Artículos de interés Chilebio Noticias

Cinco razones para ser optimistas sobre el futuro de la edición genética

CRISPR está ganando una rápida aceptación pública a través del mejoramiento genético de precisión en cultivos y ganado que beneficia directamente a los consumidores, reduce el impacto ambiental de la agricultura y apoya una mejor salud.

Cornell Alliance for Science / 8 de abril, 2021.- Aunque el año pasado generó dificultades sociales, económicas, de salud y personales que desafiaron a las personas de todo el mundo, la ciencia se lució. A medida que el público buscaba a los científicos para que les ayudaran a comprender el COVID-19 y administrar vacunas efectivas, comenzaron a ver más favorablemente una poderosa herramienta conocida como edición del genoma. Aquí encontrarás cinco razones por las que la edición del genoma, popularizada en su versión con CRISPR, está logrando la aceptación pública y enfrenta un futuro brillante.

1. Las investigadoras de CRISPR ganan el Premio Nobel

La revolucionaria tecnología de edición de genes CRISPR ha sido llamada el descubrimiento científico más importante del siglo XXI y puede que 2020 haya sido el año en que se convirtió en un nombre familiar. La película documental de CRISPR «Human Nature» no solo llegó a Netflix en un momento en que las cuarentenas significaban que todos viéramos más contenido de transmisión que nunca, sino que la poderosa herramienta de edición de genes también obtuvo el máximo sello de aprobación de la comunidad científica.

[Recomendado: Nobel de Química de 2020 para las creadoras de CRISPR, las «tijeras genéticas» para editar el genoma]

Las investigadoras Emmanuelle Charpentier y Jennifer A. Doudna recibieron el Premio Nobel de Química 2020 por su papel pionero en el desarrollo de la edición de genes CRISPR-Cas9. Trabajando juntas a principios de la década de 2010, Charpentier y Doudna descubrieron que podían cortar cualquier molécula de ADN en un sitio predeterminado específico. Desde entonces, las “tijeras genéticas”, como se le llama a CRISPR-Cas9, se han utilizado de innumerables formas creativas en los campos de la medicina, la ciencia de las plantas y el bienestar animal. Muchos creen que la tecnología allanará el camino para curar enfermedades humanas y combatir el cambio climático.

[Recomendado: CRISPR: La herramienta de edición genética que está revolucionando la medicina y agricultura]

“Hay un poder enorme en esta herramienta genética, que nos afecta a todos. No solo ha revolucionado la ciencia básica, sino que también ha dado lugar a cultivos innovadores y dará lugar a nuevos tratamientos médicos innovadores ”, dijo Claes Gustafsson, presidente del Comité Nobel de Química, cuando se anunció el premio en octubre.

Emmanuelle Charpentier (Izquierda) y Jennifer A. Doudna (Derecha).

2. Cerdos editados genéticamente aprobados para productos alimenticios y médicos

Deja a un lado el salmón GM, ahora vienen los cerdos modificados genéticamente. En diciembre, la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos aprobó el uso de cerdos modificados genéticamente tanto en alimentos como en productos médicos. Estos llamados cerdos GalSafe son solo el segundo animal GM aprobado para alimento después del salmón AquAdvantage (tanto el salmón y el cerdo mejorados por transgenia), que crece hasta alcanzar el peso de mercado en aproximadamente la mitad del tiempo que un salmón típico. En un proceso conocido como alteración genómica intencional (IGA), a los cerdos GalSafe se les ha eliminado el azúcar alfa-gal de sus células. Esto significa que las personas que normalmente sufren reacciones alérgicas al azúcar en la carne de cerdo, ternera y otras carnes podrían consumir tocino, chuletas y otros productos de cerdo de forma segura. Pero el potencial de los cerdos GalSafe va mucho más allá de la comida.

Los cerdos también pueden utilizarse para producir productos médicos humanos libres de azúcares alfa-gal, incluido el fármaco anticoagulante heparina. La FDA dijo que los tejidos y órganos de los cerdos también podrían «abordar potencialmente el problema del rechazo inmunológico en pacientes que reciben xenotrasplantes, ya que se cree que el azúcar alfa-gal es una causa de rechazo en los pacientes».

«La primera aprobación de hoy de un producto de biotecnología animal tanto para alimentos y como fuente potencial para uso biomédico representa un gran hito para la innovación científica», dijo el comisionado de la FDA, Stephen M. Hahn, en un comunicado de prensa. “Como parte de nuestra misión de salud pública, la FDA apoya firmemente el avance de productos innovadores de biotecnología animal que sean seguros para los animales, seguros para las personas y logren los resultados previstos. La acción de hoy subraya el éxito de la FDA en la modernización de nuestros procesos científicos para optimizar un enfoque basado en el riesgo que promueve innovaciones de vanguardia en las que los consumidores pueden confiar».

Los cerdos Galsafe son seguros para las personas con alergias a la carne.

