Chilebio Noticias

Desarrollan tecnología genética para erradicar a problemática mosca de la fruta

Biólogos de la Universidad de California en San Diego han desarrollado un método para manipular los genes de una plaga agrícola que ha invadido gran parte de los Estados Unidos y ha causado millones de dólares en daños a bayas de alto valor y otros cultivos frutales.

La investigación dirigida por Anna Buchman en el laboratorio de Omar Akbari, un nuevo profesor de genética de insectos de UC-San Diego, describe el primer sistema de “genética dirigida” (o “gene drive” en inglés) del mundo (un mecanismo para manipular la herencia genética) en Drosophila suzukii, una mosca de la fruta comúnmente conocida como Drosófila de alas manchadas.

Como se reportó el 17 de abril en Proceedings of the National Academy of Sciences,Proceedings of the National Academy of Sciences, Buchman y sus colegas desarrollaron un sistema de genética dirigida llamado Medea (se le nombró así por la hechicera mitológica griega que mató a su descendencia) en el que una “toxina” sintética y su correspondiente “antídoto” funcionan para influir dramáticamente en las tasas de herencia con una eficiencia casi perfecta.

“Hemos diseñado un sistema de control de genes que predispone drásticamente la herencia en estas moscas y puede propagarse a través de sus poblaciones”, dijo Buchman. “Pasa por alto las reglas de herencia normales. Es un nuevo método para manipular poblaciones de estas plagas invasoras, que no pertenecen aquí en primer lugar”.

Originaria de Japón, la mosca altamente invasiva se encontró por primera vez en la costa oeste en 2008 y ahora se ha informado en más de 40 estados. La Drosophila de alas manchadas utiliza un órgano afilado conocido como ovipositor para perforar la fruta madura y depositar los huevos directamente dentro del cultivo, lo que la hace mucho más dañina que otras moscas drosophila que ponen huevos solo encima de la fruta en descomposición. Según los informes, Drosophila suzukii ha causado más de $39 millones de dólares en pérdidas de ingresos solo para la industria de la frambuesa de California y un total estimado de $700 millones de dólares por año en Estados Unidos.

En experimentos de jaula contenida con drosófila de alas manchadas utilizando el sistema sintético Medea, los investigadores informaron un sesgo de herencia de hasta 100% efectivo en poblaciones descendientes de 19 generaciones.

“Nos imaginamos, por ejemplo, el reemplazo de las moscas silvestres por moscas que están vivas, pero que no pueden poner huevos directamente en los arándanos”, dijo Buchman.

Las aplicaciones para el nuevo sistema sintético de genética dirigida podrían incluir la difusión de elementos genéticos que confieren susceptibilidad a ciertos factores ambientales, como la temperatura. Si se alcanza una cierta temperatura, por ejemplo, los genes dentro de las moscas de alas manchadas modificadas dispararían su muerte. Otras especies de moscas de la fruta no se verán afectadas por este sistema.

“Este es el primer sistema de control de genes en una importante plaga de cultivos en todo el mundo”, dijo Akbari, quien recientemente trasladó su laboratorio a UC-San Diego desde UC-Riverside, donde comenzó la investigación. “Dado que algunas cepas demostraron relaciones de transmisión 100% no mendelianas, mucho mayores que el 50% esperado para la transmisión mendeliana normal, este sistema podría usarse en el futuro para controlar las poblaciones de D. suzukii”.

Otra posibilidad para el nuevo sistema de genética dirigida sería aumentar la susceptibilidad a los insecticidas respetuosos del medio ambiente que ya se usan en la industria agrícola.

“Creo que todo el mundo quiere acceso a productos frescos de calidad que no estén contaminados con nada y no sean tratados con pesticidas tóxicos, por lo que si no tratamos con la Drosophila suzukii, las pérdidas de cultivos continuarán y podrían llevar a precios más altos”, dijo Buchman. “Así que este sistema de control de genes es una forma biológica y ambientalmente amigable para proteger una parte importante de nuestro suministro de alimentos”.

Compartir
Artículos relacionados
Argentina aprueba el uso de nueva soja transgénica
Chilebio
Reino Unido avanza con trigo transgénico alto en hierro y Brasicáceas editadas con CRISPR
35 años de atraso en la aprobación de transgénicos en la Unión Europea

Comments are closed.