Chilebio Noticias

Resultados exitosos con álamos transgénicos luego de catorce años de investigación

Genetistas de la universidad de Oregón han desarrollado álamos transgénicos que crecen más rápido y son resistentes a insectos. Un estudio a gran escala realizado con 402 de estos árboles se inició entre 1998 y 2001 y, en catorce años, el estudio ha continuado en la Universidad de Oregón para verificar que las características de los árboles fueran preservadas con la edad.

De acuerdo con Steven Strauss, profesor de biotecnología forestal de la Universidad de Oregón, “en términos de  rendimiento de la madera, la salud y la productividad de las plantaciones, estos árboles transgénicos podrían ser muy importantes. Nuestros experimentos de campo y la investigación continua han mostrado resultados que superaron nuestras expectativas; y es probable que hayamos subestimado el valor que estos árboles podrían tener en la mejora del crecimiento y de la producción”, agregó.

Gracias a la modificación genética, además, los árboles fueron capaces de producir una proteína insecticida que los ayudó a protegerse del ataque de los insectos. Este método ha demostrado ser eficaz como medida de control de plagas en otras especies de cultivos que han sido desarrollados por medio de ingeniería genética como el maíz y el algodón, lo cual resulta en un uso más sostenible de los insumos químicos.

Amy Klocko, profesor asociado de la investigación en la Universidad de Oregón, explica que “el ataque de insectos no sólo puede matar a un árbol, sino que lo puede hacer más vulnerable a otros problemas de salud. En un año lleno de ataques de insectos se puede perder toda una plantación”.

Durante el estudio los investigadores hallaron que estos álamos transgénicos también tuvieron características mejoradas en el crecimiento. En comparación con los árboles convencionales, los arboles transgénicos crecieron un promedio del 13% más grandes, después de dos temporadas de cultivo y, en el mejor de los casos llegaron a crecer hasta 23% más grandes.

Esta investigación, además, permitió evaluar y comprobar que luego de más de diez años de haber sido sembrados, los álamos transgénicos seguían conservando los genes de protección contra plagas (resistencia a insectos).

Vale la pena recordar que actualmente el único país que siembra comercialmente álamos transgénicos es China, y que hasta el momento no se siembran en Estados Unidos ni en ningún otro país.

Fuente: AgroBio

http://www.agrobio.org/fend/index.php?op=YXA9I2NIVmliR2xqWVdOcGIyND0maW09I05UQT0maT0jTnpjeA

Compartir
Artículos relacionados
Descubren nuevo caso de transferencia horizontal de genes entre plantas
Trigo
Argentina avanza en lograr exportación de trigo transgénico tolerante a sequía
Descubrimiento podría originar cultivos que “atraen” avispas para defenderse ante plagas

Comments are closed.