Chilebio Noticias

Startup avanza en ensayos con arroz editado genéticamente que podría crecer en el mar

arroz que crece en el mar

La startup oceánica Alora busca reactivar «genes dormidos» mediante CRISPR, para que las plantas de arroz puedan crecer en el agua del mar. Imagen: Neolife

La startup de agricultura oceánica Alora está finalizando los ensayos de plantas de arroz editadas genéticamente que crecen en en tierra con agua salada. El siguiente paso será crecer estas plantas en el mar, con un enorme potencial de reducción de las importantes emisiones globales de metano del arroz, y la mejora de la seguridad alimentaria en las costas de países africanos y asiáticos.

ChileBio / 14 de septiembre, 2023.- Una startup canadiense, Alora, utiliza la tecnología CRISPR para producir arroz tolerante a la sal, lo cual permitirá que el cultivo crezca en el océano. Ahora está en pruebas y podría ayudar a reducir el consumo de agua y las emisiones de metano en la agricultura, dentro de las cuales el cultivo de arroz representa un 12% de las emisiones globales..

El arroz es un cultivo importante que sirve como alimento básico para más de la mitad de la población mundial. Sin embargo, es muy sensible a la salinidad del suelo, que puede verse afectada por varios factores, como la intrusión e inundaciones de agua de mar y el uso excesivo de fertilizantes.

[Recomendado: Secuencian el genoma de una especie de manglar, avance clave para crear cultivos tolerantes a salinidad]

Para ayudar a abordar este problema, investigadores de Álora utilizaron tecnología de edición de genes pendiente de patente para activar genes que proporcionarán al arroz tolerancia a la sal. El ensayo del proyecto finalizará a mediados de octubre, pero los investigadores de Álora ya están monitorizando los datos que necesitan para comprobar el rendimiento del cultivo. Si tiene éxito, el arroz editado genéticamente ayudará a promover la seguridad alimentaria y la gestión ambiental.

Según Alora, afirman que cada hectárea de su arroz cultivado en el océano, evitaría la liberación de 25,20 toneladas de CO2 y secuestraría activamente 0,38 toneladas de metano.

En una entrevista de 2022, Luke Young, cofundador de Alora, afirmó que empezarían a trabajar para trasladar este rasgo de tolerancia a agua salina en soja y maíz.

Compartir
Artículos relacionados
Los cultivos transgénicos y su aporte a la reducción en el uso de plaguicidas
Brasil aumenta su superficie sembrada con cultivos transgénicos
Con un nuevo maíz transgénico, Kenia está cerca de convertirse en líder en biotecnología en África

Comments are closed.