Chilebio Noticias

Científicos de Uganda desarrollan plátano transgénico que cubre el 100% de la dosis diaria de Vitamina A

El plátano naranja «Fei», conocido como Karat en la isla micronesia de Pohnpei, contiene 100 veces más carotenoides precursores de la vitamina A, que el banano comercial Cavendish blanco que domina el comercio de exportación. Imagen: Promusa.org

Científicos de varios centro públicos de Uganda insertaron genes de plátanos silvestres de la polinesia, altos en pro-vitamina A pero no adecuados para producción agrícola, en variedades comerciales de alto consumo en África, pero que carecen del nutriente. El plátano biotecnológico también tiene mayores niveles de hierro, dos nutrientes que presentan alta deficiencia en Uganda, generando problemas irreversibles en la visión y salud de niños y mujeres embarazadas.

Monitor / 7 de octubre, 2022.- Científicos de los Laboratorios Nacionales de Investigación Agrícola de Uganda (NARL) reportan haber desarrollado plátanos ricos en vitamina A y hierro. La investigación se está llevando a cabo en las instalaciones del Instituto Zonal de Investigación y Desarrollo Agrícola de Mbarara (MbZARDI), el Instituto Zonal de Investigación y Desarrollo Agrícola de Bulindi (BuZARDI), el NaRL, y el Instituto Zonal de Investigación y Desarrollo Agrícola de Buginyanya (BugiZARDI).

Los científicos afirman que los plátanos están dando buenos resultados, plantas que comenzaron a cultivar y mejorar en 2010 para hacer frente a la falta de nutrientes en los alimentos. Dirigiéndose a los periodistas en MbZARDI el viernes de la semana pasada [30 de septiembre], el director del centro de pruebas, Isaac Magumba, dijo que los científicos determinaron que varias comunidades rurales, especialmente en el oeste de Uganda, tienen deficiencias de vitamina A y hierro.
El Sr. Magumba dijo que las zonas más afectadas son Sheema, Mitoma, Rubirizi, Buhweju y Bushenyi, entre otras.

[Recomendado: Uganda cerca de aprobar el plátano dorado, transgénico que puede combatir la ceguera infantil]

Añadió que los científicos consideraron que era mejor incorporar la vitamina A a los alimentos que pueden cultivar las comunidades afectadas y consumirlos directamente, en lugar de animar a las mujeres embarazadas y a las madres a comprar tabletas de vitamina A y hierro. Afirmó que su investigación ha mostrado resultados prometedores, ya que la variedad de plátano transgénico tiene un contenido de vitamina A del 100%. La variedad enriquecida tiene un color más dorado que los plátanos normales. Agregó que actualmente están realizando pruebas en varios lugares.

Un 28% de los niños en edad preescolar de Uganda y un 23% de las mujeres embarazadas tienen carencias de vitamina A y hierro, según las estadísticas del Banco Mundial.

Investigación

El equipo accedió a los genes de betacaroteno de plátanos no comestibles obtenidos en Papúa Nueva Guinea, en el sudeste asiático. Se aislaron y se introdujeron mediante ingeniería genética en dos cultivares locales, Nakitembe y M9, conocido comúnmente como Kiwangazi, utilizado principalmente para la elaboración de zumos.

Inicialmente había 800 líneas en los ensayos de campo confinados del NARL. El equipo seleccionó dos líneas con rasgos similares a los de la variedad convencional, pero con propiedades mejoradas de vitamina A. El equipo comprobó el contenido de vitamina mediante métodos moleculares en el laboratorio, que confirmaron el contenido de vitamina A en las nuevas variedades de plátano.

[Recomendado: CRISPR podría ser la única esperanza de salvar al plátano de un hongo mortal]

La confirmación adicional vino de los sitios de prueba de campo porque la pulpa del plátano fortificado es de color naranja. También hay una expresión de color naranja en la profundidad de las hojas, lo que significa que el gen insertado está totalmente integrado en las plantas.

El contenido actual de vitamina A en las variedades locales de plátano es de 3 a 6 microgramos, pero las actuales variedades seleccionadas contienen 35 microgramos adecuados para la salud humana. El equipo también se ha asegurado de que la planta de plátano crezca fiel al tipo tradicional con los rasgos agrícolas iniciales intactos, aparte de la introducción del gen de la vitamina A.

«Al llevar a cabo la investigación, tenemos en cuenta la tasa de rendimiento y estamos cosechando racimos que pesan 50 kg, el desafío de las plagas y enfermedades, la estabilidad de la planta. Plantamos en enero de 2020 y seguimos cosechando cada siete meses», dijo el Sr. Magumba.

[Recomendado: Investigadores africanos desarrollan plátano editado genéticamente resistente a enfermedades]

El director del ensayo en BuZARDI, Julius Kaheru, dijo que el rendimiento en su lugar no es el mismo que en Mbarara porque la tierra es infértil. Estas variedades de plátano están listas para ser entregadas a los agricultores, pero el reto es que los científicos aún están elaborando la ley para que se incorporen los aspectos sanitarios.

Una vez que la ley esté en vigor, las variedades seleccionadas se enviarán al Comité de Liberación de Variedades del Ministerio de Agricultura para su posterior certificación.

Los agricultores se manifiestan

El Sr. Johnson Agondeze Ntairawo, residente en Bulindi Kigungu, afirma que aprecia el trabajo que realizan los científicos. Agrega que los rendimientos de su campo no son uniformes desde la primera temporada de siembra (con variedades convencionales). En una semana cosecha entre 20 y 30 racimos de plátanos en el primer año, pero en el cuarto se reduce a cinco.

Otro agricultor, el Sr. Kenneth Kagezi, dijo que quiere aventurarse en el cultivo comercial de plátanos. Instó a los investigadores a liberar pronto la nueva variedad de plátanos.

Compartir
Artículos relacionados
CRISPR podría ser la única esperanza de salvar al plátano de un hongo mortal
Secuenciamiento del genoma de 13 variedades de arroz ayudaría a desarrollar plantas más productivas y resistentes
Desarrollan maní genéticamente modificado que salvaría vidas de una toxina cancerígena

Comments are closed.