Chilebio Noticias

Alianza para la Ciencia de Cornell lanza un Food Truck con alimentos transgénicos para comunicar sobre biotecnología

transgénicos cornell

Sarah Evanega, Ph. en Biología Vegetal y Directora de la Alianza para la Ciencia de Cornell, con el camión de comida “Modified” en la conferencia de Genoma de Plantas y Animales en San Diego el pasado 13 de enero.

La Alianza para la Ciencia de la Universidad de Cornell inició una nueva campaña para incentivar la comunicación de la ciencia detrás de la biotecnología agrícola y los cultivos transgénicos. Consiste en un food track que recorrerá California entregando alimentos modificados y generando conversación sobre la importancia de estas tecnologías.

El vehículo de comunicaciones científicas más nuevo de Cornell es un móvil retro que reparte alimentos modificados con un lado del conocimiento en biotecnología.

“Modified” (modificado, en español), el camión de comida de la Alianza para la Ciencia de la Universidad de Cornell, llegó al vestíbulo de la conferencia de Genoma de Plantas y Animales en San Diego, California, el 13 de enero para servir 3.000 papayas genéticamente modificadas, recién llegadas de Hawai. Decorado con colores vibrantes y un ambiente retro, el camión de comida es una forma llamativa para que los científicos interactúen con el público sobre la modificación genética y la seguridad alimentaria.

Sarah Evanega, Ph.D. en Biología Vegetal y Directora de la Alianza para la Ciencia de Cornell, dio a conocer el camión de comida durante su charla plenaria cuando se dirigió a miles de científicos sobre la necesidad crítica de la comunicación científica.

“Trabajo en ciencia para hacer la diferencia”, dijo Evanega en su discurso. Alentó a los científicos a participar directamente en conversaciones sobre ciencia y abogar por el papel que puede desempeñar su investigación en la resolución de algunos de los mayores desafíos del planeta.

“Todos necesitamos tomar nuestras propias acciones diarias, ya sean grandes o pequeñas, para abogar por la ciencia”, dijo, “y comunicarnos sobre los cambios que sabemos que son posibles en el mundo”.

[Recomendado: Beneficios de los transgénicos, y no su seguridad, persuaden a activistas y opositores]

Cuando Gaurav Thapa probó un parfait de papaya, lamentó los problemas que él y sus colegas científicos enfrentan para comunicarse con el público en general.

“La mayoría de la gente no sabe lo que hacemos”, dijo el investigador, que estudia la resistencia a las enfermedades en el cultivo de arroz en la Universidad de Arkansas. “Existe una disparidad entre lo que estamos tratando de lograr y lo que el público está escuchando”.

Dijo que la charla de Evanega lo inspiró a involucrarse más con el público sobre cuestiones de ciencia que son importantes para él y su trabajo.

El camión de comida Modified fue creado para estimular el diálogo. Con personal conformado por científicos como Modesta Abugu, una genetista de tomates de la Universidad de Florida y Fellow de la Alianza para la Ciencia de Cornell desde 2015, y Nyasha Mudukuti, biotecnólogo de plantas y Fellow de la Alianza desde 2019, el equipo “Mod Squad” entregó batidos, salsa y parfaits hecho de papaya mientras se relaciona con otros científicos sobre el papel de la biotecnología en la seguridad alimentaria global.

[Recomendado: Consumidores aprueban alimentos transgénicos al conocer la ciencia que hay detrás

“Como científicos, debemos llevar nuestro trabajo a la gente”, dijo Mudukuti, un asociado de comunicaciones y redes de ciencia con la alianza. “Ahora es más crítico que nunca que nos comuniquemos de manera efectiva y cubramos la brecha entre la ciencia y el público”.

Nyasha Mudukuti (adelante) y Modesta Abugu entregan muestras de parfaits y batidos de papaya GM en la Conferencia de Genoma Animal y Vegetal. | Matt Hayes/Cornell University

 

El menú fue elegido por una razón. La industria de la papaya se vio sometida a una intensa presión por un virus mortal que se extendió por Hawai en la década de 1990. Para 1998, la producción en las principales regiones productoras de las islas había caído un 50% en comparación con solo seis años antes.

[Recomendado: El científico de Cornell que salvó la papaya de Hawaii de su extinción gracias a los transgénicos]

Usando las herramientas de modificación genética, los científicos de Cornell y la Universidad de Hawái insertaron genes de resistencia en el genoma de la papaya. El resultado: plantas 100% resistentes a la enfermedad y un resurgimiento en la industria hawaiana.

Papaya Hawaiana | Matt Hayes/Cornell University

“Nuestra misión es promover un mayor acceso a la innovación, incluidos los OGMs, que pueden mejorar la seguridad alimentaria, promover la sostenibilidad ambiental y elevar la calidad de vida a nivel mundial”, dijo Evanega. “Abogamos por la elección”.

El camión de alimentos Modified viajará por California este año para entablar conversaciones con personas sobre alimentos y agricultura. Los investigadores de la Alianza se asociarán con científicos sociales para comprender más sobre los valores de los alimentos y los problemas que informan las opciones de compra.

[Recomendado: La principal razón de la oposición a los cultivos transgénicos sería el desconocimiento]

Evanega dijo que cree que la situación está cambiando a medida que el público se sienta cada vez más cómodo con los alimentos modificados como un elemento para enfrentar la inseguridad alimentaria mundial y los impactos del cambio climático.

“Y está cambiando en parte debido a una nueva generación de innovadores intrépidos”, dijo sobre los científicos que están utilizando “tecnologías que pueden rehacer la agricultura para hacerla más limpia y ecológica para el futuro que imaginamos en el que queremos vivir y partir como un legado.”

Compartir
Artículos relacionados
Uganda lista para aprobar plátano transgénico alto en pro-vitamina A que evita la ceguera infantil
Los agricultores esperan que la edición genética aumente los rendimientos del trigo
Nuevo mapa genético revela rasgos necesarios para tolerancia al calor en el cultivo de arvejas

Comments are closed.