Chilebio Noticias Derribando Mitos

Los cultivos transgénicos NO se desarrollan con una jeringa

¿Sabía que el desarrollo de un cultivo transgénico no implica jeringas y que ni siquiera hay un tomate transgénico disponible comercialmente en la actualidad? Entonces, ¿por qué tantas historias sobre transgénicos que usan el meme de la jeringa en un tomate? El genetista de Bayer, Larry Gilbertson, analiza este meme y explora como realmente se crea un cultivo transgénico.

El mes pasado, un interesante artículo de Newsweek apareció en mi feed de redes sociales. El título era “Comida transgénica: los oponentes más extremistas saben menos, pero creen que saben más“. Como un hombre que ha estado desarrollando cultivos transgénicos (o “genéticamente modificados”) durante más de veinte años, eso me llamó la atención. Pero lo que realmente me llamó la atención fue la foto que acompañaba el artículo: un tomate siendo inyectado con una jeringa.

[Recomendado: La principal razón de la oposición a los cultivos transgénicos sería el desconocimiento]

Ahora, este tipo de imagen no es nada nuevo. El meme de la jeringa en un tomate ha existido durante décadas, pero realmente me molesta porque refuerza una imagen de los OGMs (organismos genéticamente modificados) que está mal. Tal vez pueda ayudar a aclarar las cosas.

El proceso por el cual hacemos o desarrollamos plantas transgénicas, también conocidas como plantas GM, se llama transformación de plantas. Sucede todos los días en mi laboratorio y en otros en la división de ciencias de cultivos de Bayer. Lo he visto de muchas maneras, en muchos cultivos, en cada paso del camino, de principio a fin.

¿Sabes lo que nunca he visto durante este proceso? Una jeringa con una aguja. Ni una sola vez. Sin embargo, si realiza una búsqueda en la imagen de Google de “OGM”, veras muchas imágenes de tomates inyectados con jeringas.

Los científicos nunca han usado una jeringa con una aguja para hacer un cultivo GM, entonces ¿Por qué alguien crearía una imagen así? Para hacer que los transgénicos parezcan aterradores. Se ajusta a la narrativa de que los transgénicos son de alguna manera malos y se pueden usar para ayudar a vender más alimentos etiquetados como libres de transgénicos. No importa el hecho de que actualmente no hay tomates transgénicos disponibles en el mercado, lo cual significa que no puedes comprar uno incluso si lo intentaste.

[Recomendado: Campaña anti-transgénicos ha basado su éxito en imágenes sensacionalistas y desinformativas]

El meme de la jeringa funciona porque una gran cantidad de personas le tienen miedo a las agujas. La única cosa que da más miedo a la mayoría de las personas que las agujas es hablar en público, por lo que me sorprende que alguien no haya pensado en mostrar un tomate en el escenario detrás de un podio, preparándose para hablar. ¡Ay!

[Recomendado: A menor educación científica, mayor temor injustificado a transgénicos y “químicos” en la comida]

Recibimos muchos visitantes en la División de Ciencia de Cultivos de Bayer, y algunas veces me piden que demuestre el proceso de transformación de plantas (haciendo un transgénico). Me encanta hacer eso, porque amo la ciencia, ¡y la ciencia es increíble! Después de hacerlo durante tanto tiempo, lo doy por sentado, pero cada vez que hablo con los visitantes me recuerda lo sorprendente que es. Soy una especie de nerd del ADN, así que me encanta hablar de todos los detalles, pero en realidad hay solo tres pasos básicos:

1.- Entregar o insertar el ADN

Insertamos el ADN con una bacteria natural del suelo llamada Agrobacterium tumefaciens, que no es diferente de lo que esta hace en la naturaleza. Entrega el ADN a las plantas. ¿Recuerdas ese camote que tenías durante las vacaciones? Tiene un fragmento de ADN de Agrobacterium que se le insertó hace unos 8,000 años.

2.- Selecciona las células

Luego nutriremos las células que han absorbido el ADN, hasta que tengamos suficientes células para el siguiente paso.

3.- Regeneración de las plantas

La regeneración se realiza con hormonas vegetales. ¿Sabías que las plantas tienen hormonas, al igual que las personas? ¡Es verdad!

1.- Inserción del nuevo gen con Agrobacterium | 2.- Selección de células/tejidos transformados | 3.- Regeneración de las plantas a partir de tejido transformado.

Estas son imágenes de cómo se ve realmente la transformación de la planta. Las células vegetales y las plantas jóvenes se cuidan cuidadosamente en placas de Petri y otros recipientes. Básicamente, se parecen exactamente a nuestras plantas no-GM (o convencionales). La única diferencia es que contienen genes específicos para uno o más características adicionales que ayudarán a que estas plantas sean más productivas y capaces de superar diversos desafíos mientras crecen, lo cual es bueno para los agricultores, para ti y para mí. Lamentablemente, nunca verás estas imágenes en memes anti-OGM porque simplemente no dan miedo.

[Recomendado: ¿Hay estudios de seguridad a largo plazo sobre consumo de alimentos transgénicos?]

Difundamos la verdad sobre los cultivos transgénicos y cómo se crean, no con una jeringa llena de quién sabe qué, sino en una placa de Petri con una bacteria natural.

Compartir
Artículos relacionados
Chile y el mundo celebran el “Día Internacional de la Fascinación por las Plantas”
Estudio revela un aumento en la aceptación de los cultivos transgénicos en China
Científicos mexicanos desarrollan maíz transgénico tolerante a la sequía y al frío

Comments are closed.