Chilebio Noticias

Vacuna contra COVID-19 obtenida desde plantas transgénicas avanza a ensayo clínico final

La empresa canadiense Medicago ha comenzado un estudio clínica en Fase III con su vacuna candidata para COVID-19, la cual fue obtenida desde plantas biotecnológicas y combinada con un adyuvante pandémico de GlaxoSmithKline (GSK).

Clinical Trials Arena / 17 de marzo, 2021.- La medida se produce un mes después de que la vacuna candidata, en combinación con un adyuvante pandémico, obtuviera la designación de vía rápida por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

La vacuna candidata de Medicago utiliza una tecnología llamada «partículas similares a virus» (VLP) para imitar la estructura de una proteína de la superficie del coronavirus.

[Recomendado: Vacuna contra COVID-19 cosechada en plantas transgénicas, avanza a Fase II Y III]

En el ensayo de fase III, la vacuna, compuesta de glicoproteína pico (S) recombinante (cosechada desde plantas modificadas que producen esta proteína), se coadministrará con el adyuvante pandémico de GSK a los participantes en un régimen de dos dosis con 21 días de diferencia.

El estudio controlado con placebo, aleatorizado, con cegamiento del observador, impulsado por eventos, evaluará la eficacia y seguridad de la formulación con adyuvante en comparación con el placebo.

Medicago busca inscribir hasta 30.000 sujetos voluntarios, inicialmente enfocados en adultos sanos y seguidos por adultos mayores (mayores de 65 años) y aquellos con comorbilidades.

La empresa ya ha recibido la aprobación de las autoridades reguladoras canadienses y estadounidenses para comenzar el proceso de inscripción.

Por separado, Medicago inició un estudio de viabilidad de una vacuna candidata para abordar las variantes emergentes de Covid-19.

[Recomendado: Vacuna para COVID-19 obtenida en tabaco transgénico por empresa tabacalera ingresa a ensayo clínico]

El presidente y director ejecutivo de Medicago, Takashi Nagao, dijo: “Nos complace dar el paso significativo de iniciar el ensayo clínico de fase III en sitios de todo el mundo».

«Esto nos acerca un paso más a la entrega de una nueva e importante vacuna para Covid-19 y contribuimos a la lucha mundial contra la pandemia junto con nuestro socio GSK».

El director médico de GSK Vaccines, Thomas Breuer, afirmó que “este avance a las pruebas clínicas en etapa avanzada refuerza aún más nuestra confianza en el potencial de la vacuna candidata con adyuvantes para marcar la diferencia en la lucha continua contra Covid-19. Esperamos poder compartir los resultados a finales de este año».

La parte de la Fase II del ensayo está a punto de completarse y se espera que los resultados se publiquen el próximo mes.

[Recomendado: Esfuerzos de tratamiento para COVID-19 utilizando plantas e ingeniería genética]


Las vacunas basadas en VLPs tienen varias ventajas sobre otros tipos de vacunas:

  • Están hechos para imitar al virus, lo que permite que el sistema inmunitario del cuerpo los reconozca y cree una respuesta inmune. Pero carecen del material genético central de un virus, por lo que no son infecciosos y no pueden replicarse.
  • La tecnología de Medicago solo requiere la secuencia genética de una cepa viral, no el virus vivo. Por lo tanto, la compañía puede poner rápidamente en marcha una terapia para atacar una infección pandémica como COVID-19.
  • La producción de vacunas puede incrementarse simplemente aumentando el número de plantas de tabaco modificadas que se cultivan, para satisfacer la demanda.
  • Los datos de los ensayos clínicos sugieren que las VLPs pueden activar simultáneamente las respuestas de anticuerpos y células.

Compartir
Artículos relacionados
Con genes de plantas carnívoras se podrían desarrollar cultivos resistentes a plagas y suelos infértiles
Gobierno de Japón impulsa el desarrollo de alimentos editados genéticamente
Como los cultivos transgénicos pueden aportar a la lucha contra la desnutrición

Comments are closed.