Agricultores galeses piden cultivos editados genéticamente a su gobierno, frente a cercana aprobación en Inglaterra

El agricultor Tom Rees, a favor de usar edición genética para cultivos más resistentes y eficientes, dice que cuanto menos fertilizantes necesiten rociar las granjas, mejor. Imagen: BBC

Algunos agricultores afirman que el gobierno de Gales (en Reino Unido) debería abandonar su oposición a los cultivos editados genéticamente para favorecer la llegada de cultivos resistentes a sequía o enfermedades y ayudar a controlar la inminente crisis alimentaria. En vista de que Inglaterra estaría ad portas de aprobar una normativa para edición genética vegetal y animal en su territorio, el ministro de la Oficina de Gales, David TC Davies, afirma que los agricultores galeses se verían perjudicados si esta tecnología no estuviera disponible para ellos, pero sí en Inglaterra.

BBC / 21 de julio, 2022.- En Inglaterra se ha propuesto una legislación que permite cultivar y criar plantas y animales editados genéticamente para la alimentación.

No hay planes similares en Gales, y un agricultor de Pembrokeshire dijo que la tecnología podría ayudar a producir cultivos que puedan soportar el clima extremo.

El gobierno galés dijo que seguiría teniendo un enfoque cauteloso. Actualmente, el proceso de edición de genes está sujeto a las mismas normas y restricciones que los organismos modificados genéticamente (OGMs o transgénicos).

Sin embargo, el gobierno del Reino Unido tiene previsto cambiar esta situación con su proyecto de ley sobre tecnología genética (cultivo de precisión).

[Recomendado: Cámara de los Lores aprueba la edición genética agrícola en Inglaterra]

Un profesor de la Universidad de Aberystwyth dijo que la edición de genes no debe confundirse con la modificación genética (transgenia), y que no implica la adición de ADN. Pero los opositores afirman que la edición de genes es una modificación genética (GM) con «mejores relaciones públicas».

En lo alto de las colinas de Camrose (Pembrokeshire), la granja Dudwell de Tom Rees está llena de cultivos de trigo y papas.

En vista de la reciente sequía, cree que una tecnología como la edición de genes podría ayudar a producir cultivos que puedan resistir cambios climáticos extremos, como la sequía y las fuertes lluvias. También espera que la edición genética pueda producir cultivos resistentes a las enfermedades.

«Estamos al principio de una crisis alimentaria», dijo Rees, «y todo lo que podamos hacer para mejorar la calidad de lo que producimos, tenemos que estudiarlo».

«Para que podamos aumentar los rendimientos y mejorar la calidad, cualquier tecnología que podamos tener que dé ventaja a mi trigo frente a cualquier enfermedad tiene que ser buena. Cuanto menos fertilizante podamos rociar, mejor».

[Recomendado: Alimentos editados genéticamente llegarían a supermercados de Inglaterra en 2023, según Ministro de Medio Ambiente]

¿Qué es la edición de genes?

Según el profesor Huw Jones, del Instituto de Ciencias Biológicas, Medioambientales y Rurales de la Universidad de Aberystwyth, la edición de genes realiza los mismos cambios que se producen de forma espontánea en las plantas o que se producen a través del mejoramiento genético convencional.

Pero dijo que el proceso realizaba esos cambios de forma «más precisa, más específica y en un plazo más corto».

El profesor Jones dijo que la edición de genes no debe confundirse con la transgenia, que consiste en trasladar el ADN de un organismo a otro. «El genoma de la planta es como un manual de instrucciones en la célula: le dice a la célula lo que tiene que hacer».

«La edición de genes es como coger un lápiz bien afilado y hacer cambios precisos en la secuencia ACGT de ese genoma», dijo, añadiendo que hace «cambios sólo en el genoma del huésped sin añadir ADN».

Esta tecnología no se utiliza actualmente para la producción de alimentos debido a las normas de la UE, de las que ahora el Reino Unido puede desviarse.

El asesor político de la NFU Cymru, Huw Thomas, afirmó que Gales «debe estar abierto» a esta tecnología y argumentó que podría contribuir a que los agricultores galeses sigan siendo competitivos.

«Los acontecimientos en todo el mundo, como la guerra en Ucrania, han ejercido una gran presión sobre el suministro de alimentos y esto, por supuesto, puede tener un impacto en nuestra capacidad como consumidores para comprar alimentos».

«Esta tecnología está en el horizonte y es una oportunidad para que hagamos algo diferente a Europa».

¿Por qué alteramos el ADN de las plantas?

Liz O’Neill es directora del grupo de campaña contra los transgénicos, GM Freeze, e insiste en que «la edición genética es transgenia con mejores relaciones públicas». «Es alterar el perfil genético de un organismo en el laboratorio de manera que podría salir mal, por lo que debe ser revisado».

También hay agricultores que se oponen a la edición genética.

Gerald Miles, un agricultor orgánico en Pembrokeshire, dijo: «¿Por qué estamos alterando el ADN de las plantas? Las plantas en la naturaleza han evolucionado durante miles de millones de años, han sobrevivido y se han modificado de forma natural».

«Deberíamos aplicar el principio de precaución. Si aceleramos las cosas en la naturaleza podríamos acelerar un posible desastre». «Tenemos que mantener una regulación estricta porque una vez que se libera, es difícil revertirla», añadió.

[Recomendado: Primera siembra de un cultivo editado genéticamente bajo la nueva normativa del Reino Unido]

Un «enfoque cauteloso»

El gobierno británico dijo que su proyecto de ley «eliminará la burocracia innecesaria heredada de la UE para crear un régimen normativo más sencillo y proporcionado»,

«Las tecnologías de cultivo de precisión, como la edición de genes, tienen un gran potencial y pueden ayudarnos a reducir el uso de pesticidas, disminuir los costes para los agricultores, aumentar la producción de alimentos y adaptarse a los impactos del cambio climático«.

El gobierno galés mantiene un enfoque más cauto. Afirma que «las emergencias relacionadas con el cambio climático y la naturaleza deben centrar nuestra atención en la investigación de enfoques biológicos o agroecológicos alternativos».

«Seguiremos adoptando un enfoque cauteloso, tomando nuestras decisiones sobre la base de la ciencia probada», dijo un portavoz.

Sin embargo, el gobierno galés reconoce que «las nuevas tecnologías genéticas pueden tener un papel que desempeñar» en el futuro, y espera una «discusión completa y abierta entre los cuatro gobiernos del Reino Unido».

Pero el ministro de la Oficina de Gales, David TC Davies, argumentó que los agricultores galeses se verían perjudicados si esta tecnología no estuviera disponible para ellos, pero sí en Inglaterra.

«Lo que me preocupa un poco es que recuerdo de mis días en la asamblea de Gales, y cuando discutíamos sobre los transgénicos, había entonces una fuerte visión ideológica«.

Chilebio: