Chilebio Noticias

Modifican hongo con nueva técnica biotecnológica para ser resistente a la oxidación

modifican-hongo-con-nueva-tecnica-biotecnologica

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) no someterá a regulación un hongo modificado genéticamente con la herramienta de edición de genes conocida como CRISPR/Cas9.

La decisión largamente esperada significa que el hongo puede ser cultivado y vendido sin pasar por el proceso de regulación de la agencia, por lo que es el primer organismo editado con CRISPR en recibir luz verde por parte del gobierno de Estados Unidos.

«La comunidad de investigación va a estar muy feliz con la noticia», dice Caixia Gao, una bióloga de plantas del Instituto de Genética y Biología del Desarrollo perteneciente a la Academia China de Ciencias en Beijing, quien no estuvo involucrada en el desarrollo del hongo. «Estoy segura de que veremos más cultivos editados genéticamente que quedarán fuera de la autoridad reguladora.»

Yinong Yang, un patólogo de plantas en la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State) en University Park, modificó el champiñón blanco común (Agaricus bisporus) para resistir el pardeamiento. El efecto se consigue enfocándose en la familia de genes que codifica la polifenol oxidasa (PPO), una enzima que causa el pardeamiento. Mediante la supresión de sólo un puñado de pares de bases en el genoma de la seta, Yang silenció uno de los seis genes de la PPO, reduciendo la actividad de la enzima en un 30%.

El hongo es uno de unos 30 organismos genéticamente modificados (OGM) que han esquivado el sistema de regulación del USDA en los últimos cinco años. En cada caso, el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal (APHIS) de la agencia, ha dicho que los organismos (en su mayoría plantas) no califican como algo que el organismo debe regular – sin embargo, una vez que un cultivo pasa la revisión del USDA, todavía puede someterse a una revisión voluntaria por la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA).

Varias de las plantas que evitaron la revisión del USDA se modificaron mediante técnicas de edición de genes tales como los sistemas “nucleasas efectoras tipo activador de transcripción” (TALEN) y las “nucleasas con dedos de zinc” (ZFN). Pero hasta ahora, no estaba claro si el USDA daría el mismo pase a organismos manipulados con la nueva herramienta más reciente de la ciencia: CRISPR/Cas9.

Todo claro

Yang presentó por primera vez el cultivo a un pequeño grupo de reguladores del USDA en octubre de 2015, después de haber sido alentado a hacerlo por un funcionario de APHIS. «Estaban muy emocionados», dice Yang. «No había duda del interés y un sentimiento positivo» en las reuniones. Entonces siguió con una carta oficial de consulta a la agencia de ese mismo mes.

La respuesta del USDA llegó esta semana. «APHIS no considera setas de botón blanco editadas con CRISPR/Cas9 como se describe en su carta 30 de octubre de 2015  deba ser regulada», escribió la agencia en una carta el 13 de abril a Yang.

Las setas de Yang no requirieron la supervisión del USDA, ya que no contiene ADN extraño de «plagas de plantas», tales como virus o bacterias. Tales organismos eran necesarios para la modificación genética de plantas en los años 1980 y 1990, cuando el gobierno de Estados Unidos desarrolló su marco para la regulación de los OGMs. Pero las nuevas técnicas de edición de genes que no implican plagas de plantas, están sustituyendo rápidamente las viejas herramientas.

Los Estados Unidos está renovando sus normas que regulan los OGMs, que en conjunto se conocen como el Marco Coordinado para la Reglamentación de la Biotecnología. Para tal fin, la Academia Nacional de Ciencias, Ingeniería y Medicina de los Estados Unidos, han convocado un comité que se encargará de la predicción de lo que se avanzará en productos biotecnológicos en los próximos 5-10 años. Llevarán a cabo su primera reunión el 18 de abril.

Mientras tanto, Yang está analizando sobre si se debe iniciar una empresa para comercializar su seta modificada. Las frutas y verduras que resisten el pardeamiento son valiosas porque mantienen su color por más tiempo cuando son cortadas, lo que alarga la vida útil. En los últimos 18 meses, empresas de biotecnología han comercializado manzanas y papas genéticamente modificadas que no se oxidan.

 «Tengo que hablar con mi decano sobre eso. Tendremos que ver lo que la universidad quiere hacer a continuación», dice sobre la posibilidad de llevar su seta al mercado. Sin embargo, señala que en septiembre de 2015, la Universidad Estatal de Pensilvania presentó una solicitud de patente provisional de la tecnología.

Compartir
Artículos relacionados
Vuelven a desmentir el estudio que relacionaba maíz transgénico con cáncer
Plantas genéticamente modificadas con genes de algas podrían mejorar el rendimiento agrícola
Científicos australianos trabajan en el desarrollo de cultivos tolerantes al calor

Comments are closed.