Chilebio Noticias

La sequía en Europa podría forzar la aceptación de cultivos editados genéticamente

sequía y edición genética en Europa

Imagen: FRANCESCA VOLP/GETTY IMAGES

Durante décadas, la Unión Europea ha tenido algunas de las restricciones más estrictas sobre los cultivos modificados genéticamente. Eso podría estar a punto de cambiar con la nueva generación de cultivos editados y su potencial en cultivos tolerantes a los desafíos climáticos y con mayor contenido nutricional.

WIRED / 13 de septiembre, 2022.- El verano europeo de la sequía ha sido imposible de ignorar. Los ríos se secaron, dejando al descubierto los esqueletos de barcos de guerra y edificios antiguos. Las imágenes capturadas por satélite muestran franjas de los campos normalmente verdes del continente convertidos en cuencos de polvo reseco.

Las condiciones cálidas y secas también han causado estragos en la agricultura europea. La mayoría de los campos hambrientos de agua del continente producirán rendimientos inferiores a los esperados este verano. Para algunos cultivos, la diferencia es marcada: los rendimientos de soja están un 15 por ciento por debajo de su promedio de cinco años, mientras que los rendimientos de girasol están un 12 por ciento por debajo. Con las cadenas de suministro agrícola ya estiradas debido a la guerra en Ucrania, las vulnerabilidades en el sistema alimentario de Europa parecen extremadamente expuestas.

En respuesta, algunos políticos europeos están comenzando a repensar la oposición de larga data de la Unión Europea (UE) a los cultivos genéticamente modificados (OGMs o transgénicos) y editados genéticamente. En julio, un miembro italiano del Parlamento Europeo pidió una relajación de las reglas que restringen el cultivo y la venta de variedades de cultivos creadas con nuevas técnicas de edición de genes como CRISPR dentro de la UE. “La nueva biotecnología agrícola puede proporcionar experimentación para plantas más resistentes a sequías y plagas”, dijo el eurodiputado Antonio Tajani en una reunión en el Parlamento Europeo. Otros políticos italianos se han unido a él para pedir cambios similares en las regulaciones de edición de genes. En el norte de Italia, la sequía es tan severa que los campos de arroz se están secando y los agricultores se enfrentan a cosechas mucho más bajas de lo normal.

[Recomendado: Los eurodiputados italianos apoyan los cultivos genéticamente modificados en respuesta a la sequía y crisis climática]

Si las sequías europeas llegaron para quedarse, los agricultores podrían necesitar nuevas variedades de cultivos que puedan soportar veranos largos y secos. Hasta hace poco, los científicos que querían crear cultivos más resistentes a la sequía tenían dos opciones principales: mejoramiento convencional o modificación genética (transgenia). Los cultivos genéticamente modificados (o transgénicos) se desarrollan insertando material genético de otro organismo en el ADN de una planta, generalmente un gen que hace que el cultivo sea resistente a insectos plaga o herbicidas. Las estrictas normas de la UE sobre OGM significan que solo dos de estos cultivos han sido aprobados allí, y solo uno, un maíz resistente a los insectos, se cultiva dentro de las fronteras de la UE. En los Estados Unidos, por el contrario, casi el 90 por ciento de los campos de soja y maíz son transgénicos. La edición de genes es una técnica separada y más reciente, e implica editar directamente el genoma de un organismo en lugar de insertar genes de una especie diferente. Se esperaba que evitara las regulaciones aplicadas a los transgénicos, pero en 2018 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictaminó que los cultivos editados genéticamente deberían estar sujetos a las mismas regulaciones que los transgénicos.

Ahora hay señales de que la posición de la UE podría estar a punto de cambiar. La Comisión Europea es responsable de crear una nueva legislación en la UE, y en abril de 2021 publicó un estudio que describe su deseo de relajar las regulaciones sobre cultivos editados genéticamente. “La comisión se dio cuenta de que la decisión del Tribunal Europeo de Justicia no tenía base científica. Tenía una base legal pero no científica”, dice Cathie Martin, profesora de ciencias de las plantas en el Centro John Innes en el Reino Unido. El estudio de la Comisión Europea concluyó que las normas sobre OGMs existentes en la UE no son adecuadas para regular los cultivos mejorados mediante la edición de genes. También dijo que los cultivos modificados genéticamente podrían ayudar a la UE a cumplir sus objetivos de sostenibilidad y seguridad alimentaria.

Un cambio en la política también podría tener un impacto en las emisiones agrícolas de la UE. La agricultura es responsable de alrededor del 10 por ciento de las emisiones de la UE, pero un estudio del grupo de expertos con sede en EE. UU. Breakthrough Institute descubrió que si  la UE tuviera una tasa de adopción de cultivos transgénicos como la que tiene Estados Unidos, podría generar una reducción del 7,5 por ciento de las emisiones agrícolas totales de Europa. Esto se debe principalmente al hecho de que los cultivos transgénicos tienden a tener mayores rendimientos que las variedades convencionales. La mayoría de esas reducciones de emisiones provendrían de tierras fuera de la UE que no necesitaban convertirse en agricultura, explica Emma Kovak, autora principal del estudio. “Debido a que los rendimientos de los cultivos en la UE son más altos que el promedio mundial, aumentar aún más los rendimientos de los cultivos en la UE permite que la expansión de la producción en otras partes del mundo se desacelere”, explica.

