Chilebio Noticias

¿Podrán estas bacterias genéticamente modificadas evitar la resaca?

Una empresa emergente de Estados Unidos desarrolló un probiótico compuesto por bacterias genéticamente modificadas que a lo largo del tracto digestivo pueden desintoxicar y eliminar el acetaldehído, uno de los subproductos tóxicos del alcohol y causante de los molestos síntomas de la resaca. 

Todos sabemos que el alcohol es malo para la salud (realmente malo), y una noche de varias copas puede dejarnos deseando que el próximo día sea el último. Los supuestos remedios para la resaca son fáciles de encontrar, pero la mayoría de ellos se basan en muchas ilusiones y muy poca ciencia.

Una nueva empresa nueva llamada ZBiotics está adoptando un enfoque científico para desintoxicar el alcohol del cuerpo a través de una receta no convencional contra la resaca, basada en bacterias vivas y genéticamente modificadas.

[Recomendado: Crean levadura biotecnológica que produce compuestos activos de la marihuana]

Cuando el alcohol se descompone en nuestro cuerpo, se convierte en un compuesto llamado acetaldehído y luego en acetato, que es básicamente vinagre. Esto sucede en el intestino y en el hígado. Desafortunadamente, nuestros intestinos no son muy buenas para lidiar con esto. El proceso tiende a detenerse a la mitad, lo que lleva a una acumulación de acetaldehído, que es mucho más tóxico que el alcohol en sí.

ZBiotics diseñó una bacteria con una enzima que descompone el acetaldehído en acetato. Lo está empaquetando como un “probiótico” bebible que contiene cultivos vivos de estas bacterias que los bebedores pueden beber antes de un atracón de alcohol.

Digo “probiótico” entre comillas, porque se supone que el producto de ZBiotic no funciona de la misma manera que la mayoría de los probióticos que se comercializan. Hay una tonelada de suplementos y alimentos saludables con cultivos “vivos y activos” de bacterias o levaduras. Se supone que estos supuestos probióticos ayudan con todo, desde los movimientos intestinales hasta el mal humor. Pero, ¿realmente funcionan?

[Recomendado: La modificación genética puede reducir el alto impacto ambiental de la cerveza]

La idea detrás de los probióticos es que las bacterias que ingieres se unen a las bacterias benignas que ya existen en tu cuerpo y se convierten en una gran familia feliz. El problema es que hay muy poca evidencia de que esto suceda realmente. La mayoría de las veces, cuando ingerimos bacterias, pasan a través de nuestro tracto digestivo.

[Recomendado: Vino y cerveza con sabor a rosas y miel gracias a la edición genética]

Además, los microbiomas son diferentes de persona a persona e incluso en la misma persona a lo largo del tiempo. Ningún cóctel microbiano podría actuar como una bala de plata para cualquier problema de salud.

“La hipótesis de los probióticos está rota”, explicó Zack Abbot, fundador y CEO de ZBiotics.

Abbot imagina el microbioma intestinal como una pequeña fiesta bacteriana. Las entrañas de una persona pueden ser más como una fiesta de fraternidad salvaje, mientras que la de otra persona es de reuniones de hipsters en una cafetería. Pensar que un probiótico tendrá el mismo efecto intestino a intestino es como suponer que la misma persona podría ser “el alma de la fiesta” tanto en la fraternidad salvaje como en la cafetería.

[Recomendado: Utilizan biotecnología e ingeniería genética para mejorar la calidad del vino]

Entonces, ¿dónde deja esto a ZBiotics? A diferencia de la mayoría de los probióticos, las bacterias de ZBiotics no tienen que colonizar el intestino para hacer su labor. Simplemente flotan en el viaje por tu tracto digestivo y hacen algo específico en el camino: producir enzimas para descomponer el acetaldehído. Desafortunadamente, tampoco hay evidencia sólida de que esto suceda.

Abbot dice que las bacterias diseñadas (o modificadas genéticamente) son campeones en descomponer el acetaldehído en un tubo de ensayo, pero es sumamente cauteloso al hacer cualquier afirmación que no haya sido probada en ensayos clínicos. Esos ensayos serían demasiado caros para una pequeña empresa emergente como Abbot, por lo que, como la mayoría de los probióticos, ZBiotics se dirige a los estantes de los supermercados sin ellos. Eso significa que pronto podrás probar el primer probiótico (hecho con ingeniería genética) por ti mismo.

[Recomendado: ¿Puede esta pequeña empresa convencerte de amar los organismos y cultivos transgénicos?]

El acetaldehído es uno de los muchos factores que se cree contribuyen a los síntomas de la resaca. Pero Abbot advirtió que ZBiotics “no es una tarjeta para salir de la cárcel” que puede prometer una mañana libre de resaca. Las resacas se componen de una gran cantidad de síntomas desagradables por un conjunto de causas diferentes. Estos incluyen deshidratación, inflamación, falta de sueño y todo tipo de otros subproductos, además del acetaldehído.

Es una imposibilidad científica para una sustancia tratar todos los síntomas de una resaca. Los científicos de ZBiotics esperan que sus bacterias endulzadas se puedan combinar con estrategias como alternar bebidas alcohólicas con agua para reducir ligeramente los efectos tóxicos del alcohol. Entonces, mientras que las bacterias antagonistas del acetaldehído de ZBiotic no pueden prevenir la resaca, podrían quitar los peores efectos o al menos evitar el mal hábito de seguir bebiendo al día siguiente para evitar el sufrimiento.

[Recomendado: ¿Tequila transgénico? Mexicanos desarrollan agave que acumula más azúcar en menos tiempo]

En el futuro, afirma Abbot, Zbiotics quiere “utilizar la ingeniería genética para crear un beneficio para los consumidores”. Y no solo para los consumidores de alcohol. La decisión de comenzar con un tratamiento de resaca fue práctica. Hay muchas menos regulaciones para un producto como ese que para tratamientos médicos. Con los ingresos de su primer producto, Zbiotics planea aplicar su enfoque a una variedad de problemas de salud y nutrición. Lo que significa que, en el futuro, las bacterias modificadas genéticamente (GM) podrían constituir una parte importante del mercado farmacéutico.

Compartir
Artículos relacionados
Científicos australianos desarrollan trigo modificado genéticamente más saludable
En Sudamérica comienzan pruebas de campo con caña de azúcar transgénica tolerante a la sequía
Cómo la soya genéticamente modificada ayudó a modernizar una economía

Comments are closed.