Chilebio Noticias

¿Te gustan las aceitunas amargas? ¡La genética molecular puede mejorarlas y hacerlas aún más saludables!

Científicos de China ensamblaron un genoma de alta calidad de una especie de olivo europeo e identificaron más de 200 genes de importancia para su mejoramiento genético y aumento de moléculas saludables. Los científicos también revelaron que una parte del ADN de la aceituna es similar a la de la soja y el girasol, y que son genéticamente más cercanas a la planta Olea oleaster (olivo silvestre).

Nanjing Agricultural University / 16 de junio, 2021.- Las aceitunas, conocidas por su característico sabor amargo, tienen una gran demanda debido a la popularidad del aceite que se produce a partir de estas. Los beneficios para la salud del aceite de oliva son bien conocidos, desde efectos antivirales, anticancerígenos e incluso antihipertensivos. Estos beneficios se atribuyen a la «oleuropeína», el secoiridoide más abundante que se encuentra en las aceitunas.

Un método eficaz para mejorar la calidad de los productos vegetales es utilizar métodos moleculares para manipular sus genes y mejorar su rendimiento. Sin embargo, en el caso de las aceitunas, esto sigue siendo un desafío, debido a la falta de datos genómicos suficientes.

[Recomendado: Científicos españoles decodifican el genoma del olivo]

Hasta el momento, se han secuenciado los genomas de dos variedades de aceitunas europeas. Pero para descifrar completamente la composición de la secuencia del material genético, el ensamblaje computacional de estos genomas es esencial. Esto ha sido difícil de hacer con las aceitunas, debido al elevado número de secuencias repetitivas en sus genomas y a su naturaleza compleja.

Un equipo de científicos de China, dirigido por el Dr. Guodong Rao, trató de abordar este desafío utilizando las últimas tecnologías de secuenciación para ensamblar estos genomas. El Dr. Rao explica: «En nuestro estudio, se obtuvo un genoma de oliva de alta calidad a nivel cromosómico, que mejoró en gran medida la versión anterior de los genomas». Su estudio ha sido publicado en Horticulture Research.

Para su estudio, los científicos primero recolectaron muestras de hojas de olivo europeas y extrajeron su ADN. Luego, utilizaron tecnologías de secuenciación avanzadas llamadas «secuenciación de tercera generación de Oxford Nanopore» y «Hi-C» para obtener las secuencias y realizaron siete estrategias diferentes para ensamblar el genoma final. El genoma final que obtuvieron se sometió a análisis filogenéticos y comparaciones con otras especies de plantas relacionadas.

[Recomendado: Debuta la venta online de aceite de soya editado genéticamente más saludable]

Los hallazgos del equipo llevaron a la identificación exitosa de nueve familias de genes con 202 genes involucrados en la biosíntesis de oleuropeína, que es el doble de lo que se conocía hasta ahora. Los científicos también revelaron que una parte del ADN de la aceituna es similar a la de la soja y el girasol. Descubrieron que las aceitunas son genéticamente más cercanas a la planta Olea oleaster, también conocida como olivo silvestre.

El Dr. Rao destaca las aplicaciones de este estudio, «A través del mapa del genoma de alta calidad que determinamos, es posible cultivar variedades de olivo y aceite de oliva de mayor calidad en el futuro«.

«¡Con suerte, esta investigación encontrará pronto su camino hacia el mejoramiento de las aceitunas!» agregó.

Compartir
Artículos relacionados
Descubren genes de resistencia a la roya en el girasol
Bill Gates analiza el papel de los cultivos genéticamente modificados
Nuevo estudio muestra que los cultivos transgénicos pueden sacar a los agricultores de la pobreza

Comments are closed.