Chilebio Noticias

Desarrollan maíz de baja estatura: mayor rendimiento y resistencia, y mejor uso del agua

maíz de baja estatura
El maíz de baja estatura (izquierda) es alrededor de un metro más corto que la variedad estándar (derecha) en el campo de demostración de Bayer en Jerseyville. | Linkedin

La división de Ciencia de Cultivos de Bayer desarrolló, mediante mejoramiento tradicional, una variedad de maíz de baja estatura con las ventajas de mayor producción por hectaréa, mejor aplicación de insumos, uso más eficiente del agua y estructura más resistente.

A veces, las viejas ideas pueden volver a ser nuevas. La división Crop Science (Ciencia de Cultivos) de la empresa Bayer apuesta por ese concepto con su desarrollo de “maíz de baja estatura”.

La compañía está presentando su primer maíz de baja estatura, desarrollado convencionalmente en México este año y espera lanzar la tecnología (con características genéticamente mejoradas) en otras partes de América del Norte dentro de los “próximos años”, según Bob Reiter, jefe de investigación y desarrollo.

Reiter dice que Bayer está tomando prestada una página del libro de jugadas del ganador del Premio Nobel de la Paz Norman Borlaug, un ingeniero agrónomo estadounidense que identificó el potencial de los cultivos de baja estatura mediante el desarrollo de variedades de trigo semi enanas, de alto rendimiento y resistentes a las enfermedades en las décadas de 1960 y 1970, provocando la famosa “revolución verde”. En los más de 50 años desde entonces, el trabajo de Borlaug ha sido acreditado con el resultados de salvar miles de millones de vidas de personas en todo el mundo.

[Recomendado: N. Borlaug: El hombre que salvó a millones de personas del hambre con mejoramiento genético de cultivos]

Reiter espera que el maíz de baja estatura sea “transformador, un éxito de taquilla” para los agricultores. Hizo los comentarios durante el Diálogo del Futuro de la Agricultura 2019 de Bayer en la sede de la compañía en Leverkusen, Alemania. La compañía recibe a agricultores, académicos y expertos de la industria de más de 40 países durante el evento anual.

El gran beneficio del maíz de baja estatura, dice Reiter, es que los agricultores podrán plantar semillas de maíz más juntas, produciendo más rendimiento en la misma cantidad de tierra. Los híbridos de baja estatura alcanzarán una altura máxima de 7 pies (2,1 metro) versus la altura de más de 10 pies (3 metros) de los híbridos tradicionales cultivados en los Estados Unidos.

Junto con eso, Reiter dice que:

  • La estructura de la planta más resistente es menos susceptible a la pérdida de cultivos durante la temporada debido a problemas de estabilidad como el alojamiento de la raíz, el corte verde y el alojamiento del tallo.
  • Puede acceder a los campos de maíz de baja estatura con equipos agrícolas mucho más tarde en la temporada de crecimiento, lo que permite aplicar de manera más precisa y eficiente los nutrientes y fungicidas necesarios.
  • Bajo condiciones limitadas de agua, las plantas con esta característica han mostrado signos reducidos de estrés.

Las ventajas que se presentaron durante el encuentro en Alemania son, en primer lugar, su rendimiento promedio de 16 toneladas de maíz por hectárea (esto aumenta entre 20% y 30% el número de plantas por hectárea, hasta 145 mil plantas), mejor aprovechamiento de la luz, lo que permite destinar más energía y nutrientes a la producción de grano, conserva la humedad del suelo 10 días más que otros maíces, usando menos agua durante el ciclo productivo, mejora el manejo de la fertilización, incrementando el potencial de rendimiento y la salud de la planta durante el ciclo productivo, además de aumentar la resistencia de la planta de maíz contra vientos de hasta 50 kilómetros por hora; una fortaleza inexistente en otros maíces.

La investigación en la Universidad de Purdue en 2011 también indica que el maíz “podría beneficiarse al volverse más corto y más resistente”, según el científico Burkhard Schulz (ahora en la Universidad de Maryland). En un comunicado de prensa, Schulz señaló que “es esencial cambiar la arquitectura de las plantas para minimizar la cantidad de tierra que necesitamos para producir alimentos y combustibles“.

Mirando hacia el futuro, Reiter dice que no ve ninguna razón por la cual la producción de híbridos de maíz de baja estatura algún día no sea el estándar de la industria.

Biotecnología

El maíz de baja estatura con características mejoradas convencionalmente ya se ha cultivado en México, y Reiter dice que una variedad transgénica (GM) llegará a los mercados estadounidenses a mediados o fines de la próxima década. La demora en la introducción de variedades de transgénicas proviene de procesos de mejoramiento y regulación más complejos, explica Reiter.

“Debe tener el sistema adecuado de protección contra insectos y control de malezas [antes de comercializarlo a los productores estadounidenses] porque los productores realmente exigen tener esas opciones en sus productos”, dice Reiter. “Eso lleva un poco más de tiempo para introducir esos rasgos y genética”.

Compartir
Artículos relacionados
40 años de datos muestran que el maíz transgénico Bt también protege de las plagas a los cultivos orgánicos vecinos
Empresa estatal brasileña desarrolla lechuga transgénica resistente a fatal plaga
Desarrollan eucaliptos genéticamente modificados para obtener más madera

Comments are closed.