Chilebio Noticias

Agencia de Protección Ambiental de EEUU: No es probable que el glifosato sea cancerígeno

glifosato

Como parte de su revisión de registro continuo del herbicida glifosato, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) ha publicado su clasificación oficial del glifosato como “no probable de que sea carcinógeno para los humanos.” Esta determinación es la conclusión publicada por el Comité de Evaluación del Cáncer de la EPA (CARC), y se basa en el peso abrumador de la evidencia sobre el glifosato. El informe de CARC está disponible para el público en la sección de glifosato de la EPA.

El EPA es el tercer regulador en publicar su conclusión de que el glifosato no es un carcinógeno, como parte de una revisión de registro desde que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) anunció una clasificación inconsistente en marzo de 2015. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (AESA) determinó en noviembre de 2015 que “es poco probable que [el glifosato] suponga un riesgo carcinogénico para los humanos“. También en 2015, la Agencia Canadiense de Reglamentación de Gestión de las Plagas (PMRA) llegó a la conclusión de que “es poco probable que [el glifosato] suponga un riesgo de cáncer humano”. Estas conclusiones de la EPA y las autoridades reguladoras europeas y canadienses se basan en principios científicos estándar y el peso abrumador de la evidencia.

Ninguna autoridad reguladora de plaguicidas en el mundo considera que el glifosato es un carcinógeno, y esta conclusión de la EPA de EE.UU. refuerza una vez más este importante hecho” dijo Hugh Grant, presidente y CEO de Monsanto. “El glifosato tiene una historia de 40 años de uso seguro y eficaz. Por desgracia, la clasificación inconsistente del año pasado de la IARC genera preocupación injustificada y confusión acerca de esta importante herramienta agrícola. Esta evaluación rigurosa de los datos de la EPA se basa en las conclusiones de sonido tanto de las autoridades reguladoras europeas y canadienses y una vez más deja claro que el glifosato no causa cáncer”.

Las conclusiones sólidas de la EPA y otras autoridades reguladoras proporcionan un contexto importante para el enfoque no estándar y clasificación inconsistente de la IARC, que clasificó al glifosato como un “probable carcinógeno” en marzo de 2015. La EPA, y las evaluaciones de Canadá y Europa, todas identifican defectos en la evaluación de la IARC. La conclusión de la EPA señala específicamente que su evaluación “incluye todos los estudios epidemiológicos (y animales) revisados ​​por la IARC, así como un subconjunto de estudios en animales reportados en un artículo de revisión de Greim et al. (2015), que no fueron revisados ​​por la IARC“. Los resultados de todos los estudios adicionales no cambiaría la conclusión de que el glifosato no es cancerígeno. Entre otros defectos de la evaluación de la IARC, la EPA concluyó: “la inclusión de los resultados positivos de estudios con limitaciones conocidas, la falta de resultados positivos reproducibles y la omisión de los resultados negativos en los estudios fiables puede haber tenido una incidencia significativa en la conclusión de la IARC en el potencial genotóxico del glifosato“.

Compartir
Artículos relacionados
Cómo la soya genéticamente modificada ayudó a modernizar una economía
Cultivos
“Tunear” la fotosíntesis: Modelo predictivo ayuda a producir cultivos de mayor rendimiento
Desarrollan plantas de pepino resistente a virus mediante edición génica

Comments are closed.