Chilebio Noticias

El arroz dorado: un cultivo transgénico en vías de comercialización

El Arroz Dorado es un arroz transgénico desarrollado para acumular en su embrión betacaroteno y otros carotenos, que son precursores de la vitamina A. Este betacaroteno “extra” es el que le otorga un característico y peculiar color dorado, y da origen a su nombre. Este arroz acumula 1.6 miligramos/kilogramo de provitamina A.

Tras más de una década, el arroz dorado o Golden Rice está próximo a cumplir los requisitos reglamentarios establecidos por Filipinas y Bangladesh. En Filipinas, el Instituto Internacional de Investigación del Arroz (IRRI) ha logrado incorporar los eventos del arroz dorado al arroz IR64 y otras variedades asiáticas, como la PSBRc82 de Filipinas y la BRRIdhan 29 de Bangladesh.

En 2010, el IRRI finalizó una temporada de ensayos de campo confinados con el IR64-GR y en 2011, el Instituto Filipino de Investigación del Arroz (PhilRice) realizó un ensayo de campo confinado con la variedad PSBRc82 que incorpora los eventos del arroz dorado. Los científicos del IRRI compartirán las variedades bangladesíes que incorporan los eventos GR para realizar ensayos de campo confinados en el Instituto Bangladesí de Investigación del Arroz (BRRI).

La documentación de los ensayos de campo y de los experimentos de cumplimiento con la normativa de seguridad relacionada con los expedientes de regulación del arroz dorado se presentará en 2013 a las autoridades filipinas y en 2015 a las de Bangladesh. Dado que el evento GR está presente en líneas autopolinizadas, se pueden conservar las variedades GR para resembrar y el costo será parecido al de las actuales variedades convencionales. Se espera lanzar el arroz dorado en Filipinas entre 2013 y 2014.

El Arroz Dorado pretende aportar vitamina A a las poblaciones que no consumen la suficiente cantidad de esta vitamina imprescindible en su dieta diaria. De este modo, el Arroz Dorado será un aporte en los países en vías de desarrollo.

La falta de vitamina A en la población infantil tiene graves consecuencias. Se estima que cada año alrededor de 500.000 niños en todo el mundo pierden la vista a causa de esta enfermedad, que se manifiesta en el Sudeste de Asia y ciertas áreas de África y Latinoamérica. En todas estas zonas, el arroz es un alimento básico.

Según datos de la UNICEF, alrededor de 124 millones de niños no consumen los niveles recomendados por la FAO de vitamina A. El aumento de esta vitamina en la dieta infantil podría prevenir entre uno y dos millones de muertes al año de niños menores de cuatro años y unas 500.000 muertes de niños que superan esta edad.

Fuente: ISAAA (www.isaaa.org)

Compartir
Artículos relacionados
Científicos desarrollan plantas que conservan agua y toleran la sequía modificando un solo gen
Secuenciación del genoma de trigo silvestre permitirá mejorar productividad del trigo moderno
Premio Nobel: “El rechazo a los transgénicos es una posición de gente que nunca ha pasado hambre”

Comments are closed.