Sin embargo, hay algunas advertencias importantes. En primer lugar, incluso si la Comisión Europea se sale con la suya, las nuevas regulaciones se aplicarán solo a los cultivos editados genéticamente y no al tipo de de cultivo GM (o transgénicos tradicional) que se cultiva ampliamente en los Estados Unidos. En segundo lugar, dos de los cultivos más sembrados en la UE son el trigo y la cebada, y no hay versiones editadas genéticamente de esos cultivos que estén listas para plantarse directamente en la tierra.

En otras palabras, cualquier reducción de emisiones de un cambio en las regulaciones de edición de genes no llegaría rápidamente. Pero es posible que los cultivos más tolerantes a la sequía no estén demasiado lejos. Kovak señala que el trigo tolerante a la sequía ya ha sido aprobado en Argentina, aunque también es un cultivo transgénico. Sin embargo, si la UE y sus 450 millones de habitantes se convierten en un nuevo mercado para cultivos editados genéticamente, eso podría ser un incentivo para que las empresas agrícolas produzcan nuevas variedades de alimentos básicos europeos resistentes a la sequía.

[Recomendado: El primer trigo transgénico del mundo ya llegó al campo argentino: conoce sus beneficios ambientales y productivos]

Si los cultivos editados genéticamente se desregulan/autorizan en la UE, es probable que los primeros en llegar al mercado sean las frutas y verduras en lugar de los grandes cultivos comerciales, ya que muchos de estos ya tienen versiones GM y los fabricantes podrían no estar dispuestos a crear nuevas variedades editadas genéticamente solo para el mercado europeo. Las grandes empresas agrícolas han tendido a evitar modificar alimentos de menor valor, como frutas y verduras, debido a los altos costos asociados con el desarrollo de nuevas variedades transgénicas, pero la edición de genes es mucho más barata. En los EE. UU., un hongo editado con CRISPR fue el primer alimento editado genéticamente que se aprobó para la venta. En el Reino Unido, Martin está realizando sus primeros ensayos de campo con tomates que han sido editados genéticamente para que contengan un precursor de la vitamina D. Estos ensayos fueron posibles solo porque el país recientemente suavizó las regulaciones sobre los ensayos de campo de cultivos editados genéticamente, como parte de una ruptura posterior al Brexit con las regulaciones de la era de la UE.

La legislación para desregular los cultivos editados genéticamente en la UE puede tener un camino mucho más difícil por delante. El estudio de la Comisión Europea ha sido fuertemente rechazado por grupos como Greenpeace y Slow Food, una organización que promueve la cocina local y tradicional dentro de la UE. Si se va a aprobar un cambio en la regulación, la comisión tendrá que convencer al Consejo Europeo, y luego la legislación se someterá a votación en el Parlamento Europeo. En un bloque con tradiciones alimentarias tan fuertes, es probable que haya mucha resistencia a las nuevas reglas para los cultivos editados genéticamente.

[Recomendado: Informe de Ética de la Unión Europea recomienda incluir edición genética en la agricultura]

Pero Petra Jorasch, portavoz de Euroseeds, un grupo que representa a las empresas de semillas europeas, dice que la tecnología de edición de genes podría ayudar a preservar las variedades locales. La edición de genes podría significar que la uva Riesling podría hacerse resistente a ciertos hongos, por ejemplo, mientras conserva todas las demás cualidades de un Riesling. “Si pudiera usar esas tecnologías para mejorar la resistencia a los hongos en un vino, tendría el mismo cultivo con esta resistencia adicional y menos uso de fungicidas”, dice ella.

Kovak dice que la mejor manera de convencer a los votantes y legisladores podría ser enfatizar que aumentar el rendimiento de los cultivos en la UE facilitaría que la región tuviera más seguridad alimentaria y, por lo tanto, fuera menos vulnerable a las fluctuaciones en los precios de los alimentos. Y debido a que la edición de genes es más barata, los consumidores también pueden tener una experiencia más directa con los cultivos editados en forma de frutas y verduras mejoradas nutricionalmente, como los tomates de Martin. “Abre la puerta a más mejoras en los productos”, dice Kovak.

Compartir
Artículos relacionados
La Sociedad británica de Higiene de Alimentos y Tecnología defiende la inocuidad y seguridad de los alimentos biotecnológicos
Investigadoras
Sector público de Argentina desarrolla su primer algodón transgénico resistente a plagas
Científicos desarrollan arroz con alta estabilidad de folato para suplir su deficiencia en la población

Comments are closed.