Chilebio Noticias

La Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE.UU. reafirma consenso científico: El herbicida glifosato no produce cáncer

La Agencia de Protección Ambiental de EE. UU. (EPA) ha dicho que el glifosato, un famoso y polémico herbicida, no es carcinogénico para los humanos, lo que contradice las conclusiones de un cuestionado panel del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud.

La EPA, en un borrador de informe de evaluación de riesgos emitido el pasado lunes, también afirmó que no encontró “ningún otro riesgo significativo para la salud humana” cuando el glifosato se usa de acuerdo con las instrucciones de la etiqueta.

Durante más de 40 años, los agricultores han aplicado glifosato a los cultivos para eliminar las malezas, y más recientemente se ha popularizado por su uso en la siembra de maíz y soja genéticamente modificada. El glifosato también se aplica en césped residencial y campos de golf.

La IARC alimentó las preocupaciones sobre los riesgos para la salud cuando dijo en 2015 que el glifosato era “probablemente carcinogénico”.

Las empresas productoras de glifosato rechazaron la conclusión junto con grupos que representan a los agricultores de maíz, soja y trigo de Estados Unidos, citando otras críticas.

La última evaluación de la EPA “confirma exactamente lo que estamos diciendo: que las agencias en todo el mundo dicen que el glifosato es seguro y el informe de la IARC es un análisis defectuoso”, dijo el miércoles Gordon Stoner, presidente de la Asociación Nacional de Productores de Trigo de Estados Unidos.

Entre las agencias que se suman al consenso sobre la seguridad del glifosato se encuentran la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), la Autoridad de Protección Ambiental de Nueva Zelanda (EPA), la OMS y la FAO, la Agencia Canadiense de Reglamentación de Gestión de las Plagas de Canadá (PMRA), la Comisión de Seguridad Alimentaria de Japón (FSC), Administración de Desarrollo Rural de Corea (RDA) y el Instituto Federal Alemán de Evaluación de Riesgos (BfR); todas concluyen que es poco probable que el glifosato sea carcinogénico para los humanos.

El mes pasado, la asociación de cultivadores de trigo, empresas y otros grupos de agricultores de Estados Unidos demandaron a California para que no exigiera advertencias sobre el cáncer en productos que contienen glifosato.

California, el principal estado productor de productos agrícolas de Estados Unidos, agregó al glifosato a su lista de sustancias químicas que causarían cáncer en julio y exigirá que los productos que contienen glifosato lleven advertencias para julio de 2018.

“Hay datos que sugieren cáncer”, dijo el miércoles Jennifer Sass, científica senior del grupo de defensa del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales.

Europa luchó durante dos años sobre qué hacer con el glifosato en medio de un debate sobre si causa cáncer. La Comisión Europea finalmente renovó por cinco años la licencia para el herbicida, cuya licencia expiraba el 15 de diciembre de 2017.

Por otro lado, un gran estudio a largo plazo sobre el uso de glifosato por parte de trabajadores agrícolas de Estados Unidos, publicado el mes pasado como parte de un proyecto conocido como Agricultural Health Study o AHS, no encontró ninguna relación sólida entre la exposición al glifosato y el cáncer.

El medio de prensa Reuters informó en junio que un científico influyente conocía los nuevos datos de investigación del AHS mientras presidía un panel de expertos que revisaban pruebas sobre glifosato para la IARC en 2015. Dijo que no informó al panel sobre ello porque los datos no se habían publicado, y el panel de la IARC no tomó en cuenta este estudio en su revisión.

Compartir
Artículos relacionados
Investigadores despejan el camino para mejores plantas editadas genéticamente
El maíz biotecnológico dispara la productividad de bioetanol
Estados Unidos aprueba el consumo de arroz dorado, transgénico biofortificado en pro-vitamina A

Comments are closed.