Chilebio Noticias

Desarrolladores de cultivos biofortificados ganan Premio Mundial de la Alimentación 2016

Desarrolladores-de-cultivos-biofortificados-ganan-Premio-Mundial-de-la-Alimentacion-2016

María Andrade, Robert Mwanga, Jan Low y Howarth Bouis fueron anunciados ayer martes 28 de junio como los galardonados con el Premio Mundial de la Alimentación de 2016 durante una ceremonia en el Departamento de Estado de EE.UU. El administrador de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), Gayle Smith, dio el discurso principal y aplaudió la selección.

«Estos cuatro extraordinarios galardonados con el Premio Mundial de la Alimentación han demostrado que la ciencia importa, y que cuando se combina con la dedicación, puede cambiar la vida de las personas», dijo el administrador de Gayle Smith. «USAID y nuestros socios de Feed The Future están orgullosos de unirse con organizaciones de investigación de renombre para apoyar los avances importante en seguridad alimentaria mundial y la nutrición.»

El Premio Mundial de la Alimentación es el más destacado premio global para individuos cuyos revolucionarios logros alivien el hambre y promuevan la seguridad alimentaria mundial. El premio de $ 250.000 de este año se dividirá en partes iguales entre los cuatro receptores. El premio recompensa su trabajo en la lucha contra el hambre en el mundo y la malnutrición mediante la biofortificación, el proceso de mejoramiento del contenido de vitaminas y micronutrientes importantes en los cultivos básicos.

Tres de los galardonados del año 2016, la Dra. Maria Andrade, el Dr. Robert Mwanga y el Dr. Jan Low, del Centro Internacional de la Papa (CIP), que han tenido al camote en su mandato de investigación desde 1988, están siendo honrados por su trabajo de desarrollar el ejemplo más exitoso de biofortificación: el camote de pulpa anaranjada (OFSP, según siglas en inglés). La Dra. Andrade y el Dr. Mwanga, científicos de plantas en Mozambique y Uganda, obtuvieron el camote OFSP enriquecido con vitamina A usando material genético del CIP y de otras fuentes, mientras que el Dr. Low estructuró los estudios de nutrición y programas que convencieron a casi dos millones de hogares en 10 países africanos separados de plantar, comprar y consumir este alimento nutricionalmente enriquecido.

El Dr. Howarth Bouis, fundador de HarvestPlus en el Instituto Internacional de Investigación de Políticas Alimentarias (IFPRI), durante un período de 25 años fue pionero en la aplicación de un enfoque multi-institucional para la biofortificatoin como una estrategia global de fitomejoramiento. Como resultado de su liderazgo, cultivos como los porotos (fríjoles), arroz, trigo y el mijo biofortificado en hierro y zinc, junto con la con la yuca, maíz y camote enriquecidos en vitamina A están siendo ensayados o repartidos en más de 40 países.

Gracias a los esfuerzos combinados de estos cuatro galardonados, más de 10 millones de personas son ahora impactados positivamente por los cultivos biofortificadas, con un potencial de varios cientos de millones más en las próximas décadas.

Al dar a conocer los nombres de los laureados de 2016, el embajador Kenneth M. Quinn, Presidente del World Food Prize, señaló que «son verdaderamente dignos de ser galardonados con el premio que el Dr. Norman E. Borlaug creó para ser visto como el Premio Nobel e la Alimentación y la Agricultura».

El 2016 marca el 30 aniversario de la creación del Premio Mundial de la Alimentación por el ya fallecido Premio Nobel de la Paz, Dr. Norman E. Borlaug.

«El impacto de la labor de los cuatro ganadores se hará sentir en todo el mundo, pero particularmente en el África subsahariana», añadió Quinn. «Es particularmente conmovedor que entre nuestros galardonados de 2016 esten dos científicos africanos que están trabajando en soluciones para enfrentar la desnutrición en África, para África.»

Los Drs. Andrade, Mwanga, Low y Bouis recibirán el Premio Mundial de la Alimentación en una ceremonia que tendrá lugar en el magnífico edificio del capitolio del estado de Iowa en Des Moines, Iowa, en la tarde del 13 de octubre de 2016. El evento es la pieza central de un simposio internacional de 3 días titulado el “Dialogo Borlaug”, que regularmente atrae más de 1.200 personas de 60 países para discutir temas de vanguardia en la seguridad alimentaria mundial.

Compartir
Artículos relacionados
Diseñando un maíz más productivo frente a los futuros desafíos climáticos
Edición genética para lograr los objetivos de sustentabilidad ambiental
Organismo alemán de asesoramiento científico pide nueva legislación europea en edición genética

Comments are closed.