Chilebio Noticias

Estudio: La edición genética se usa principalmente para desarrollar cultivos de alto rendimiento, más saludables y resistentes

Científicos de Francia y el Reino Unido analizaron 52 estudios sobre el uso de la técnica de edición genética con CRISPR en cultivos publicados desde 2014 hasta mediados de 2017 en revistas revisadas por pares. El resultado se publicó en Emerging Topics in Life Sciences.

Los resultados mostraron que se estudiaron 15 cultivos para la aplicación de CRISPR, y el cultivo más estudiado ha sido el arroz, seguido del tabaco, Arabidopsis y el maíz. La mayoría de las aplicaciones de CRISPR fueron para mejorar el rendimiento de los cultivos, así como para mejorar el contenido de nutrientes (biofortificación) y la tolerancia a los estreses abióticos y bióticos. Para la resistencia a enfermedades virales, los revisores observaron dos estrategias principales utilizadas: la integración de la secuencia codificante de CRISPR en el genoma de la planta huésped que ataca e interfiere con el genoma del virus una vez que se incorpora en la planta para establecer un sistema inmune similar al CRISPR (de bacterias) en el genoma del hospedador; y la inducción de una mutación dirigida mediada por CRISPR en el genoma de la planta huésped que conferirá características mejoradas de resistencia a virus.

[Recomendado: CRISPR: La herramienta de edición genética que está revolucionando la medicina y agricultura]

Especies de plantas estudiadas en artículos con aplicaciones agrícolas (2014-2017).

En cuanto a las perspectivas económicas y la aceptación social de los sistemas CRISPR/Cas, una de las principales preocupaciones fue la heredabilidad de las mutaciones inducidas y el desarrollo de plantas libres de transgenes – ambas fueron las áreas más estudiadas en los estudios revisados.

Importancia relativa de las diferentes aplicaciones de los sistemas CRISPR en términos del número de artículos (2014-2017).

En términos de los países con la mayoría de los estudios sobre aplicaciones CRISPR, China y los Estados Unidos ocuparon el primer lugar con 22 (42%) y el segundo con 10 artículos (19%), respectivamente. Europa, que incluye el Reino Unido, Suecia, Francia, Hungría, Alemania, Austria y Bélgica, tenía 9 estudios (17%) con CRISPR. Los otros países que publicaron estudios sobre CRISPR incluyen Arabia Saudita (5 artículos), Turquía (5), Corea del Sur (5), Filipinas (5), India (5), Japón (4) e Israel (2).

Número de artículos que estudian el uso de sistemas CRISPR en la edición del genoma vegetal con aplicaciones agrícolas según el país del equipo de investigación (2014-2017).

Según los autores, estos datos son consistentes con los contextos económicos, regulatorios y de investigación globalizados y pueden explicarse en parte por el marco regulatorio incierto en Europa que puede estar retrasando el trabajo hacia la aplicación comercial.

Compartir
Artículos relacionados
Desarrollan arroz transgénico que “florece cuando uno quiere”, permitiendo controlar la cosecha
Cultivos
“Tunear” la fotosíntesis: Modelo predictivo ayuda a producir cultivos de mayor rendimiento
La tecnología CRISPR es usada eficazmente para editar genes específicos de plantas

Comments are closed.