Chilebio Noticias

Científicos mexicanos y brasileños desarrollan poroto transgénico con 150 veces más ácido fólico

poroto-transgenico

La deficiencia de ácido fólico (folato o vitamina B9) provoca varios problemas de salud a nivel mundial, especialmente problemas congénitos graves en bebés gestados por madres con deficiencia de ácido fólico en su dieta. Sin embargo, la biofortificación de folato de los principales cultivos básicos es una alternativa que puede ser utilizada para mejorar la ingesta de vitaminas en las poblaciones en riesgo.

Es por esto que un grupo de científicos mexicanos del Instituto Tecnológico de Monterrey, y científicos brasileños de la empresa estatal EMBRAPA, han aumentado los niveles de folato en el frijol común mediante la modificación de la rama de pteridina, compuesto requerido para su biosíntesis. Para esto se introdujo la enzima “GTP ciclohidrolasa I” de la planta Arabidopsis (AtGchI) de forma estable en tres cultivares de poroto (frijol) Pinto mediante bombardeo de partículas. La sobreexpresión específica de AtGCHI en la semilla causó aumentos significativos de hasta 150 veces en pteridinas biosintéticas en las líneas de poroto transformadas.

La pteridina aumentó los niveles de folato mejorado en las semillas desecadas hasta 3 veces (325 g en una porción de 100 g), lo que representaría el 81% de la cantidad diaria recomendada para adultos. Inesperadamente, la modificación genética también provocó un aumento general de los niveles de PABA, otro precursor de folato. Esto no se observó en anteriores estudios con ingeniería genética, y probablemente fue causado por un mecanismo de alimentación directa que queda por esclarecer. Los resultados de este trabajo muestran también que los granos de poroto acumulan cantidades considerables de pteridinas oxidadas que pueden representar productos de degradación de ácido fólico en la desecación de semillas.

El estudio revela una probable regulación distinta de la homeostasis de ácido fólico en estos granos de leguminosas en comparación a la observada en otros trabajos con ingeniería genética. Las legumbres son buenas fuentes de folatos y este trabajo demuestra que se pueden modificar para acumular mayores cantidades de ácido fólico que, cuando se consumen, puede mejorar el nivel de folato. La biofortificación del poroto común con folatos y otros micronutrientes representa una estrategia prometedora para mejorar el estado nutricional de las poblaciones de todo el mundo.

El estudio fue publicado en la revista científica Plant Biotechnology.

Estudio: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/pbi.12561/full

Compartir
Artículos relacionados
Cadenas de supermercados británicas advierten que el precio de los alimentos podría subir si se rechazan los transgénicos
Científicos españoles sitúan el origen de la agricultura en Siria, hace 10.500 años
Estudio: Berenjena transgénica Bt es segura para la biodiversidad de insectos

Comments are closed.