Chilebio Noticias

Investigadores argentinos mejoran la productividad del algodón mediante el uso de un virus

Para mejorar la metodología de selección de germoplasma resistente a la enfermedad azul del algodón, profesionales del INTA de Argentina crearon un método biotecnológico más sencillo y económico que el tradicional.

Los investigadores del INTA combaten la enfermedad viral más importante de la región del NEA que provoca enanismo y esterilidad en el cultivo del algodón con un clon de ese virus que permite estudiarlo y caracterizarlo y, de esta manera, fortalecer los programas de mejoramiento de la región. Se trata de una nueva herramienta biotecnológica que permitirá independizarse de la transmisión del virus por el insecto vector para realizar la infección de las plantas de algodón.

“Desarrollamos un virus clonado que nos permitirá, mediante lo que se denomina genética inversa, modificar proteínas del virus que consideremos importantes para caracterizarlo y profundizar los conocimientos básicos que se tienen sobre éste para lograr un mejor control y desarrollar métodos de resistencia y estrategias ante nuevas variantes”, explicó una de las directoras del proyecto, Ana Julia Distéfano.

A partir de que los investigadores del INTA Castelar y de Sáenz Peña obtuvieron la información del genoma completo del virus Cotton leafroll dwarf virus (CLRDV), lograron clonarlo y utilizarlo como una herramienta que además de “ser una metodología alternativa de infección para la búsqueda de genes de resistencia en el germoplasma del algodón, también permite realizar distintos tipos de estudios para avanzar en el conocimiento del patosistema algodón-virus-vector” ,indicó Distéfano, quien también es investigadora adjunta de CONICET.

Mediante este nuevo sistema, se inyecta el clon infectivo en las hojas del cultivo para liberar el genoma del virus y, luego de tres a cuatro semanas, generar la infección. La metodología se diferencia de la anterior debido a que no “se utilizan insectos vectores criados en el laboratorio para infectar las plantas, lo que demanda mucho tiempo, instalaciones especiales y limita la cantidad de variedades a evaluar”, dijo Distéfano.

En la Argentina, sexto productor mundial de fibra y de semillas de algodón, la enfermedad azul podría tener graves implicancias económicas pero, actualmente, está controlada en las principales provincias productoras, ya que se utilizan variedades mejoradas como el “Guazuncho” que fue creada por técnicos del Instituto. El CLRDV es una virosis transmitida por el pulgón algodonero (de la especie Aphis gossypii) que infecta a la planta y produce enanismo, esterilidad total de los órganos florales y fructíferos, enrollamiento de las hojas, textura coriácea con coloración verde oscura-azulada y amarillamiento de las nervaduras, entre otros síntomas.

A pesar de que esa nueva herramienta biotecnológica permite acelerar la selección de genes de resistencia al virus, Distéfano aseguró que “la persistencia del virus en el campo en sus reservorios naturales muestra la necesidad de desarrollar estrategias alternativas de resistencia, en principio, contra nuevas variantes emergentes virulentas. En este tema trabajamos actualmente”, concluyó.

Fuente: ArgenBio (http://www.argenbio.org)

Compartir
Artículos relacionados
Evaluarán en campo una nueva variedad de papa transgénica en los Países Bajos
Platano
El virus que amenaza con extinguir al plátano ha sido eliminado con edición genética
Desarrollan plantas de tabaco como biofactorías de productos beneficiosos para la salud

Comments are closed.