OGMs en las reservas nativas.

[Recomendado: Cómo la soya genéticamente modificada ayudó a modernizar una economía]

Los activistas dicen que quitar las protecciones en las tierras indígenas llevaría a la destrucción ambiental y la deforestación de la Amazonía, la selva tropical más grande del mundo.

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, Ricardo Salles, dijo el mes pasado que las agencias gubernamentales estaban sobrepasando sus límites en el caso de los Paresí y probablemente en otras partes del país.

[Recomendado: Brasileños desarrollarán tomates picantes mediante edición genética EE.UU. aprueba consumo de azúcar de caña transgénica desarrollada por Brasil]

Damares Alves, ministra de la mujer, familia y derechos humanos, que incluye la supervisión de la agencia indígena Funai, también se ha mostrado a favor de abrir las tierras indígenas a la agricultura, al igual que la ministra de Agricultura, Tereza Cristina Dias.

Compartir
Artículos relacionados
Dos cepas de bacterias aumentan la producción y la calidad de tomates y pimientos
Agricultores españoles instan a los políticos europeos a apostar firmemente por los cultivos transgénicos
Algodón
Burkina Faso: Industria del algodón cae en picada tras prohibir cultivo transgénico

Comments are closed.