Noticias Chilebio

Perú trabaja desde hace tres años para obtener una papaya transgénica.

El especialista en biotecnología y asesor del Ministerio de Agricultura Peruano para el tema de los transgénicos, Marcel Gutiérrez Correa, reveló que el Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) trabaja en la obtención de una papaya transgénica “que podría estar sembrándose comercialmente en unos cinco años”.

En medio de una entrevista en el programa Diálogo Ambiental de INFOREGIÓN sobres los pro y los contra de la moratoria para el ingreso de transgénicos al Perú, el investigador narró que los trabajos se iniciaron unos tres años atrás en los laboratorios del INIA en vista que era muy difícil combatir la denominada “enfermedad de la mancha anillada” que afecta a la papaya.

Marcel Gutiérrez formó parte del equipo de científicos que sustentó la observación hecha por el Ejecutivo a la moratoria de diez años para el ingreso de transgénicos al Perú.

“No se podía conseguir una papaya resistente al virus que desencadenaba esta enfermedad. Entonces la única alternativa era hacer papaya transgénica y ya empezó a desarrollarlo el INIA. A un ritmo lento, obviamente, porque no hay muchos recursos, pero ya se empezó”, manifestó Gutiérrez Correa.

Más adelante, el investigador dio cuenta de algunos de los resultados obtenidos hasta el momento. “Ya se ha identificado que en el Perú hay dos cepas de virus, una de las cuales es la más activa. En la siguiente etapa se hará una transformación en cultivos de células de papaya para obtener las células resistentes”, explicó.

“Si no tenemos moratoria, y si el Gobierno y los agricultores papayeros apoyan esto, la papaya transgénica podría estar lista en unos cinco años más o menos. ¿Por qué tanto tiempo? Porque hay que pasar por las normas de regulación”, afirmó Gutiérrez Correa, especialista conocido por formar parte del equipo de científicos que sustentó la observación hecha por el Ejecutivo a la moratoria de diez años para el ingreso de transgénicos al Perú.

Cabe indicar que las normas de regulación implican que cada organismo transgénico que se desarrolla pase por una serie de pruebas de tipo nutricional, de toxicidad, de alergenicidad, y las pruebas de campo a pequeña escala. “Sólo entonces se puede proceder a la siembra comercial”, indicó.

Gutiérrez Correa es actualmente director del Laboratorio de Micología y Biotecnología de la Universidad Agraria La Molina (UNALM) y tiene un doctorado en biotecnología por la Universidad de Gifu de Japón.

Sustentado en esta experiencia, afirma que la “enfermedad de la mancha anillada” es una amenaza que, en particular, las personas de la selva la conocen muy bien.

“El 60% de la producción de papaya se pierde por esta enfermedad. El virus daña las hojas, produce un amarillamiento, un enrollamiento y luego aparecen manchas circulares. Los pocos frutos que cuajan salen manchados y con poco contenido de pulpa. Por supuesto, el mercado no los acepta”, explica.

Fuente: Info Región

Compartir
Artículos relacionados
Bolivia permitirá por ley el uso y comercialización de cultivos transgénicos.
Parlamento europeo defiende la libertad de elección y la coexistencia de los cultivos transgénicos.
Los cultivos transgénicos han aumentado el beneficio de los agricultores españoles en 122 euros/ha.

Comments are closed.