Chilebio Noticias

Desarrollan tabaco transgénico que produce importante proteína de uso médico

Dr. Tony Jevnikar y Shengwu Ma, PhD, en el Invernadero de la Universidad de Ontario Occidental (UWO).

Investigadores de la Universidad de Ontario Occidental (UWO) y el Lawson Health Research Institute están utilizando plantas de tabaco como «biorreactores verdes» para producir una proteína antiinflamatoria con un fuerte potencial terapéutico.

Las plantas se utilizan para producir grandes cantidades de una proteína humana llamada Interleucina 37 o IL-37. La proteína se produce naturalmente en el riñón humano en cantidades muy pequeñas y tiene poderosas propiedades antiinflamatorias e inmunodepresoras, lo que brinda un potencial para el tratamiento de una serie de trastornos inflamatorios y autoinmunes como la diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular, demencia y artritis.

[Recomendado: Desarrollan plantas de tabaco como biofactorías de productos beneficiosos para la salud]

«Esta proteína es un regulador maestro de la inflamación en el cuerpo, y se ha demostrado en modelos pre-clínicos que es eficaz en el tratamiento de toda una serie de enfermedades», dijo el Dr. Tony Jevnikar, profesor de la Escuela Schulich de Medicina y Odontología en la UWO y científico en Lawson. «El riñón humano produce IL-37, pero no lo suficiente como para salir de una lesión inflamatoria».

[Recomendado: Conoce las plantas transgénicas que producen importantes medicamentos y vacunas]

Y aunque se muestra prometedor en modelos animales, el uso clínico de IL-37 ha sido limitado debido a la incapacidad de producirlo en grandes cantidades a un precio que sea clínicamente factible. Actualmente, se puede hacer en cantidades muy pequeñas modificando genéticamente la bacteria E. coli, pero a un costo muy alto.

Ahí es donde entran las plantas de tabaco.

Este trabajo es el primero de su tipo en demostrar que esta proteína humana funcional puede producirse en células vegetales. «Las plantas ofrecen el potencial de producir productos farmacéuticos de una manera mucho más asequible que los métodos actuales», dijo Shengwu Ma, Ph.D., Profesor Adjunto en el Departamento de Biología (UWO) y Científico en Lawson. «El tabaco es de alto rendimiento, y podemos transformar temporalmente la planta para que podamos comenzar a producir la proteína de interés dentro de dos semanas».

[Recomendado: Plantas de tabaco que salvan vidas: Genéticamente modificadas para producir medicinas y vacunas]

Los investigadores han demostrado en un estudio reciente publicado en la revista Plant Cell Reports, que la proteína se puede extraer y cuantificar a partir de las células vegetales de una manera que mantiene su función. Ahora que han demostrado que pueden producir la proteína en el tabaco, se puede traducir a otras plantas, como las papas.

[Recomendado: Planta de tabaco transgénico produce altas cantidades de fármaco anti-malaria]

El Dr. Jevnikar está investigando el efecto que tiene la IL-37 para prevenir lesiones en los órganos durante el trasplante. Cuando se extrae un órgano para el trasplante y luego se transfiere a un receptor, la inflamación se produce cuando el flujo de sangre se restaura al órgano. Él y su equipo creen que IL-37 proporciona una manera de prevenir esa lesión.

«Espero que este trabajo afecte un cambio en la forma en que las personas ven las plantas y espero que este enfoque sea una forma de brindar tratamientos a los pacientes que sean efectivos y asequibles», dijo el Dr. Jevnikar.

Compartir
Artículos relacionados
Pueden convivir en un mismo sembradío maíz transgénico y convencional
Investigadores australianos reúnen el pangenoma del Trigo Harinero
Un gen de la espinaca ayudaría a resistir enfermedades en los cítricos

Comments are closed.