Chilebio Noticias

Para alimentar a 10,000 millones de personas se necesitarán cultivos transgénicos

El clima está cambiando, la población está creciendo y, a menos que las prácticas de producción de alimentos evolucionen dramáticamente, se viene un futuro con inseguridad alimentaria hacia 2050.

Bloomberg / 17 de julio de 2019.- Nos guste o no, la modificación genética será una herramienta importante para alimentar a la creciente población del planeta.

Si queremos alimentar a 10 mil millones de personas en 2050, en un mundo asolado por el aumento de las temperaturas y los suministros de agua más escaso, tendremos que cambiar drásticamente la forma en que producimos alimentos. Una mayor inversión pública en tecnologías como la ingeniería genética es parte vital de ello, según un informe publicado el miércoles por el World Resources Institute (WRI).

[Recomendado: 5 soluciones biotecnológicas para el cambio climático]

Los cultivos no solo deben ser más productivos, sino que los desafíos agrícolas del cambio climático (incluidas las enfermedades, las plagas y los períodos de sequía e inundación) obligan a que también deban ser más resistentes.

“Tenemos que aumentar los rendimientos dramáticamente, a una tasa aún más alta de lo que hemos hecho históricamente”, dijo Tim Searchinger, autor principal del informe. “Se debe hacer para crecer de manera más inteligente”.

[Recomendado: Desarrollan una variedad de cereal que nunca muere, clave contra el cambio climático]

La Revolución Verde del siglo XX impulsó la producción de alimentos con muchas herramientas, algunas de las cuales ya no están disponibles para la mayoría de los agricultores de hoy en día. El uso de fertilizantes se ha agotado en gran medida, dijo Searchinger, y el agua disponible se está secando. Ahora, los investigadores necesitan encontrar nuevas formas de “cultivar de manera más inteligente”, incluso mediante el uso de la modificación genética.

[Recomendado: La científica que desarrolla «super plantas» para combatir el cambio climático]

Si bien el debate público se ha centrado en sus dos usos principales, en la soya y el maíz por su tolerancia al herbicida glifosato y en la producción de una proteína con acción de insecticida natural, Bacillus thuringiensis (Bt), en maíz y algodón, el WRI implora que sigamos buscando. “No creemos que el debate sobre estas características GM en particular deban dictar políticas sobre toda la tecnología de la ingeniería genética”, señala el informe.

En cambio, el informe señala que la modificación genética salvó a la población de papaya hawaiana de un virus mortal y dice que puede hacer lo mismo con las papas en Uganda, la soya en Brasil y los tomates en Florida.

[Recomendado: Lechuga v/s cambio climático: Edición genética para tolerar altas temperaturas]

“Todos exageran los beneficios y los costos de estas dos características de los OGM”, dijo Searchinger. “Hay tantas otras cosas que podemos hacer, es difícil imaginar por qué estaríamos en contra de eso”.

El informe también enfatiza la necesidad de un mejor fitomejoramiento (o mejoramiento genético), ya que presenta un enfoque de cuatro frentes para aumentar los rendimientos, cada uno de los cuales requerirá una mayor financiación pública. Primero, los ciclos de mejoramiento deben acelerarse, centrándose no solo en las mejoras importantes, sino también en las más pequeñas e incrementales. En segundo lugar, los mejoradores de cultivos deberían utilizar cada vez más el mejoramiento asistido por marcadores, una tecnología que les permite mapear el ADN de los cultivos y reducir el número de ciclos de reproducción. En tercer lugar, la investigación debe ir más allá de cultivos como el maíz, la soya y el trigo, y centrarse en los “cultivos huérfanos” como el sorgo, el mijo, los guisantes y la cebada, especialmente porque las regiones de África subsahariana dependen de ellos para su seguridad alimentaria. Finalmente, los investigadores deben usar la ingeniería genética, incluido CRISPR, para desarrollar una mayor capacidad de resiliencia de los cultivos.

[Recomendado: Bill Gates apoya los cultivos transgénicos para enfrentar mejor el cambio climático]

El informe de más de 500 páginas presenta un “menú para un futuro sostenible de alimentos” de 22 elementos que explora formas de reducir la demanda, aumentar la producción, restaurar bosques y humedales, aumentar el suministro de peces y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la agricultura. Los elementos de acción van desde reducir el consumo de carne hasta en un 40% en los Estados Unidos hasta mejorar el acceso de las mujeres africanas a la atención médica y la educación.

Pero la modificación genética, según los críticos, tiene serios límites y los fondos de investigación se gastarían mejor en otros lugares. El informe es “demasiado optimista” sobre el potencial de la tecnología, dijo Bill Freese, analista de políticas científicas del Center for Food Safety. Como evidencia de que sería innecesario y demasiado costoso, señala un estudio de 2014 en la revista científica Nature que encontró que el mejoramiento convencional fue más rápido que la ingeniería genética en el desarrollo de maíz resistente a la sequía y un informe de 2011 que estimó un costo de US$136 millones para realizar una modificación genética de cultivos.

“Es fácil decir que echemos al fregadero de la cocina el problema, pero la realidad es que hay que tener en cuenta los éxitos o los fracasos”, dijo. “Hay fondos del sector público muy limitados. En cierto punto, tenemos que decir: “¿Deberíamos realmente continuar con esto?”

Los defensores del enfoque integral dicen que la respuesta es sí.

Tenemos que usar todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición“, dijo Sarah Davidson Evanega, directora de Cornell Alliance for Science, que trabaja para mejorar la seguridad alimentaria mundial. “La ingeniería genética no va a ser la única herramienta, pero es una buena. No usarla es como pedirle a un fitomejorador que use un ábaco en lugar de una calculadora”.

Compartir
Artículos relacionados
Algodón
Nigeria aprueba dos variedades de algodón transgénico para aumentar la producción
Los posibles nuevos cultivos transgénicos en los próximos 5 a 10 años
Parlamento del Reino Unido solicita informar al público sobre los beneficios de los cultivos transgénicos

Comments are closed.