Sin categoría

Estudio: Los cultivos transgénicos no están reduciendo la población de mariposas monarca

los-cultivos-transgenicos-no-estan-reduciendo-la-poblacion-de-mariposas-monarca

Frente a la idea dominante de que la disminución de la población de mariposas monarca se debe a una falta del algodoncillo como causa del uso de herbicidas y de los cultivos genéticamente modificados tolerantes a herbicidas, un nuevo estudio de la Universidad Cornell encuentra otros culpables: las dispersas fuentes otoñales de néctar, el clima y la fragmentación del hábitat.

“Gracias a [22] años de datos recogidos por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) y la ciencia ciudadana en toda América del Norte, hemos reconstruido el ciclo de vida de la monarca para hacer inferencias acerca de lo que está impactando a las mariposas”, dijo Anurag Agrawal, profesor de ecología y biología evolutiva en Cornell y autor principal del nuevo estudio, publicado el 4 de abril en la revista Oikos.

Los científicos no encontraron evidencias que apoyen la “hipótesis de la limitación de algodoncillo” durante la temporada de reproducción de verano de la monarca en el medio oeste y el noreste de Estados Unidos. Más bien, a través de análisis estadísticos, el grupo encontró problemas en la transición desde los EE.UU. y el sur de Canadá hacia los terrenos de hibernación en México. El algodoncillo es sólo una fuente de alimento para las orugas en verano, mientras que las mariposas salen a su épica migración hacia el sur en otoño. El estudio revela que la “falta de algodoncillo, la única planta huésped para las orugas de la mariposa monarca, es poco probable que sea la causante de la disminución de la población de la monarca, mientras el problema parece ocurrir después de partir su vuelo en otoño”, dijo Agrawal.

En cualquier año, cuatro generaciones de mariposas monarca atraviesan gran parte de América del Norte a través de un trayecto de 2,000 millas, partiendo a principios de primavera cuando salen de las áreas de hibernación en México. En la primera generación, millones de mariposas vuelan a través de Texas y Oklahoma, con las generaciones posteriores moviéndose hacia el medio oeste y el noreste, hasta el inicio del otoño, cuando entonces la cuarta generación vuelve a la gran altitud de los bosques montañosos de abetos oyamel en el centro de México.

A pesar de la aparente buena noticia de la recuperación de la población anual tras el regreso desde el sur cada año, los científicos tenían claro que la población de la monarca ha estado disminuyendo. Sí, dijo Agrawal: “El descenso constante en los sitios de hibernación en México es motivo de preocupación. No obstante, la población es seis veces mayor de lo que era hace dos años, cuando estaba en su punto más bajo”. Agrawal afirma que el aumento de la población se debe al mejoramiento del clima y a la recuperación de la grave sequía en Texas.

Agrawal dijo que una disminución persistente causada por la falta de fuentes de néctar o de otras amenazas como la pérdida de hábitat y el uso de insecticidas puede conspirar con grandes fluctuaciones anuales de la población (sobre todo debido al mal tiempo) y, finalmente, puede empujar a las monarcas a números de población peligrosamente bajos.

“Dado el intenso interés en la conservación de la mariposa, la culpa puesta en el uso de herbicidas y el diálogo nacional sobre potencialmente catalogar a las monarcas bajo el Acta de Especies en Peligro de extinción, tenemos que regirnos por la ciencia”, dijo Agrawal.

Compartir

Comments are closed.