Chilebio Noticias

Bangladesh está cerca de aprobar una papa genéticamente modificada resistente al tizón tardío

papa-geneticamente-modificada

Científicos de Bangladesh han concluido con éxito los ensayos de campo de papa genéticamente modificada (GM) resistente al tizón tardío, una de las enfermedades más devastadoras causadas por el ataque de hongos.

Después de que la última prueba ha terminado en febrero, el Instituto de Investigación Agrícola  de Bangladesh (BARI) se aproximará a las autoridades reguladoras para conseguir la aprobación de la papa GM  resistente al tizón tardío.

Aparte de Bangladesh, la India, Indonesia y Uganda también están trabajando en desarrollar y aprobar papa GM resistente al tizón tardío.

Con una producción anual de 9 millones de toneladas, Bangladesh es el 7° país con mayor producción de papa en el mundo, y los agricultores de Bangladesh gastan 80 a 100 millones de rupias al año en la pulverización de 500 toneladas de fungicida para proteger este importante tubérculo.

El tizón tardío, responsable de la hambruna irlandesa del siglo 19 que terminó con un millón de muertes por hambre, aún afecta a más de 3 millones de hectáreas de cultivos de papa a nivel mundial y causa pérdidas económicas estimadas en $2.75 mil millones de dólares al año según el Centro Internacional de la Papa (CIP), que está ayudando a desarrollar una papa GM en Uganda.

En Bangladesh, BARI está desarrollando la papa GM resistente al tizón en cooperación con el “Proyecto de Apoyo a la Biotecnología Agrícola II” (ABSPII), un consorcio de instituciones públicas y privadas financiado por USAID, y que apoya a los científicos, reguladores, agentes de extensión, agricultores y el público en general en los países en desarrollo para tomar decisiones informadas sobre la biotecnología agrícola.

El coordinador de ABSPII G. P. Das dijo el miércoles pasado que el ensayo de la papa resistente al tizón está en una etapa avanzada que depende de las autoridades reguladoras de Bangladesh decidir cuando vana liberar la variedad.

El Director General de BARI, el Dr. Md Rafiqul Islam Mondal, dijo que después de conseguir resultados positivos sucesivos en el campo durante los últimos años, su instituto inició en la temporada actual un “ensayo regulador”, el último requisito previo para solicitar la aprobación de variedades.

“Vamos a buscar la aprobación de los reguladores después de tener la documentación necesaria y el análisis de los datos una vez que la papa se coseche en febrero-marzo”, agregó.

Cuando se libere, la patata GM resistente al tizón será el segundo cultivo GM lanzado comercialmente en Asia del Sur después de la berenjena Bt, que también fue lanzada comercialmente por Bangladesh en 2013.

Los fitomejoradores que participan en el desarrollo de la papa GM desde 2006 en BARI dijeron que el gen para resistencia al tizón fue tomado desde variedades de papa silvestre y se insertó en una variedad de papa llamada “Katahdin” en los Estados Unidos. Dijeron que se cruzó con “Diamant” y “Cardenal” – dos variedades populares de papa en Bangladesh.

Md Abu Kawochar, científico responsable del Centro de Investigación de Tubérculos (TCRC) del BARI, dijo que “desde 2006 hemos llevado a cabo exhaustivamente todos los ensayos, desde laboratorio a invernadero y pruebas de campo hasta ensayos con múltiples ubicaciones. Ahora el ensayo regulatorio está ejecutándose en seis sitios en el país y todos ellos han mostrado resultados positivos”.

La Dra. Zeba I Seraj, que enseña bioquímica y la biología molecular en la Universidad de Dhaka y se desempeña en diversos organismos reguladores de bioseguridad, dio la bienvenida al avance científico en el desarrollo de la papa resistente al tizón. Ella, sin embargo, hizo hincapié en la realización de todas las pruebas necesarias, incluyendo toxicogenicidad.

Abu Kawochar dijo que las pruebas composición de nutrientes, toxicología y de eficacia fueron completadas. “Vamos a estar en condiciones de solicitar la aprobación de la variedad, después de que el proceso regulatorio actual haya terminado.”

El Dr. Hossain dijo que los agricultores rocían fungicidas caros varias veces en una temporada de cultivo para salvar la papa del tizón tardío. El  presidente de la Asociación de Protección de Cultivos de Bangladesh (BCPA), Musfiqur Rahman, estima que el volumen anual de las aplicaciones de fungicidas en los campos de papa es de 400 a 500 toneladas. BCPA es la asociación de empresas que comercializan plaguicidas, fungicidas y otros elementos de protección de cultivos.

Los funcionarios de una empresa líder del mercado en protección de cultivos dijeron que algunos de los fungicidas más eficaces para luchar contra el tizón tardío cuestan 2,000 Tk por kilogramo. Para una sola aplicación que cubra cada acre de tierra, un agricultor tiene que aplicar un kilogramo de fungicida contra el tizón.

“Recomendamos a los agricultores aplicar fungicida para objetivo de prevención cuando el cultivo tiene 45 días de edad y una vez más para fines curativos cuando los ataques reales comienzan a los 60/65 días de edad”. Toma unos 90 días cosechar la papa.

Compartir
Artículos relacionados
Bolivia avanza en el uso de semillas transgénicas
Agricultores estadounidenses y sudamericanos se unen en apoyo a la biotecnología
Con biotecnología desarrollan tomate con mayor vida útil sin afectar sabor y aroma

Comments are closed.