Chilebio Noticias

China y su constante aumento en la adopción de cultivos transgénicos

El año 2011, 7 millones de pequeños agricultores Chinos (a razón de media hectárea cada uno) cultivaron un total de 3,9 millones de hectáreas de algodón Bt, con una tasa de adopción récord del 71,5%. En este sentido, el Gobierno Chino ha vuelto a confirmar la importancia nacional de los cultivos transgénicos, en cuyo desarrollo se aplican rigurosas normas de seguridad.
El maíz transgénico con alto contenido de fitasa desarrollado por una empresa biotecnológica China, recibió la autorización de seguridad biológica en 2009. La fitasa se utiliza como aditivo en piensos animales para degradar el ácido fítico, la forma de almacenamiento natural del fósforo. La fitasa puede aumentar hasta en un 60% la absorción del fósforo en los animales. Con este cultivo transgénico, no será necesario comprar la fitasa y el maíz por separado. El empleo del maíz rico en fitasa también debería reducir la contaminación por fosfatos generada por los residuos animales y por la excesiva utilización de fertilizantes. La fitasa es un aditivo para piensos animales que es obligatorio por razones ambientales en Europa, el Sureste Asiático, Corea del Sur, Japón y otras partes del mundo.
Por su parte, el arroz transgénico resistente a insectos (arroz Bt) también recibió la autorización de seguridad biológica en 2009. El arroz Bt puede generar beneficios anuales de 4.000 millones de dólares gracias a un incremento de rendimiento del 8% y a una reducción del consumo de insecticidas del 80%, que equivalen a 17 kg por hectárea en el principal cultivo de alimento básico de China, el arroz, que ocupa 30 millones de hectáreas. El arroz Bt aumentará la productividad de arroz más asequible en el preciso momento en que China necesita nuevas tecnologías para mantener su autosuficiencia y aumentar la producción de alimento para superar la sequía, la salinidad, las plagas y otros factores limitadores del rendimiento, asociados con los desafíos climáticos y el descenso de los niveles freáticos.
Tanto el maíz fitasa y el arroz Bt están en la fase de ensayos de campo. La comercialización del maíz se considera prioritaria para satisfacer la creciente demanda de maíz biotecnológico de producción nacional destinado a producir piensos para animales, en repuesta al incremento de la demanda de carne. Un maíz biotecnológico nacional con mayor productividad podría servir para compensar el incremento de las importaciones de maíz. La esperada aprobación comercial del arroz dorado en Filipinas entre 2013 y 2014 será de gran importancia para China, así como para Vietnam y Bangladesh, que están evaluando este producto.
Hoy en día China tiene una serie de proyectos de desarrollo de hortalizas transgénicas como el tomate, la patata, la col, el pimiento morrón y el chile.

Fuente: ISAAA (www.isaaa.org)

Compartir
Artículos relacionados
Desarrollan nuevo sistema de inyección de alta precisión para plantas
El ambiente causa más cambios inesperados en las plantas que la modificación genética
Comparan la alergenicidad entre una mostaza transgénica en desarrollo y la mostaza convencional

Comments are closed.