Chilebio Noticias Derribando Mitos

Polémico estudio anti-transgénico nuevamente refutado, ahora por estudios europeos

Tres nuevos estudios (dos de la Unión Europea y uno de Francia) han desmentido las afirmaciones ampliamente difundidas de Gilles-Éric Séralini de que el maíz genéticamente modificado (GM) induce tumores en ratas. Anteriormente otros reportes de agencias regulatorias y sociedades científicas habían cuestionado el famoso estudio de Séralini por graves errores metodológicos, que además, fue posteriormente retractado por la revista que lo publicó.

Séralini, profesor de la Universidad de Caen, publicó sus sensacionales afirmaciones en la revista Food and Chemical Toxicology en septiembre de 2012 y los utilizó para solicitar estudios de alimentación a largo plazo con cultivos GM. Aunque la publicación fue posteriormente retractada (retirada) por la revista, los grupos anti-OGM han seguido circulando las conclusiones de Séralini en un intento por avivar los temores sobre la seguridad de los alimentos GM.

[Recomendado: ¿Producen cáncer los cultivos transgénicos? La evidencia científica dice que no]

Ahora, tres estudios, incluyendo GRACE y G-TwYST, financiados por la Unión Europea (UE) y GMO90+ en Francia, han refutado las principales conclusiones de Séralini sobre la toxicidad del maíz tolerante al herbicida glifosato. La investigación, realizada para abordar las inquietudes planteadas por el estudio Séralini y proporcionar a la UE una guía sobre la necesidad de estudios a largo plazo, identificó que no hay riesgo potencial del producto.

[Recomendado: Revista científica se retracta de haber publicado estudio que ligaba el consumo de maíz transgénico con cáncer]

“Los consumidores europeos deben estar informados de los resultados de estos estudios, [que] deberían tranquilizarlos sobre la calidad para su salud de las plantas modificadas genéticamente autorizadas para comercialización y sobre el procedimiento de evaluación europeo, que ya es el más riguroso del mundo”, señalaron los franceses. La Asociación de Biotecnología Vegetal (AFBV) declaró. “Además, estos nuevos estudios contradicen la propuesta de Séralini sobre la necesidad de llevar a cabo estudios a largo plazo”.

[Recomendado: Autoridad Europea rechaza oficialmente el estudio de Séralini sobre riesgos del consumo de maíz transgénico | Otro más: El Instituto belga de Investigación de Ciencias de la Vida rechaza la validez del estudio de Séralini]

La UE exige a los solicitantes que lleven a cabo un estudio de evaluación de alimentación de 90 días sobre alimentos/piensos modificados genéticamente (GM) antes de su comercialización. La evaluación original realizada para el maíz tolerante a herbicidas no identificó riesgos potenciales para los humanos.

“Los datos de G-TwYST (Prueba de Seguridad de Dos Años en Plantas GM, por sus siglas en inglés) de los estudios de alimentación de 90 días y de largo plazo en roedores tampoco identificaron riesgos potenciales, y por lo tanto respaldan los resultados de los análisis iniciales”, según las conclusiones del estudio y documento de recomendación, que fue presentado en una conferencia el 29 de abril de 2018 en Bratislava, Eslovaquia.

[Recomendado: Científicos analizan errores de los pocos estudios que reportan efectos adversos por consumo de transgénicos]

“Se concluyó que no hubo efectos adversos relacionados con la administración del maíz GM NK603 cultivado con o sin Roundup [formulación de glifosato]”, dijo el informe.

La investigación incluyó un estudio combinado de toxicidad crónica y carcinogenicidad, y “no se observaron efectos toxicológicamente relevantes relacionados con el maíz GM NK603 o el maíz modificado genéticamente NK603 tratado con Roundup”, según el informe.

El estudio GRACE (“Evaluación de Riesgos de OGMs y Comunicación de la Evidencia”, por sus siglas en inglés) realizó dos ensayos de alimentación de 90 días en ratas utilizando dos variedades diferentes de maíz genéticamente modificado para resistir plagas de insectos y tolerar el glifosato. “Los resultados mostraron que las dos variedades de maíz GM probadas no desencadenaron ningún efecto negativo en los animales de prueba”, según un informe sobre los hallazgos.

[Recomendado: Estudio europeo: Ratas alimentadas a base de transgénicos por un año corroboran su seguridad]

Además, los datos mostraron que el maíz transgénico no afectó las funciones inmunes probadas en los dos estudios de 90 días.

El estudio GRACE fue publicado en Archives of Toxicology.

El estudio GMO90 + también evaluó el maíz Bt, utilizando una prueba de alimentación de 180 días, y no encontró efectos negativos en los roedores.

Además de abordar las inquietudes planteadas por el estudio Séralini, la investigación tenía como objetivo proporcionar a la UE orientación sobre si es necesario llevar a cabo una prueba de dos años de alimentación con carcinogenicidad en ratas con alimentos/piensos. “La necesidad de realizar una prueba de alimentación con alimentos/piensos completos debe evaluarse cuidadosamente dada la gran cantidad de animales necesarios”, concluyó el informe G-TwYST.

[Recomendado: El caso de las ratas que desarrollan tumores por ingerir maíz transgénico y/o herbicida Roundup]

Debido a la naturaleza controvertida de la investigación, “se hicieron esfuerzos sustanciales para asegurar la participación de las partes interesadas, la transparencia y el acceso a los datos”, declaró el informe G-TwYST. “Esto incluyó el compromiso de las partes interesadas tanto en los planes del proyecto como en los resultados; hacer disponibles los borradores de los planes de investigación y los resultados preliminares de la investigación (todos los datos producidos) para el escrutinio de las partes interesadas; un procedimiento para debatir, considerar sistemáticamente y responder a todos los comentarios de las partes interesadas, así como hacer un seguimiento de cómo se consideraron los comentarios en el proyecto; documentación detallada y transparencia de todos los pasos; publicaciones de acceso abierto y un repositorio de acceso abierto para datos brutos que estarán disponibles luego de la publicación académica de los resultados. El enfoque recibió grandes elogios por parte de la mayoría de los participantes interesados​”.

[Recomendado: ¿Hay estudios de seguridad a largo plazo sobre consumo de alimentos transgénicos?Un estudio de largo plazo descarta que el popular herbicida glifosato cause cáncer]

El informe señaló además: “Estos desafíos y los considerables recursos y esfuerzos necesarios no sugieren que este enfoque se use de forma rutinaria. Sin embargo, en caso de problemas científico-técnicos altamente controvertidos y puntos de vista polarizados, el enfoque sigue siendo una opción interesante para mejorar la calidad y la solidez social de la investigación “.

Los resultados de los experimentos ahora están publicados en envision.com.

Compartir
Artículos relacionados
Estudio chino demuestra la seguridad del consumo de arroz transgénico desarrollado en ese país
Un alga genéticamente modificada puede salvar a los arrecifes ante el calentamiento del océano
Genética de frutas chilenas sale a conquistar el mercado global

Comments are closed.