Chilebio Noticias

Desarrollan trigo editado genéticamente resistente a los efectos de la lluvia sobre el grano

trigo editado con CRISPR
Una variedad de trigo resistente a la lluvia desarrollada a través de la edición del genoma, (izquierda) y una variedad convencional. Imagen Universidad de Okayama/NARO

Como el trigo es nativo de las zonas áridas, es vulnerable a la humedad. Cuando llueve durante un largo período antes de la cosecha, las semillas de las plantas a menudo brotan en sus espigas, lo que resulta en harina de baja calidad.

Científicos han desarrollado una variedad de trigo resistente a la lluvia (que hace germinar los granos) utilizando tecnología de edición genética, un avance que podría conducir al desarrollo de harina de trigo de mayor calidad.

Los hallazgos fueron publicados en la revista científica estadounidense Cell Reports el pasado 31 de julio.

El equipo de investigación de la Organización Nacional de Investigación Agrícola y Alimentaria (NARO) y la Universidad de Okayama dijo que la edición genética les permitió desarrollar la variedad en aproximadamente un año.

[Recomendado: China desarrolla trigo editado genéticamente para controlar malezas de manera sustentable]

Se necesitan casi 10 años para desarrollar una variedad de trigo de este tipo utilizando la tecnología de mejoramiento convencional porque las plantas deben cruzarse durante generaciones.

El trigo utilizado para el estudio no es una especie que se vende actualmente en el mercado, pero el equipo cree que el método utilizado algún día podría tener éxito en el desarrollo de una variedad comestible resistente a los efectos de la lluvia, que hacen germinar los granos antes del período de cosecha.

“La variedad que desarrollamos tiene excelentes propiedades, por lo que la usaremos como progenitor para crear nuevas variedades a través del mejoramiento genético”, dijo un miembro del equipo.

[Recomendado: La edición genética permitirá que los celiacos puedan disfrutar del trigo y el gluten]

Como el trigo es nativo de las zonas áridas, es vulnerable a la humedad. Cuando llueve durante un largo período antes de la cosecha, las semillas de las plantas a menudo brotan en sus espigas, lo que resulta en harina de baja calidad.

Kazuhiro Sato, profesor de investigación del genoma en la Universidad de Okayama, Fumitaka Abe, investigador jefe de NARO, y otros se centraron en Qsd1, un gen que se encuentra en la cebada y está estrechamente relacionado con la germinación.

Se había confirmado que era poco probable que la cebada germinara incluso bajo condiciones apropiadas de temperatura y humedad cuando Qsd1 no funcionaba correctamente.

[Recomendado: ¿Por qué aún no hay trigo transgénico comercial en ningún país del mundo?]

Utilizando la tecnología de edición del genoma llamada CRISPR/Cas9, los investigadores crearon semillas de trigo cuyo gen Qsd1 fue manipulado genéticamente para inhibir su actividad.

El mutante editado mostró un período de latencia de semillas significativamente más largo que el de tipo silvestre, lo que puede dar como resultado una menor brotación previa a la cosecha de granos en las espigas.

Después de regar las semillas tratadas durante siete días, descubrieron que solo brotaban del 20 al 30%, mientras que casi todas las semillas de trigo convencional probadas en las mismas condiciones tuvieron brotes.

Compartir
Artículos relacionados
Un castaño americano genéticamente modificado podría salvar al árbol de su extinción
Desarrollan trigo transgénico que reduce necesidad de fertilizantes y ayuda al medio ambiente
Entendiendo la evolución del tomate para reducir el uso de pesticidas

Comments are closed.