Sin categoría

Científicos desarrollan trigo transgénico capaz de ayudar a los celíacos

Un grupo internacional de investigadores, dos de ellos chilenos, desarrollaron una planta genéticamente modificada con enzimas integradas que descomponen las sustancias del gluten que afectan a los pacientes celiacos.

Trabajando juntos, científicos de la Universidad del Estado de Washington y la Universidad de Clemson (EE.UU.) e instituciones asociadas en China, Francia y Chile, desarrollaron un nuevo genotipo de trigo que podría combatir la celiaquía.

La nueva planta contiene enzimas integradas, las cuales están diseñadas para descomponer las proteínas del gluten que causan la reacción inmunológica en los pacientes.

“Lo que hicimos fue introducir una bacteria en el genoma del trigo que era capaz de degradar todos los residuos inmunológicos del gluten, los cuales producen la enfermedad”, explica Claudia Osorio, ingeniero agrónomo chilena e investigadora en genética y genómica del Centro de Genómica Nutricional Agroacuícola (CGNA), que participó en el estudio.

La especialista trabajó en conjunto con Jaime Mejías, ingeniero del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Chile (INIA).

Simulando en un laboratorio el tracto digestivo humano, el grupo probó extractos del grano experimental y encontraron que producía niveles mucho menores de las proteínas del gluten que afectan a los celíacos.

“Encontramos una reducción del 77%”, señala Osorio, quien explica que estudios posteriores deberán analizar qué reacción produce en los pacientes la carga restante.

Así, el nuevo trigo abre una línea de investigación para generar tratamientos a partir de él.


Los científicos de la WSU que ayudaron a desarrollar trigo dirigido a celíacos se reunieron en el  R.J. Cook Research Farm cerca de Pullman. Desde la izquierda están Nuan Wen, Nii Ankrah, el difunto Diter von Wettstein, Shanshan Wen, Sachin Rustgi, Rhoda Brew-Appiah, Claudia Osorio y Jaime Mejias.

“Esperamos que algunos de los tratamientos que están siendo probados hoy puedan usarse en combinación con los genotipos de trigo en los que estamos trabajando para desarrollar una terapia para pacientes celíacos”, dice a “El Mercurio” el profesor Sachin Rustgi, autor principal del estudio.

Por otro lado, el desarrollo también abre una puerta al potencial agrícola. “Este trigo se podría producir, adicionarse al convencional y va a degradar las proteínas que causan la enfermedad junto con las propias”, explica Osorio.

El resultado sugiere que los países deben avanzar en una postura respecto de los alimentos transgénicos o genéticamente modificados, comenta Rodrigo Gutiérrez, director alterno del Instituto Milenio de Biología Integrativa (iBio) y académico la Universidad Católica.

“Es algo que venimos diciendo desde hace muchos años (…) Cada cultivo transgénico tiene pros y contras. Lo que hay que hacer es evaluar cuál es el beneficio que eso pudiera tener y a quién beneficia”.

El director Ejecutivo de ChileBio, Miguel Ángel Sánchez, cree que los resultados son un importante avance. “Hoy se están desarrollando nuevos transgénicos con el fin de afrontar los desafíos climáticos, obtener mejoras nutricionales y de salud. En esta última línea, estas investigaciones son un gran aporte para quienes no toleran el gluten“.

Compartir

Comments are closed.