Chilebio Noticias

Avanzan con garbanzos de alto rendimiento, resistentes al calor y la sequía

Un estudio global dirigido por el Instituto Internacional de Investigación de Cultivos para las Zonas Tropicales Semiáridas (ICRISAT) en colaboración con la Universidad de Australia Occidental, ha secuenciado 429 líneas de garbanzo de 45 países he identificado genes que pueden usarse para desarrollar garbanzos resistentes a la sequía y el calor.

El descubrimiento tiene implicaciones importantes para la desnutrición global con los garbanzos como una solución importante.

Los garbanzos son la tercera leguminosa de grano producida con mayor frecuencia; sin embargo, se estima que la sequía y el aumento de las temperaturas (estrés por calor) causan la pérdida de más del 70% de los rendimientos mundiales de garbanzos. Se espera que los descubrimientos de la investigación resulten en la capacidad de desarrollar y mejorar garbanzos más resistentes.

El investigador principal, el profesor Rajeev Varshney, Director de Programas de Investigación del Genetic Gains de ICRISAT y profesor adjunto del Instituto de Agricultura de la Universidad de Australia Occidental (UWA), dijo que el equipo de investigación identificó genes como REN1, β-1, 3-glucanasa y REF6, que pueden ayudar a los cultivos a tolerar temperaturas de hasta 38 grados centígrados y proporcionan mayores rendimientos.

El estudio realizado por científicos de 21 instituciones de investigación de todo el mundo ha completado con éxito la secuenciación de 429 líneas de garbanzo de 45 países e identificó los genes que podrían ayudar a desarrollar garbanzos resistentes a la sequía y al calor.

El estudio también trazó un mapa de los orígenes de los garbanzos, confirmando que llegaron a la India a través de Afganistán y pueden haber sido introducidos de nuevo a la fuente de origen principal 200 años después.

“Nuestro estudio indica que Etiopía es un centro secundario de diversidad y mapas de la ruta de migración desde el Mediterráneo/Creciente Fértil a Asia Central, y en paralelo desde Asia Central a África Oriental (Etiopía) y Asia Meridional (India)”, dijo el Profesor Varshney. Los hallazgos ofrecen información sobre la diversidad genética del cultivo, la domesticación y las características agronómicas.

El profesor Kadambot Siddique del Instituto de Agricultura de la UWA dijo que la universidad estaba encantada de ser parte de un esfuerzo de investigación global con importantes aplicaciones para la agricultura y el futuro del planeta.

“Este es un avance significativo”, afirma. “Lograr la seguridad alimentaria y la sostenibilidad para el futuro es muy importante y los resultados de este estudio ayudarán a los mejoradores de garbanzos australianos y mundiales a desarrollar variedades de garbanzos preparadas para el clima con mejor rendimiento, tolerancia a la sequía y al estrés por calor”.

“El estudio ha sido posible gracias a una asociación excepcional entre UWA e ICRISAT durante la última década y el aporte internacional de otras 19 instituciones en todo el mundo”.

El estudio fue publicado en Nature Genetics.

Compartir
Artículos relacionados
Maíz transgénico tiene mayores rendimientos y utiliza el nitrógeno de forma más eficiente que el maíz convencional
Identifican una proteína que “alivia la sed” de las plantas
Nuevo genoma detallado del maíz muestra que este cultivo puede adaptarse a los desafíos climáticos

Comments are closed.