Chilebio Noticias

Unión Europea re-evalúa necesidad de estudios de seguridad de cultivos transgénicos

union-europea-re-evalua-necesidadUn proyecto financiado por la Unión Europea (UE) ha llevado a cabo extensas pruebas de alimentación para informar aún más el debate sobre la seguridad de los estudios obligatorios de alimentación animal con alimentos GM – como avance antes de una reevaluación de la UE en 2016.

El Proyecto de “Evaluación de Riesgos de OGMs y Comunicación de la Evidencia” (GRACE) financiado por la UE fue impulsado por la necesidad de reconsiderar el valor de las pruebas de alimentación de ratas para evaluar la inocuidad de las plantas genéticamente modificadas (GM). Otro objetivo del proyecto es abordar el controvertido y continuo debate sobre la seguridad de las plantas GM. Para lograr esto, se organizó en torno a dos líneas principales de trabajo.

GRACE mejoró la interpretación de los ensayos de alimentación de ratas de 90 días, aclarando su valor añadido y explorando enfoques alternativos para reducir o substituir los ensayos animales de consumo de plantas GM. También se realizó un ensayo adicional de alimentación de un año.

Para facilitar esto, el equipo del proyecto utilizó MON810, una variedad de maíz genéticamente modificado (resistente a insectos) que ha sido aprobado para su cultivo en todo el mundo, incluido en la UE.

Resultados de estudios sobre alimentación de 90 días y de un año

Al presentar sus resultados finales para el proyecto, el equipo informó que no encontraron ninguna muestra de que una ejecución rutinaria de estudios de alimentación de 90 días con alimento o pienso animal proporcionaría información adicional sobre la seguridad de la variedad MON810 cuando se contrasta con la comparación de la composición de la variedad GM.

Por otra parte, las pruebas de alimentación de 90 días realizadas no revelaron ninguna razón científica para una extensión del período de alimentación.

Los datos recogidos en el curso de un ensayo adicional de alimentación de un año están en conformidad con las conclusiones formuladas en los ensayos de 90 días, en esencia de que la alimentación de las ratas con maíz MON810 no dio lugar a ningún efecto adverso.

Además, los datos recogidos por GRACE mostraron que los estudios que no son objeto de alimentación podrían dar lugar a diferencias significativas generadas de forma aleatoria entre los animales alimentados con el material GM de ensayo y los animales alimentados con una dieta controlada. Tales resultados no son informativos para la evaluación de riesgos.

Como tal, los datos de GRACE apoyan el razonamiento científico de que los ensayos de alimentación con alimentos/piensos pueden proporcionar un valor científico añadido para la evaluación de riesgos de los cultivos transgénicos, pero sólo en caso de que un fuerte motivo aparezca tras los análisis moleculares, de composición, fenotípicos y/o agronómicos iniciales.

Por lo tanto, los ensayos de alimentación se deben considerar siempre que el diseño del estudio se pueda adaptar para el problema de seguridad planteado.

Debido a estas limitaciones de los ensayos de alimentación de ratas con alimentos/piensos GM, el proyecto sostiene que una ejecución obligatoria en el curso de la evaluación de riesgos de los OGMs no puede justificarse a la luz del objetivo europeo de reemplazar y reducir los ensayos con animales.

Analizando el debate general sobre evaluación de seguridad de OGMs

En lo que respecta al segundo objetivo del proyecto para abordar el debate general sobre la seguridad de las plantas GM, los investigadores también establecieron métodos nuevos y más amplios para la recogida y evaluación sistemática de la evidencia científica existente sobre los riesgos y beneficios socioeconómicos, ambientales y de salud de las plantas GM.

Al probar estos métodos para fines de investigación y evaluación de riesgos de los OGMs, se confirmó que las conclusiones alcanzadas en las evaluaciones anteriores sobre los cultivos transgénicos resistentes a insectos siguen siendo válidos, sin efectos documentados en las poblaciones de organismos no objetivo, tales como escarabajos y mariposas o para los microorganismos del suelo, en comparación con el maíz convencional.

Ahora se espera que estos resultados finales del proyecto aporten una valiosa contribución a los debates europeos en curso con respecto a la seguridad y la viabilidad de las plantas transgénicas y otros organismos, particularmente mientras la necesidad de estudios de alimentación animal obligatorios para la evaluación de riesgos de los OGMs debe ser re-evaluada en 2016.

Fuente: http://cordis.europa.eu/news/rcn/124740_en.html

Compartir
Artículos relacionados
México avanza con las autorizaciones para consumo de distintos productos transgénicos
“No se puede seguir ignorando los beneficios de los cultivos transgénicos”
Brasil investiga y desarrolla lechuga transgénica enriquecida con ácido fólico

Comments are closed.