Chilebio Noticias

África: Científicos proponen usar organismos transgénicos para degradar plásticos contaminantes

Científicos africanos están pidiendo inversiones en la aplicación de la biotecnología para enfrentar el grave problema de contaminación con plásticos en el mundo. Les preocupa que África no haya explorado el potencial de la biotecnología para ayudar a resolver la amenaza de la contaminación plástica y afirman que existe una necesidad urgente de que esta se persiga.


“Los organismos modificados genéticamente (OGMs) podrían diseñarse para ingerir estos desechos plásticos no deseados”, dijo el Dr. Nii Korley Kortei, jefe interino del departamento de nutrición y dietética de la Universidad de Salud y Ciencias Afines en Ghana. “En la Universidad de Kyoto, se descubrió que una bacteria (Ideonella sakaiensis) produce una enzima nunca antes vista que puede degradar los plásticos en pocas semanas”.

En un estudio en coautoría con la Dra. Lydia Quansah de la Universidad de Estudios del Desarrollo de Ghana y titulado “Gestión de residuos plásticos en Ghana”, los científicos observaron: “Este gen podría aislarse e incorporarse en hongos o bacterias de elección para salvar esta amenaza a través de un programa integral de biotecnología. Creemos firmemente que los científicos de Ghana pueden desarrollar un antídoto para este problema”.

[Recomendado:10 formas en que la edición genética revolucionará la ciencia ambiental y la biorremediación]

La contaminación plástica sigue siendo un gran problema en todo el mundo y particularmente en África. Se usan muchos plásticos para transportar artículos del supermercado, y gran parte del empaque de los alimentos no es biodegradable. Por lo general, es imposible desechar de forma permanente estos materiales después de su uso, por lo que permanecen en el medio ambiente durante mucho tiempo, a menudo como basura.

Pero Kortei argumentó que “los microorganismos modificados genéticamente pueden ser diseñados para llevar a cabo el proceso de descomposición de estos materiales complejos”.

El problema de la contaminación plástica es particularmente grave cuando se trata del océano. Según Michael Balinga, un especialista en conservación de la biodiversidad en África Occidental Biodiversidad y Cambio Climático, más de 300 millones de toneladas de plásticos se producen en todo el mundo cada año. Él dice que de ese número, solo el 22% se recicla y más de 8.8 millones de toneladas de plásticos se descargan en el océano cada año.

“Estos plásticos representan una amenaza para los organismos en el mar y cerca de 700 animales marinos se enfrentan a la extinción debido a la amenaza que representan los plásticos como resultado de la ingestión y el enredo”, señaló Balinga. “Se estima que el 50% de las tortugas marinas tienen plásticos en sus estómagos”.

Un informe reciente de la Fundación Ellen MacArthur para las Naciones Unidas advirtió que para 2050, los desechos de plástico superarán a los peces en los océanos del mundo.

Los productos plásticos a veces permanecen en los sistemas de criaturas marinas que finalmente son consumidos por los seres humanos, introduciendo así materiales potencialmente tóxicos en sus sistemas. Los plásticos en el océano también tienen un impacto negativo en el negocio pesquero, destruyendo las redes de los pescadores y provocando que atrapen menos peces y más desechos cada vez que vayan al mar. “La situación es alarmante y no solo afecta negativamente a la cantidad de peces que cosechamos, sino también a la calidad de los peces que obtenemos. No son saludables “, dijo Nii Ayi Bli, pescador jefe de James Town en Ghana.

[Recomendado: Limpieza del medio ambiente por medio de plantas transgénicas | Desarrollan plantas transgénicas que desintoxican suelos contaminados con explosivos]

El uso de la ingeniería genética para tratar los plásticos es uno de los enfoques más eficientes y ecológicos. Otros métodos, como quemar y enterrar plásticos, son perjudiciales para el medio ambiente. Se ha confirmado que una serie de herramientas de ingeniería genética tienen el potencial para enfrentar el problema.

En Israel, por ejemplo, los investigadores de la Universidad Ben Gurion han reportado que versiones modificadas genéticamente de la bacteria Pseudomonas putida pueden comer polietileno-tereftalato, uno de los tipos más comunes de plásticos. Los científicos de la Universidad de Porthsmouth en el Reino Unido también anunciaron recientemente que han modificado genéticamente la enzima PETasa para poder digerir algunos de los plásticos más comunes del mundo.

Kortei exhorta a los gobiernos de Ghana y otros lugares a que inviertan en el uso de dichas tecnologías y adopten las mejores prácticas de todo el mundo como posibles medios para hacer frente a la amenaza de la contaminación plástica. “Podemos recurrir a esto si queremos, porque la tecnología está ahí. “Solo necesitamos aprender de aquellos que trajeron la tecnología y usarla para nuestro propósito”, dijo.

Varios países africanos han desarrollado políticas sobre cómo combatir la contaminación de desechos, pero la mayoría de ellos no hacen provisiones para ingeniería genética. En Ghana, por ejemplo, un borrador de Política Nacional de Gestión de Plásticos se está discutiendo actualmente para su aprobación. Kortei dijo que Ghana debería estar lista para aprovechar este potencial.

“Implica la identificación de los genes deseados. Se sabe que nuestros microorganismos tienen capacidades diversas. Si somos capaces de aislar dichos genes e insertarlos en un microorganismo, bacteria u hongo y emplearlos para encargarse de estos desechos plásticos en nuestros vertederos de basura, creo que pueden degradar la mayor parte de ellos y luego podemos quedar libres de todas estas toxinas “, dijo a la Alianza para la Ciencia de Cornell.

Emmanuel Kyeremanteng Agyarko, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Ciencia y Tecnología del Parlamento, hizo un llamado similar en un foro para conmemorar el día de la ciencia. Exigió la aplicación de la ciencia y la tecnología avanzadas para hacer frente a los residuos. “El cincuenta por ciento del dinero para el fondo común de la Asamblea del Distrito se destina a mantener la ciudad limpia. Pero todavía no pueden manejar la basura. En otros lugares, están encontrando maneras de lidiar con los residuos. No es serendipia. Es ciencia y tecnología. Es la innovación. Vamos a adoptarlo”.

Compartir
Artículos relacionados
El algodón transgénico resistente a insectos y sus beneficios en India
EE.UU. aprueba consumo de azúcar de caña transgénica desarrollada por Brasil
Filipinas avanza en el desarrollo de seis cultivos transgénicos para mejorar el sector agrícola y la seguridad alimentaria

Comments are closed.