Chilebio Noticias

Hugo Campos: Un domador de los genes de la papa

Columna de opinión en Nature publicada por Hugo Campos (Ph.D), Director de Investigación del Centro Internacional de la Papa (CIP), quien desarrolla variedades de cultivos resistentes y de alto rendimiento para combatir la inseguridad alimentaria.

Nature / 8 de agosto, 2022.- Todos los cultivos se han modificado a través de alguna forma de mejora, ya sea para mejorar el rendimiento, el sabor, la resiliencia u otro factor. Mi pasión es seguir acelerando el desarrollo de variedades de cultivos más resistentes al cambio climático y las plagas. Esto hará que el suministro de alimentos sea más seguro y también mejorará la calidad de vida de los pequeños agricultores en África y Asia, cuyos medios de vida pueden verse devastados por la mala cosecha.

El objetivo del mejoramiento de cultivos no es solo desarrollar nuevas variedades, sino también producir progenitores genéticamente superiores con una gama de características deseables que serán útiles en las generaciones futuras. Los rasgos complejos, como el rendimiento o la resiliencia climática, a menudo están regulados por muchos genes. Para acelerar el mejoramiento de cultivos para esos rasgos, usamos datos genómicos para seleccionar las mejores combinaciones parentales y luego cámaras y herramientas digitales para identificar la mejor progenie.

[Recomendado: Revolución del mejoramiento genético para adaptar la papa a los desafíos climáticosDecodifican el genoma de la papa: facilitará la obtención de variedades más resistentes y nutritivas]

En esta foto, estoy en un invernadero en Perú propiedad de mi empleador, el Centro Internacional de la Papa (CIP), inspeccionando posibles líneas parentales de camote (Ipomoea batatas) para la polinización cruzada. El CIP es uno de los 13 bancos de genes e instalaciones de investigación de todo el mundo, conocidos colectivamente como One CGIAR, que protegen y utilizan la diversidad genética de cultivos. Trabajo en el CIP desde 2016; antes de eso, trabajé en la industria, donde desarrollé cultivos como híbridos de maíz tolerantes a la sequía.

Debido a que las papas no tienen semillas que puedan conservarse durante décadas, debemos reproducirlas cultivando pequeñas partes de los órganos de la planta, como una raíz, un tubérculo o parte de un tallo, en cultivo de tejidos. Casi el 85 % de las poblaciones únicas de papa almacenadas en el CIP también se crioconservan en nitrógeno líquido para mantener una copia de seguridad a largo plazo.

No puedo pensar en una misión más noble que trabajar en la seguridad alimentaria. Espero que más científicos jóvenes, especialmente mujeres, centren su talento en el mejoramiento de cultivos para el futuro.

Compartir
Artículos relacionados
Proteína clave de las plantas podría ayudar a producir medicamentos y otros productos
China aprobará comercialmente nuevas variedades de soya y maíz transgénico
Desarrollan tomates transgénicos que producen un medicamento para el Parkinson

Comments are closed.