Chilebio Noticias

Estados Unidos es el principal productor de cultivos transgénicos del mundo

Estados Unidos ha seguido siendo el primer productor de cultivos transgénicos en el mundo, con 69 millones de hectáreas y una tasa media de adopción de sus principales cultivos transgénicos del 90%. La superficie utilizada con cultivos transgénicos en este país representa el 43% de las 160 millones de hectáreas de cultivos transgénicos que hubo el 2011 a nivel global.
Los cultivos transgénicos disponibles en EE.UU. son maíz (resistente a insectos y/o tolerante a herbicidas), soja (tolerante a herbicidas), algodón (resistente a insectos y/o tolerante a herbicidas), canola (tolerante a herbicidas), remolacha azucarera (tolerante a herbicidas), alfalfa (tolerante a herbicidas), papaya (resistente a virus) y zuquini (resistente a virus).
Especial mención merece la reanudación de la siembra de alfalfa transgénica tolerante a herbicida: la alfalfa es el cuarto cultivo de EE.UU. por número de hectáreas (con unos 8 millones), por detrás del maíz, la soja y el trigo; la alfalfa transgénica ocupa actualmente unas 200.000 hectáreas y la fuerte demanda de los agricultores es buena señal de cara al futuro. La tasa de adopción podría situarse entre el 35% y el 50% en torno a 2015 y aumentar todavía más a partir de entonces.
Por su parte, la remolacha azucarera tolerante a herbicida es el cultivo transgénico de más rápida adopción, que se mantiene en una tasa del 95% equivalente a 475.000 hectáreas.
Por último, desde el punto de vista de la regulación, es importante señalar que Japón aprobó el consumo de una papaya resistente a virus procedente de EE.UU. como fruta/alimento fresco, a partir del 1 de diciembre de 2011.

Fuente:
ERS/USDA (http://www.ers.usda.gov/Data/BiotechCrops/)
ISAAA (www.isaaa.org)

Compartir
Artículos relacionados
Más de 610 publicaciones científicas avalan la seguridad e inocuidad de los alimentos derivados de los cultivos transgénicos
Especial sobre Edición Genética: Preguntas y Respuestas
Estudio concluye que la incapacidad de asimilar la información científica influye en el rechazo a los transgénicos

Comments are closed.