Chilebio Noticias

Genes de variedades ancestrales del trigo pueden mejorar las variedades modernas

trigo-pueden-mejorar-las-variedades-modernas

Científicos de la Universidad de Queensland (UQ) en Australia, están llevando a cabo investigaciones pioneras en trigos antiguos para asegurar el futuro del cultivo.

El Dr. Lee Hickey, de la Alianza de Queensland para la Agricultura e Innovación Alimentaria, dijo que los humanos domesticaron el trigo hace unos 10.000 años. “El mejoramiento moderno y el monocultivo han mejorado mucho el rendimiento y la calidad, pero la falta de variación genética ha causado que los cultivos sean más vulnerables a nuevas enfermedades y al cambio climático… La diversidad en las cepas antiguas podría ser la clave para el futuro” dijo.

El Dr. Hickey afirmó que las enfermedades y la sequía cuestan a la industria del trigo millones de dólares cada año, y el cambio climático probablemente empeore la situación.

Afortunadamente para los investigadores de hoy en día, el científico ruso Nikolai Vavilov dedicó su vida a la mejora de los cultivos de cereales. Durante los primeros años del siglo XX, Vavilov viajó por el mundo recogiendo las semillas que almacenó en un banco de semillas en Leningrado, ahora conocido como el N.I. Instituto Vavilov de Recursos Fitogenéticos.

“La colección única de semillas de Vavilov representa una imagen instantánea de trigos antiguos cultivados en todo el mundo antes del mejoramiento moderno”, dijo el Dr. Hickey.

Siguiendo los pasos del científico ruso, el estudiante de doctorado de la UQ, Adnan Riaz, ha realizado un primer análisis de todo el genoma global de las semillas de Vavilov. “Un total de 295 diversos trigos fueron examinados usando 34.000 marcadores de ADN”, dijo el Sr. Riaz.

“El análisis genómico reveló una enorme diversidad de genes que están ausentes en las variedades de trigo australiano moderno… Los genes antiguos podrían ofrecer valiosas fuentes de resistencia a enfermedades o la tolerancia a la sequía.”

El Laboratorio de Hickey ofrece a la comunidad científica el libre acceso a este recurso, incluyendo las semillas puras de los antiguos trigos, junto con la información del marcador de ADN. “Esperamos que esto capacite a científicos y fitomejoradores de trigo para volver a descubrir la diversidad genética en estado latente en nuestros bancos de semillas”, dijo el Dr. Hickey.

La investigación del laboratorio Hickey, “En la bóveda de los trigos de Vavilov: antigua diversidad para nuevos alelos”, se publicó en la revista Genetic Resources and Crop Evolution.

Investigación: http://www.springer.com/life+sciences/plant+sciences/journal/10722?token=prtst0416p

Compartir
Artículos relacionados
La Comisión Europea totaliza 77 transgénicos autorizados para consumo humano y animal
Ministros de agricultura de Europa respaldan cultivos ecológicos, pero apoyan edición genética para producción sostenible
eucalipto transgénico
Científicos del sector forestal piden eliminar prohibición de árboles genéticamente modificados

Comments are closed.