Chilebio Noticias

Desarrollan maíz transgénico que mejora la producción de biocombustibles

Investigadores estadounidenses lograron desarrollar un maíz transgénico que expresa una versión modificada de la enzima xilanasa, pudiendo así procesar  de forma más eficientemente la biomasa del maíz sin afectar las características del cultivo.

La biomasa vegetal rica en celulosa es una materia prima abundante y de bajo costo para producir biocombustibles y químicos. Sin embargo, la introducción de genes para mejorar el procesamiento de la celulosa ha tenido un éxito limitado.

La transformación genética de plantas con genes correspondientes a enzimas degradadoras de la pared celular (como por ejemplo xilanasas) podría reducir la cantidad de enzimas que normalmente deben ser agregadas durante las etapas de pre-tratamiento de la biomasa y la hidrólisis, ambas necesarias para liberar azúcares solubles.

Sin embargo, la expresión en plantas de xilanasas puede impactar negativamente en el rendimiento de biomasa y la fertilidad de la planta.

Para superar estos inconvenientes, el grupo de investigadores, desarrolló una versión termoestable de la xilanasa (XynB) que incluye un péptido bacteriano auto-procesable denominado inteina. Las inteinas pueden interferir en la funcionalidad de la enzima a la que están ligadas, como la xilanasa en este caso particular. Una vez que la inteina se escinde, la enzima a la que estaba unida recupera su actividad.

En las plantas de maíz resultantes expresaron una versión inactiva de la xilanasa durante el crecimiento de la planta, permitiendo que las plantas de maíz biotecnológico, o transgénico, desarrollen semillas fértiles.

Cuando el rastrojo seco del maíz transgénico (conjunto de restos de tallos y hojas que quedan en el terreno tras cortar un cultivo) se procesó mediante tratamiento con calor para activar la xilanasa, y posterior agregado de enzimas comerciales e hidrólisis, el rendimiento de azúcares libres aumentó más de un 60% respecto al maíz convencional tratado solo con enzimas comerciales.

Este desarrollo permitiría mejorar la utilización del rastrojo de maíz como materia prima para la fabricación de biocombustibles.

Fuente: AgroBIO (http://www.agrobio.org/fend/index.php?op=YXA9I2NIVmliR2xqWVdOcGIyND0maW09I05UQT0maT0jTkRZeg==)

Compartir
Artículos relacionados
Científico chileno desarrolla alga genéticamente modificada para regenerar tejido humano
Kellogg’s defiende el consumo de alimentos derivados de cultivos transgénicos
Diseñando un maíz más productivo frente a los futuros desafíos climáticos

Comments are closed.