Chilebio Noticias

Equipo internacional secuencia el genoma de la haba para mejorar la nutrición

habas

Crédito: Universidad de Reading

Secuencian por primera vez el genoma de las habas (Vicia faba). El equipo de investigadores fue liderado por la Universidad de Reading y su trabajo pavimenta el camino para cultivar habas con un contenido nutricional óptimo y una producción sostenible.

Universidad de Reading / 6 de marzo, 2023.- El genoma de las haba (también conocidas como habichuela, alubia, faba) cuenta con más de 13.000 millones de bases, una cantidad cuatro veces mayor que el genoma humano, ha sido secuenciado por primera vez y se publica en Nature. Se trata de un logro técnico extraordinario y crucial para los esfuerzos por obtener habas con un contenido nutricional óptimo y una producción sostenible.

Un consorcio de científicos de Europa y Australia, dirigido por la Universidad de Reading (Reino Unido), la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y la Universidad de Helsinki (Finlandia), trabajó conjuntamente en este proyecto de secuenciación a gran escala.

El proyecto de descodificación completa del genoma de la haba (Vicia faba) puso a prueba su utilidad buscando genes implicados en el tamaño de las semillas. El equipo también estudió el color del hilio (la cicatriz que queda cuando una haba se desprende de la vaina) para ver si podían encontrar los genes que determinan este rasgo distintivo.

[Recomendado: Descubren gen clave para eliminar dos antinutrientes tóxicos de las habas]

El profesor Donal O’Sullivan dirigió el equipo de la Universidad de Reading. Dijo: «Una vez demostrado que podemos localizar rápidamente los genes que controlan estos rasgos visibles de la semilla, ya se está trabajando para localizar e identificar las diferencias genéticas precisas que controlan las características ocultas de la semilla que determinan su valor nutritivo».

«Queremos producir habas más ricas en aminoácidos esenciales y menos antinutrientes, como el fitato, que se une a los micronutrientes y reduce su absorción. Disponer de la secuencia del genoma acelerará considerablemente este proceso».

En la Universidad de Reading, las mejores perspectivas de mejora nutricional alimentan un proyecto para aumentar la cantidad de legumbres cultivadas en el Reino Unido que se consumen, incorporando harina de haba al siempre popular pan blanco británico.

Las habas tienen un alto contenido natural de proteínas, fibra y hierro, nutrientes que muchos británicos necesitan en mayor cantidad. Las habas crecen bien en el Reino Unido, pero se destinan sobre todo a la alimentación animal para producir carne y leche. En un momento en que las dietas basadas en plantas son una perspectiva atractiva para quienes desean cuidar el planeta y su propia salud, tendría sentido acudir directamente a la fuente de proteínas: la humilde haba.

Compartir
Artículos relacionados
Un cambio genético agrega ramas a las plantas y podría aumentar los rendimientos agrícolas
Nuevo estudio enfatiza el potencial de la ingeniería genética vegetal para combatir el «hambre oculta»
Autoridad Europea rechaza oficialmente el estudio de Séralini sobre riesgos del consumo de maíz transgénico

Comments are closed.