Chilebio Noticias

Conoce la cebada genéticamente modificada que puede producir carne de laboratorio

Las semillas de cebada genéticamente modificada de una empresa islandesa se utilizan en un proceso que crea carne cultivada en laboratorio. Una proteína en las semillas, conocida como factor de crecimiento, se cosecha, muele y purifica antes de que pueda usarse. Si bien los primeros factores de crecimiento provienen de los animales, se espera que este método mediante cebada modificada sea más barato y escalable.

Interesting Engineering / 13 de octubre, 2021.- ORF Genetics en Islandia está cultivando 100.000 plantas de cebada modificada en un invernadero de 2 mil metros cuadrados para crear carne cultivada en laboratorio.

Este enfoque de vanguardia tiene el potencial de reducir los precios, eliminar la dependencia de los animales vivos en el sector de la carne cultivada en laboratorio y acelerar el proceso de ampliación, según un reportaje de la BBC. Y, teniendo en cuenta el hecho de que la carne representa casi el 60% de todos los gases de efecto invernadero de la producción de alimentos, tal desarrollo podría tener implicaciones de gran alcance en la lucha contra el cambio climático.

[Recomendado: Investigación internacional muestra el potencial de la edición genética en la cebada]

De la cebada a la carne

Pero, ¿cómo pasa la cebada desde la planta a la carne? Se trata de factores de crecimiento, que son proteínas que estimulan el crecimiento de tejidos, músculos y células de grasa.

El invernadero de ORF Genetics está equipado con un sistema hidropónico a base de piedra pómez volcánica que puede soportar la producción de hasta 130.000 plantas de cebada a la vez. Las semillas de cebada alterada genéticamente, que se cultivan utilizando métodos de cultivo hidropónico de alta tecnología, se cosechan y purifican para extraer las proteínas del factor de crecimiento, que luego se pueden usar para generar carne cultivada en laboratorio.

Estos factores de crecimiento juegan un papel importante en el mantenimiento de las células madre y, por ejemplo, la compañía lanzó un producto para el cuidado de la piel que ya los usaba en 2010, y no está ingresando al mercado de la carne cultivada en laboratorio con sus factores de crecimiento libres de riesgo biológico llamado MESOkine.

Inverdadero hidropónico de ORF Genetics

MESOkine es un extracto de semilla de la cebada, que contiene el factor de crecimiento recombinante purificado junto con proteínas de semilla de cebada seleccionadas que se promociona como una «tecnología de producción novedosa, rentable y muy escalable» en comparación con las fuentes de factores de crecimiento convencionales.

Es cierto que el costo de crear carnes a base de células ha disminuido con el tiempo. Por ejemplo, una empresa de biotecnología china dio a conocer recientemente su carne de cerdo cultivada en laboratorio, con el objetivo de lograr la paridad de costos con la carne de cerdo obtenida tradicionalmente para 2025. Aún así, los factores de crecimiento siguen siendo un ingrediente costoso que se interpone en el camino de la fabricación y comercialización generalizada, y MESOkine quizás podría cambiar eso.

[Recomendado: Agricultura molecular: empresa «cosecha» proteínas de carne, leche y huevo en plantas modificadas]

«Estamos seguros de que ORF Genetics tiene la plataforma de producción perfecta para reducir drásticamente el costo de los factores de crecimiento en la producción de carne de cultivo celular y para proporcionar la cantidad de factores de crecimiento necesarios», dijo Liv Bergþorsdottir, directora ejecutiva de ORF Genetics.

Compartir
Artículos relacionados
Suecos desarrollan papa editada genéticamente más sustantable para producción de almidón
Argentina reporta un beneficio bruto acumulado de 70.000 millones de dólares por el uso de cultivos transgénicos
Con modificación genética controlan fuertes plagas del trigo, la soya y la papa

Comments are closed.