Noticias Chilebio

Desarrollar una planta transgénica cuesta en promedio 136 millones de dólares y toma más de 13 años.

Cada año millones de agricultores de todo el mundo utilizan cultivos transgénicos con el fin de obtener mayores rendimientos, mejorar la calidad del cultivo y utilizar prácticas agrícolas más sustentables, como la labranza mínima. Conseguir que estos nuevos cultivos innovadores vayan desde el laboratorio hasta los campos agrícolas requiere una gran inversión. Una investigación reciente revela cuánto cuesta realmente en dinero y en tiempo desarrollar un nuevo cultivo transgénico.

Desde el descubrimiento en el laboratorio de un nuevo gen y su función, pasando por las pruebas de campo a la que se debe someter la planta a la que se le ha introducido ese gen, y posteriormente el cumplimiento de los rigurosos requisitos normativos que garanticen la seguridad ambiental y la salud humana, el proceso total de investigación y desarrollo biotecnológico resulta en altas inversiones de dinero y tiempo.

• El costo de descubrimiento, desarrollo y autorización de una nueva planta transgénica, introducida entre 2008 y 2012 es de US$ 136 millones.

• El tiempo promedio transcurrido desde el inicio de un proyecto de desarrollo de una nueva planta transgénica hasta el lanzamiento comercial de ésta es de 13.1 años.

• El tiempo asociado al registro y los asuntos regulatorios de una nueva planta transgénica ha aumentado de una media de 3,7 años antes de 2002, a 5,5 años en la actualidad.

• Los asuntos regulatorios y de registro, como el análisis de la información científica requerida para su regulación, da cuenta de la fase más larga en el desarrollo del producto, representando un 36,7% del tiempo total invertido.

• La tendencia en el número de genes candidatos analizados para mejorar los cultivos, o de construcciones o eventos genéticos evaluados para desarrollar una nueva planta transgénica, va en aumento constante todos los años.

Para determinar el costo y la duración de este proceso, la asociación Phillips McDougall realizó un estudio de investigación titulado “Costo y tiempo requerido en la invención, desarrollo y autorización de una nueva planta biotecnológica” en el que se analiza la inversión económica y de tiempo necesarias para sacar al mercado una variedad transgénica. El informe de 24 páginas publicado el pasado mes de septiembre, se centra en las variedades transgénicas consideradas cultivos de productos básicos que han recibido la aprobación de cultivo en al menos dos países y cuya importación está permitida en al menos cinco países.

Puedes acceder al informe completo en el siguiente enlace.

Compartir
Artículos relacionados
El caso de la muerte de vacas alimentadas con maíz Bt en Alemania
Activistas destruyen campo de maíz transgénico en Italia
Descubren gen que permite incrementar el contenido de proteína en soja.

Comments are closed.