Chilebio Noticias

Menos desperdicio alimentario: Avanza desarrollo de lechuga resistente a la oxidación

Una variedad de lechuga romana de oxidación retardada demuestra un mayor periodo de vida útil, reduciendo el desperdicio de alimentos y, además, no estaría sujeta a regulación como un producto desarrollado a través de modificación genética (transgenia) según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA).

La empresa Intrexon anunció recientemente que está avanzando en la lechuga romana GreenVenus™, mejorada a través de genética de precisión, hacia la fase de pruebas comerciales. Los datos iniciales bajo condiciones de producción en invernaderos indican que GreenVenus ™ ha mejorado la vida útil hasta 2 semanas y un potencial para un mayor rendimiento comercial sin oxidación ni quemaduras de la punta. Además, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) ha evaluado la lechuga no parda GreenVenus ™ y se determinó que no está sujeta a la regulación para plantas alteradas o desarrolladas mediante ingeniería genética.

[Recomendado: Cultivos editados genéticamente «made in Chile»: manzanas, lechugas y cerezos]

“Estamos enfocados en desarrollar nuevos enfoques en genética de precisión para permitir una producción de alimentos más sostenible y reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos”, dijo Sekhar Boddupalli, PhD, Presidente de la División de Agro-Biotecnología de Intrexon. “Nos complace avanzar rápidamente con nuestra lechuga GreenVenus ™ con un mejor rendimiento comercial y una vida útil desde el concepto hasta los ensayos comerciales dentro de 2 años. La decisión transparente y basada en riesgo del USDA ayuda a aclarar el camino comercial para nuestra lechuga GreenVenus ™ (no transgénica) y facilita enormemente nuestros esfuerzos para expandir nuestra plataforma de genética de precisión a otros vegetales”.

[Recomendado: Lechuga v/s cambio climático: Edición genética para tolerar altas temperaturas]

“Esperamos continuar nuestro trabajo con nuestros colaboradores y socios de la cadena de valor a medida que avanzamos este emocionante producto hacia la comercialización”, agregó Thomas P. Bostick, PhD, PE, NAE, Director de Operaciones y Presidente de Intrexon Bioengineering.

[Recomendado: Los genes de tu ensalada: Científicos decodifican el genoma de la lechuga]

El valor de venta al por menor de verduras de hoja verde se estima en US$10 mil millones anuales en los Estados Unidos. Además, se estima que cada año se pierden alrededor de US$3.300 millones de lechuga debido al desperdicio, la mitad de los cuales es del tipo romana.

La lechuga que no se quema/oxida puede permitir una mayor flexibilidad en la producción, el procesamiento, el envío y el almacenamiento para ayudar a reducir el desperdicio de alimentos saludables y nutritivos. A medida que la empresa busca avanzar este producto en desarrollo hacia la comercialización, las consideraciones estándar de seguridad alimentaria y ambiental aún se aplicarán a este producto antes de la introducción.

Compartir
Artículos relacionados
Estudio europeo: Ratas alimentadas a base de transgénicos por un año corroboran su seguridad
Maíz
Estudio genético chileno busca mejores características para la producción de maíz
Autoridad Europea rechaza oficialmente el estudio de Séralini sobre riesgos del consumo de maíz transgénico

Comments are closed.