Chilebio Noticias

Un arroz silvestre de Australia podría ayudar a impulsar la seguridad alimentaria

Un cultivo de arroz silvestre que crece en las aguas infestadas de cocodrilos al norte de Australia podría ayudar a impulsar la seguridad alimentaria mundial, afirman investigadores de la Universidad de Queensland que han mapeado su árbol genealógico genético.

Los rasgos valiosos de este arroz silvestre, como su tolerancia a la sequía y la resistencia a plagas y enfermedades, se pueden trasladar a cepas domesticadas y comerciales de arroz, dijo el profesor Robert Henry de la Alianza de Agricultura e Innovación Alimentaria de Queensland (QAAFI).

“Los arroces silvestres del norte de Australia contienen una gran cantidad de diversidad genética sin aprovechar y al menos dos especies están estrechamente relacionadas con el arroz domesticado, por lo que pueden cruzarse con esta especie”, dijo.

“Los genes silvestres del arroz australiano podrían hacer que la producción comercial de arroz se adapte mejor a las condiciones del norte de Australia… Los arroces silvestres podrían contribuir a la resistencia a enfermedades como el tizón del arroz, la mancha marrón y manchas bacterianas en las hojas”.

El profesor Henry dijo que la investigación mostró que en la época en que el antiguo ancestro humano conocido como Lucy vivía en África, se produjo una divergencia genética en la variedad de arroz que ahora se encuentra solo en el norte de Australia.

Esta divergencia llevó a las especies de arroz de Asia y África comúnmente utilizadas en la producción comercial de arroz en la actualidad.

El profesor Henry dijo que, además de impulsar la producción mundial de arroz, el arroz salvaje australiano ofrecía la oportunidad de cultivarse como un producto sabroso y nutritivo por sí solo.

“Sabe bien y creemos que puede tener cualidades de salud más beneficiosas que otras especies de arroz”, dijo.

Un estudio de tesis doctoral de la UQ sobre la calidad del grano del arroz silvestre australiano mostró que la especie tenía la “dureza” más baja de los arroces cocidos y un mayor contenido de almidón de amilosa.

“Cuanto mayor es el contenido de amilosa, más tarda el arroz en digerir”, dijo el profesor Henry.

“Esto potencialmente ofrece más nutrición a nuestros microbios intestinales, de la misma manera que lo hacen los alimentos ricos en fibra”.

Señaló que los ensayos en humanos era necesarios para confirmar los beneficios para la salud, pero la química sugirió que este era el caso.

El arroz es el alimento básico más consumido por gran parte de la población mundial y el tercer cultivo agrícola más grande del mundo.

El profesor Henry dijo que el estudio proporcionó una visión completa del árbol genealógico del arroz, y confirmó que el arroz australiano silvestre era la especie más directamente relacionada con el ancestro antiguo de todos los arroces.

“A través de esta investigación, hemos desarrollado un reloj molecular calibrado basado en ADN que mapea cuando se han producido divergencias en el genoma del arroz”, dijo el profesor Henry.

“Pocos sistemas biológicos están tan bien descritos como el arroz ahora”.

Compartir
Artículos relacionados
Bolivia avanza en la era de los transgénicos con pruebas en cinco cultivos
Los cultivos transgénicos han permitido en EE.UU. un beneficio de 21.7000 millones de dólares en control de malezas
Científicos desarrollan plantas que conservan agua y toleran la sequía modificando un solo gen

Comments are closed.