Chilebio Noticias

El impacto de la demora en las aprobaciones de transgénicos en China

Importación soya china

Un nuevo estudio preparado por la consultora Agribusiness Consulting Group (Informa), “Impacto de las demoras en las aprobaciones de los OGMs en China”, cuantifica cómo los países exportadores e importadores podrían beneficiarse si contaran con sistemas regulatorios funcionales. Estos beneficios incluyen el crecimiento industrial, la introducción de herramientas agrícolas innovadoras para aumentar la productividad de una manera sustentable, una provisión de alimentos estable y diversificada, más opciones para el consumidor y una reducción en el precio de los alimentos.

“En la economía global de hoy, las demoras regulatorias pueden frenar valiosas iniciativas tendientes a mejorar la seguridad alimentaria, el desarrollo económico y la adopción de prácticas agrícolas más amigables con el ambiente” señaló Howard Minigh, presidente y CEO de CropLife International. “Los procesos regulatorios predecibles, aun los relacionados con la importación de los cultivos genéticamente modificados (GM) y sus derivados, impactan directamente en el productor agropecuario. En efecto, le permiten acceder a las mejores tecnologías sin preocuparse por si sus productos pueden o no llegar al mercado internacional.”

El estudio Informa, encargado por CropLife International, analiza las aprobaciones para importación de OGM en China para demostrar el impacto significativo que puede tener la predictibilidad de los sistemas regulatorios. Los números muestran que, si las autorizaciones para importación se hubieran otorgado al mismo ritmo que las aprobaciones en los países exportadores, en los últimos cinco años los productores agropecuarios de Argentina, Brasil, Canadá y Estados Unidos podrían haber ganado U$ 8 mil millones más, se podrían haber generado 120.000 puestos de trabajo y el PBI de estos países podría haber aumentado en U$ 11 mil millones. Lo interesante es que China también ha sido afectada por el atraso en las aprobaciones para importación, debido a la reducción en la disponibilidad de alimento para su propia industria ganadera y avícola, así como por el aumento en el costo del maíz para los consumidores.

“Tanto los países importadores como los exportadores se benefician cuando las aprobaciones para importación son predecibles y a tiempo”, destacó Minigh. “Alentamos a los gobiernos a continuar con el diálogo bilateral y multilateral sobre estos temas, para permitir el acceso a las herramientas agrícolas innovadoras que necesitamos para enfrentar desafíos globales como la  seguridad alimentaria y el cambio climático, así como mejorar el desarrollo de las comunidades rurales y la vida de los agricultores”, agregó.

Compartir
Artículos relacionados
Súper-arroz transgénico fortificado en betacaroteno, hierro y zinc para combatir la desnutrición
Antiguos virus modificaron el ADN de la marihuana y la convirtieron en droga
¿Están las grandes empresas obligando a los agricultores a cultivar transgénicos?

Comments are closed.