Chilebio Noticias

¿Transgénicos o mutantes? Europa decidirá cómo regular los cultivos editados genéticamente

La profesora Wendy Harwood posa para una fotografía con plantas de cebada que han sido sometidas a la edición de genes en el John Innes Centre en Norwich, Gran Bretaña. Imagen: REUTERS, Stuart McDill.

La edición genética en la agricultura será el centro de atención mañana miércoles (25 de julio) cuando el máximo tribunal de Europa falle en un caso que podría determinar el destino de la revolucionaria tecnología que ya está generando polémica en medicina y el campo. El organismo decidirá si someter a los cultivos editados genéticamente a las mismas regulaciones engorrosas aplicadas a los cultivos transgénicos (haciendo casi imposible su uso a gran escala en el continente), o simplemente equipararlos a los mutantes convencionales desarrollados por radiación/químicos y cultivados a gran escala desde 1950.

La Unión Europea (UE) ha restringido durante mucho tiempo el uso de organismos genéticamente modificados (OGM), o transgénicos, ampliamente adoptados en todo el mundo, pero existe incertidumbre legal sobre si la nueva técnica moderna de edición de genes de los cultivos debería estar bajo las mismas reglas estrictas que los transgénicos.

[Recomendado: CRISPR: La herramienta de edición genética que está revolucionando la medicina y agricultura | Edición genética con CRISPR: Una nueva caja de herramientas para mejorar los cultivos agrícolas]

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) decidirá si el uso de la mutación genética, o mutagénesis, que ahora está exenta de las normas de regulación de transgénicos, debería diferenciar entre las técnicas de mutación que se han utilizado durante décadas y la nueva tecnología de edición de genes.

La industria de la biotecnología sostiene que gran parte de la edición de genes es en realidad muy poco diferente de la mutagénesis que ocurre naturalmente o es inducida por radiación, un método estándar de mejoramiento de plantas usado desde la década de 1950.

Pero ciertos ambientalistas, grupos anti-OGMs y algunos agricultores preocupados por los posibles impactos ambientales y de salud de todos los productos modificados genéticamente temen que permitir la edición de genes sea el comienzo de una nueva era “OGM 2.0” a través de la puerta trasera.

La edición genética con la herramienta CRISPR/Cas9 y otras técnicas tiene el potencial de hacer cultivos más resistentes y más nutritivos, además de ofrecer a las compañías farmacéuticas nuevas formas de combatir las enfermedades humanas.

[Recomendado: Cómo la edición genética puede ayudar a mejorar el sabor de las frutas y verduras Cómo la edición genética puede mejorar el aspecto, sabor y nutrición de los alimentos | Argentinos desarrollan “superpapas” y leche no alergénica mediante edición genética 10 formas en que la edición genética revolucionará la ciencia ambiental y la biorremediación]

Por ejemplo, empresa estadounidense de biotecnología Calyxt ha editado genéticamente la soya para producir un aceite más saludable sin grasas trans y está creciendo 17,000 acres de su nuevo cultivo en el medio oeste de Estados Unidos durante este año.

Grandes especialistas en agroquímicos como la alemana Bayer y la firma estadounidense DowDuPont también están incrementando la inversión en la tecnología.

El caso ante el TJUE fue presentado por un grupo de asociaciones agrícolas francesas que quieren que la exención existente en la UE para variedades de plantas obtenidas mediante mutagénesis se restrinja a técnicas convencionales de larga data.

[Recomendado: Arroz editado genéticamente aumenta hasta un 31% el rendimiento agrícola | Salvando al chocolate: Desarrollan cacao editado genéticamente resistente a enfermedades | Desarrollarán cultivos resistentes a varias enfermedades con edición genética | Científicos desarrollan corales marinos editados genéticamente para evitar su desaparición]

50 veces más rápido

Si bien la tecnología de modificación con ingeniería genética más antigua (transgénicos) generalmente agrega ADN nuevo al genoma de una planta o animal, la nueva técnica de edición de genes puede inducir una mutación dirigida al cambiar algunas piezas de ADN dentro del genoma de la planta o animal (sin agregar genes externos). Funciona con gran velocidad y precisión, como la función de buscar y reemplazar en un procesador de textos.

“Cualquier cosa que se pueda hacer mediante mutagénesis estándar se puede hacer 10 o tal vez 50 veces más rápido”, dijo Johnathan Napier, quien dirige un ensayo en Rothamsted Research que ha involucrado la siembra de los primeros cultivos editados genéticamente en Gran Bretaña.

Dijo que la primera ola de cultivos editados genéticamente puede implicar la eliminación de elementos dañinos en los alimentos, como el desarrollo de maní sin alérgenos (propios del maní) o aceite de ricino sin la toxina ricina.

[Recomendado: Desarrollan trigo editado genéticamente bajo en gluten que puede ser consumido por pacientes celiacos | Desarrollan arroz editado genéticamente más saludable que mejora los niveles de azúcar en sangre Estados Unidos da luz verde a la siembra de camelina editada genéticamente para mayor producción de aceite]

Pero los críticos dicen que la tecnología aún no se ha comprobado como segura, un argumento que puede haber ganado peso esta semana después de que una investigación sugiriera que la edición de genes puede causar daños arriesgados colaterales al ADN.

Hasta ahora, las señales son que la corte puede inclinarse hacia la visión de la industria biotecnológica. El abogado defensor general del TJUE, Michal Bobek, informó en enero que los organismos podrían estar exentos de las normas de OGMs si no se hubiera agregado ADN externo (al genoma del organismo).

[Recomendado: Los nuevos cultivos editados genéticamente no serían regulados como transgénicos en Europa | Por qué los alimentos editados genéticamente podrían llegar al supermercado en tiempo récord]

El punto de vista del abogado general no es vinculante, pero generalmente lo siguen los jueces del TJUE.

John Brennan, secretario general del grupo de la industria biotecnológica, EuropaBio, cree que los cultivos editados genéticamente traerán beneficios para el consumidor y el medioambiente, además de mantener a Europa a la vanguardia de una tecnología importante para el empleo y el crecimiento.

“Un estado regulador más claro es esencial para comunicar y entender las oportunidades que presentan estas herramientas y productos”, dijo.

La primera ola de cultivos editados genéticamente implica la eliminación de elementos potencialmente dañinos, como los alérgenos en el maní o la toxina ricina en el aceite de ricino, dijo Napier en Rothmsted.

Actualmente, las reglas estrictas han permitido que solo un cultivo GM (transgénico), una variedad de maíz resistente a insectos plaga, se cultive en Europa y, aunque la UE permite la importación de más de otros 100 productos GM, se utilizan casi exclusivamente como alimento para animales.

[Recomendado: Europa importa más de 32 millones de toneladas de cultivos transgénicos por año | José Miguel Mulet: “En Europa solo sembramos un transgénico pero importamos noventa” Prohibir las importaciones de transgénicos en Europa tendría altos costos]

Compartir
Artículos relacionados
Identifican genes útiles para adaptar a los cultivos agrícolas al cambio climático
Desarrollan cebada biotecnológica más saludable
Maíz
Bélgica iniciará ensayos con maíz editado genéticamente para medir el estrés climático

Comments are closed.