3. Segunda Revolución Verde

Una nueva investigación muestra el potencial de la edición del genoma para revolucionar la agricultura y marcar el comienzo de una segunda Revolución Verde al permitir que el fitomejoramiento se realice a un ritmo sin precedentes y de una manera eficiente y rentable. Se espera que esto impulse el fitomejoramiento para ir más allá de sus límites actuales. A medida que la tecnología se expande rápidamente, se ha aplicado a los principales cereales como el arroz, el trigo y el maíz, así como a otros cultivos importantes para la seguridad alimentaria, como la papa y la yuca. Otra frontera interesante se puede encontrar en la ingeniería del microbioma, que se considera un «segundo genoma» en las plantas. Este enfoque ya ha tenido un efecto significativo en la producción agrícola, según han encontrado investigadores.

[Recomendado: La edición genética está lista para asegurar el suministro global de alimentos: ¿Lo permitirán las regulaciones?]

Se prevé que la edición del genoma ayude a los fitomejoradores a desarrollar cultivos que puedan resistir los impactos del cambio climático, reducir el impacto ambiental de la agricultura, respaldar la seguridad alimentaria mundial, ofrecer beneficios nutricionales y garantizar que la población humana y ganadera en expansión del planeta tenga suficiente para comer.

4. América Latina lidera

Investigadores de América Latina están utilizando la edición genética para producir variedades más resistentes de cultivos básicos y frutales, como arroz, porotos, camote, cacao, tomate, kiwi, levaduras y plátano. El trabajo abarca desde hacer que los cultivos sean resistentes al clima hasta mejorar la digestibilidad de los porotos y conferir resistencia a las enfermedades. Los investigadores dicen que el trabajo es importante porque los agricultores necesitan con urgencia semillas que puedan resistir los efectos del cambio climático que ya están presentes en la región latinoamericana. También es fundamental porque representa el papel que los investigadores del hemisferio sur desempeñarán cada vez más para abordar las necesidades y desafíos específicos de su región.

La Dra. Claudia Stange, científica chilena y Presidenta de la Sociedad Chilena de Biología Vegetal, utiliza CRISPR en el desarrollo de manzanas más nutritivas y portainjertos de tomate y kiwi con tolerancia a la salinidad.

[Recomendado: Latinoamérica avanza en edición genética aplicada a cultivos que benefician a agricultores y consumidores | Chile avanza en el desarrollo local de cultivos editados genéticamente para enfrentar los desafíos climáticos]

5. Foco en los consumidores

Una startup japonesa, Sanatech Seeds, ha introducido el primer tomate editado genéticamente, que ofrece altos niveles de ácido gamma-aminobutírico (GABA). Ese es un aminoácido que puede ayudar a reducir la presión arterial.

Es uno de los cultivos editados genéticamente emergentes dirigido específicamente a los consumidores, en lugar de a los agricultores o procesadores de alimentos. Igualmente importante, Japón ha determinado que no aplicará las mismas regulaciones engorrosas que rigen para los cultivos genéticamente modificados (OGM o transgénicos) con este nuevo tomate. Esto es importante porque las regulaciones de OGMs pueden agregar años y costos elevados al proceso de aprobación, ralentizando la innovación y dificultando que las empresas emergentes y las instituciones públicas compitan con las empresas multinacionales. Estados Unidos planea adoptar un enfoque similar para regular los cultivos editados genéticamente. Esas son buenas noticias para los consumidores y una empresa como Pairwise, que está utilizando la edición del genoma para desarrollar bayas sin semillas y bayas y lechugas más nutritivas. Su objetivo es digno: aumentar el consumo de frutas y verduras y hacer que estén más disponibles.

[Recomendado: Start-Up desarrolla frutas y verduras más sabrosas utilizando edición genética con CRISPRMostaza editada con hojas más nutritivas y de mejor sabor obtiene «luz verde» en EE.UU.]

Los tomates editados de Japón tienen altos niveles de un compuesto protector contra la hipertensión.

Dado que CRISPR, con sus muchas aplicaciones, encuentra un atractivo generalizado, las empresas privadas y las instituciones públicas están haciendo que la edición de genes sea cada vez más parte de su caja de herramientas de fitomejoramiento. A medida que agregan características nuevas que atraen a los consumidores, ayudan a las plantas a resistir los impactos climáticos y respaldan el suministro mundial de alimentos, es probable que sus productos obtengan una aceptación pública aún mayor. La única pregunta ahora es si entidades como la Unión Europea se unirán a la revolución genética o la restringirán mediante el uso de regulaciones obsoletas que no solo obstaculizan la innovación sino que contribuyen a las emisiones de carbono.

Compartir
Artículos relacionados
Identificación de 10 mil nuevos genes del arroz podría acelerar la mejora del cultivo
Desarrollan bacteria transgénica que produce fertilizante con el nitrógeno del aire
Desarrollan arroz transgénico que produce anticuerpo contra el VIH

Comments are closed.