Chilebio Noticias

Agricultor conservacionista italiano: Europa debería ‘volver a la ciencia’ y autorizar los transgénicos

El agricultor conservacionista italiano, Marco Aurelio Pasti, defiende los cultivos transgénicos, especialmente el maíz Bt (resistente a plagas), como una forma de mitigar los impactos nocivos de la peor sequía de Europa en 500 años.

No Till Farmer / 19 de diciembre, 2022.- Marco Aurelio Pasti cultiva bajo el sistema de cero labranza unas 526 hectáreas de maíz, soja, trigo, cebada, remolacha azucarera, uvas para vino y nueces. Es el ex presidente de la asociación italiana de productores de maíz y tiene una amplia experiencia en labranza de conservación.

En un editorial que escribió para Global Farmer Network, Aurelio Pasti detalla las dificultades del verano de 2022 para los agricultores. La vía fluvial más larga de Italia, el río Po, se secó, y su granja cerca de Venecia estaba con temperaturas muy calientes y no llovió desde finales de abril hasta mediados de agosto.

La sequía afectó gravemente a su maíz y soja, que son de regadío. Utiliza un sistema de canales y zanjas para regar su tierra muy plana con agua de una capa freática poco profunda, pero este método de riego solo funciona bien si los agricultores obtienen al menos 1 pulgada de lluvia. Sin lluvia, el consumo de agua aumentó, los suelos se endurecieron y las plantas jóvenes no pudieron establecer raíces profundas ni absorber nitrógeno abonado.

[Recomendado: Conoce al agricultor italiano que libra una batalla solitaria contra la oposición europea a los transgénicos]

Los problemas se agravaron cuando el hongo Aspergillus flavus infectó el maíz de Aurelio Pasti. Él dice que las condiciones en el verano de 2022 fueron perfectas para un brote porque el hongo se arraiga cuando los cultivos sufren estrés por el calor y sequía. Además, el maíz dañado por el barrenador europeo del maíz es más propenso a las enfermedades fúngicas, y Aurelio Pasti notó que las larvas del barrenador del maíz habían abierto caminos para que el hongo se arraigara en sus propios campos.

“Debido a estos desafíos, este año de cosecha iba a ser difícil, pase lo que pase”, escribe Aurelio Pasti en su editorial. «Sin embargo, se hizo más difícil porque los gobiernos han impedido que agricultores como yo disfruten del acceso a tecnologías básicas que habrían reducido los efectos más dañinos de la sequía«.

Marco Aurelio Pasti

Marco Aurelio Pasti, junto a un operario revisando el suelo en su campo de Eraclea (Venecia) bajo siembra directa, con el rastrojo de la temporada anterior a la vista. Esta práctica reduce la erosión del suelo y mejora la retención de carbono y humedad (mejorando la capacidad de enfrentar sequías). Imagen: Life HelpSoil

Aurelio Pasti dice que los reguladores prohibieron a los agricultores plantar maíz Bt, que resiste el barrenador europeo del maíz, en Italia porque es maíz transgénico. Mientras tanto, los agricultores de las cercanías de España, Portugal y otros países del mundo lo han estado utilizando con éxito durante más de una generación. Aurelio Pasti dice que su maíz no tenía defensa contra una plaga que puede reducir los campos en una primera cosecha de maíz hasta en un 30% y hasta en un 60% en la segunda cosecha de maíz.

«La mejor solución hoy en día, el maíz transgénico que repele las plagas de forma natural, es una técnica segura y comprobada. Además, el maíz Bt tiene el poder de reducir el riesgo de que el maíz esté contaminado con aflatoxinas y otros productos de enfermedades fúngicas. Esto significa que, a pesar de sus representaciones ocasionales como experimentos radicales, los transgénicos son, de hecho, clave para la seguridad alimentaria.» afirma Aurelio Pasti.

«Los insecticidas pueden ayudar a limitar el daño, pero el éxito con ellos requiere una excelente sincronización, tractores especiales de gran altura y costos adicionales», dice Aurelio Pasti. «Y en julio, las temperaturas son altas y el metabolismo de las plantas y los insectos es tan rápido que unos pocos días de retraso pueden marcar una diferencia significativa en la eficacia del proceso de protección de cultivos que se intenta».

[Recomendado: Los eurodiputados italianos apoyan los cultivos genéticamente modificados en respuesta a la sequía y crisis climática]

Él ve la mejor solución disponible hoy en día como el maíz Bt que naturalmente repele las plagas y reduce el riesgo de enfermedades fúngicas. Los transgénicos son clave para la seguridad alimentaria mundial y también buenos para el medio ambiente, ya que reducen la necesidad de insecticidas y permiten a los agricultores cultivar más con menos tierra, insumos y agua.

«Entonces, cuando llegó la peor sequía de Europa en medio milenio, podríamos haber aprovechado importantes innovaciones para limitar los daños, pero no pudimos porque en Europa la ideología prevaleció sobre la ciencia basada en hechos.» agrega Aurelio Pasti.

«Hoy en Italia y en la mayor parte de Europa, no podemos aprovechar los OGMs nuevos y antiguos y una lista creciente de productos para la protección de cultivos porque los legisladores prestaron más atención al alarmismo de activistas ideológicos que al consejo de los científicos«, afirma Aurelio Pasti. «Debemos volver a la ciencia y explicarle a la gente que frente al desafío de nutrir a 8 mil millones de personas en un clima cambiante, debemos tomar decisiones basadas en hechos«.

Compartir
Artículos relacionados
Biólogo identifica nueva vía para luchar contra enfermedades de plantas
Científicos desarrollan arroz biotecnológico con los beneficios saludables del vino
10 instituciones científicas alemanas a favor de la edición genética: piden re-evaluar legislación europea

Comments are closed.