Chilebio Noticias

Coronavirus: Empresa podría desarrollar 3 millones de vacunas semanales en tabaco transgénico

Kentucky BioProcessing, una subsidiaria de biotecnología de la British American Tobacco (BAT), esta desarrollando una vacuna para COVID-19 utilizando nueva tecnología (más segura y rápida que las convencionales) con plantas de tabaco transgénico de rápido crecimiento. Se están realizando pruebas preclínicas y afirman poder fabricar hasta 3 millones de dosis por semana.

La filial de biotecnología de la British American Tobacco (BAT), Kentucky BioProcessing (KBP), está desarrollando una vacuna potencial para COVID-19 y ahora está en pruebas preclínicas. Si las pruebas van bien, BAT espera que, con los socios adecuados y el apoyo de las agencias gubernamentales, se puedan fabricar entre 1 y 3 millones de dosis de la vacuna por semana, a partir de junio.

[Recomendado: Empresa canadiense desarrolla vacuna contra el coronavirus en plantas transgénicas]

Si bien KBP sigue siendo una operación comercial, la intención es que su trabajo en torno al proyecto de vacuna COVID-19 se lleve a cabo sin fines de lucro.

La vacuna en desarrollo utiliza la tecnología patentada de planta de tabaco de rápido crecimiento de BAT que tiene varias ventajas sobre la tecnología convencional de producción de vacunas:

  • Es potencialmente más seguro dado que las plantas de tabaco no pueden albergar patógenos que causan enfermedades humanas.
  • Es más rápido porque los elementos de la vacuna se acumulan en las plantas de tabaco mucho más rápidamente: 6 semanas en las plantas de tabaco versus varios meses usando métodos convencionales.
  • La formulación de la vacuna que KBP está desarrollando permanece estable a temperatura ambiente, a diferencia de las vacunas convencionales que a menudo requieren refrigeración.
  • Tiene el potencial de entregar una respuesta inmune efectiva en una sola dosis.
  • La filial estadounidense de BAT, Reynolds American Inc, adquirió KBP en 2014, con el objetivo de utilizar parte de su tecnología única de extracción de tabaco para ayudar a un mayor desarrollo de su nueva categoría de productos no combustibles.

En 2014, KBP llegó a los titulares como una de las pocas empresas con un tratamiento efectivo para el Ébola, después de haber fabricado ZMapp ™ (un cóctel de 3 anticuerpos monoclonales) con la compañía de California Mapp BioPharmaceuticals en asociación con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Biomédico Avanzado de Estados Unidos (BARDA).

[Recomendado: Tabaco genéticamente modificado para crear una vacuna contra el coronavirus]

Recientemente, KBP clonó una parte de la secuencia genética de COVID-19 que condujo al desarrollo de un posible antígeno, una sustancia que induce una respuesta inmune en el cuerpo y, en particular, la producción de anticuerpos. Este antígeno se insertó en las plantas de tabaco para su reproducción y, una vez que se cosecharon las plantas, el antígeno se purificó y ahora se está sometiendo a pruebas preclínicas.

BAT ahora está explorando asociaciones con agencias gubernamentales para llevar su vacuna a los estudios clínicos lo antes posible. A través de colaboraciones con fabricantes gubernamentales y de terceros, BAT afirma que se pueden fabricar entre 1 y 3 millones de dosis por semana.

[Recomendado: ¿Ciencia al rescate? Cómo la genética moderna podría ayudar a salvar al mundo del coronavirus]

El Dr. David O’Reilly, Director de Investigación Científica, BAT dijo: “Estamos comprometidos con la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos y estamos buscando orientación sobre los próximos pasos. También nos hemos comprometido con el Departamento de Salud y Atención Social del Reino Unido y BARDA en los Estados Unidos, para ofrecer nuestro apoyo y acceso a nuestra investigación con el objetivo de tratar de acelerar el desarrollo de una vacuna para COVID-19”.

[Recomendado: Conoce las plantas transgénicas que producen importantes medicamentos y vacunas]

“El desarrollo de vacunas es un trabajo desafiante y complejo, pero creemos que hemos logrado un avance significativo con nuestra plataforma tecnológica de plantas de tabaco y estamos listos para trabajar con los gobiernos y todas las partes interesadas para ayudar a ganar la guerra contra COVID-19. Nos alineamos plenamente con la petición de las Naciones Unidas, de un enfoque integral de la sociedad para combatir los problemas mundiales”.

[Recomendado: El coronavirus NO fue creado en un laboratorio: Estudio desecha teoría conspirativa sobre su origen]

“KBP ha estado explorando usos alternativos de la planta de tabaco durante algún tiempo. Uno de estos usos alternativos es el desarrollo de vacunas a base de plantas. Estamos comprometidos a contribuir al esfuerzo global para detener la propagación de COVID-19 utilizando esta tecnología ”

Compartir
Artículos relacionados
Levadura
Crean levadura biotecnológica que produce compuestos activos de la marihuana
Mapean genes relacionados a mayor rendimiento en el cultivo de arroz
La Unión Europea busca solucionar conflicto de la presencia de polen transgénico en mieles

Comments are closed.